Sobre el consumo de sal

75% de la sal ingerida es “invisible”; forma parte del contenido de galletitas, pan o alimentos preparados.

65 años o más tienen los principales consumidores de sal. Paradójicamente, son las personas más expuestas a la hipertensión arterial.

17% bajaron las ventas de sal en el mundo (entre 2000 y 2005) debido a su mala fama.

Guía nutricional: Tránsito lento

Cómo regularizar los desórdenes digestivos que, aunque esté bien de peso, le hacen tener “pancita”.

Hinchazón y pesadez son los síntomas principales de la constipación. Éstos pueden repercutir, en mayor o menor medida, en la persona, a nivel emocional, acarreando malhumor, irritabilidad, angustia.
Este problema, que se caracteriza por un retardo del paso de la materia fecal por el colon, se conoce como “tránsito lento” y consiste en la eliminación de heces mediante deposiciones escasas, difíciles de expulsar o demasiado infrecuentes.

Muchas personas creen que están constipadas cuando no tienen una evacuación diaria del intestino pero, en realidad, su funcionamiento intestinal puede ser totalmente regular. No hay una frecuencia de evacuación “ideal”, ésta depende del organismo de cada persona. La frecuencia “normal” puede variar desde 3 veces por día hasta tres veces por semana. A lo que debemos enfocarnos es a la “calidad” de la evacuación, a si ésta es dolorosa, dificultosa y si se acompaña de sensación de evacuación incompleta.

Cuáles son las causas

Si bien generalmente el origen de estos síntomas es “funcional”, puede ser indicativo de alguna alteración de tipo “orgánica” por lo que resulta fundamental la consulta al gastroenterólogo para identificar la causa en cada caso particular y adecuar el tratamiento.

Habiendo descartado una causa orgánica, el tránsito lento puede ser debido a una conjunción de factores relacionados con el estilo de vida y la alimentación.

  • El trajín de las actividades diarias, con largas jornadas laborales (a veces con solo media hora para el almuerzo) y una larga lista de actividades programadas para cada día lleva a no dedicar el tiempo necesario a la alimentación ni a la evacuación. Muchas veces ni registramos lo que comimos ese día, ni cuánto y tampoco si evacuamos el intestino. Esta pérdida de registro o postergación de nuestras necesidades biológicas, provoca, en mayor o menor medida una alteración en el tránsito intestinal.
  • El tipo de alimentación juega un papel central en este problema y por lo tanto es un punto clave de abordaje para su resolución. Incorporar hábitos saludables que favorezcan la regularización del tránsito intestinal es el primer paso hacia nuestro bienestar interior.
  • Otros factores que pueden influir son:

–         La falta de actividad física regular.

–         El sobrepeso

–         La ingesta crónica de laxantes y de ciertos medicamentos.

6 consejos anti-tránsito lento

Dada la multicausalidad de esta condición, el abordaje para su manejo abarca diversos aspectos del estilo de vida y la alimentación enfocados a:

– Reeducar el hábito evacuatorio: buscar un ambiente y momento adecuados. Usualmente se recomienda dedicar unos minutos luego del desayuno o la primera comida del día, que es cuando se estimula con mayor intensidad el reflejo gastrocólico.

Aumentar la ingesta de líquidos: Se recomienda por lo menos 2 litros diarios para lograr la hidratación adecuada del bolo, facilitando su paso a través el intestino. Elegir preferentemente líquidos fríos ya que esta temperatura resulta un estímulo del tránsito intestinal.

Aumentar  la ingesta de fibras (ver “la dieta rica en fibras”).

Realizar actividad física periódica: El ejercicio regular ayuda a estimular la actividad intestinal.

Evitar el uso de laxantes (sin indicación médica) pues producen “acostumbramiento”. El intestino se habitúa a que un estímulo externo, el laxante, es el que moviliza la materia fecal. Cuando se discontinua el uso de estas sustancias, el colon no realiza su función adecuadamente y empeora la constipación.

Estar atento al uso diario de ciertos medicamentos que pueden provocar constipación. Consulte con su médico al respecto.

 

 

Cómo realizar una dieta rica en fibras

 

¿Que son las fibras?

Son componentes de ciertos alimentos que no pueden ser digeridos por nuestro organismo por lo que pasan casi sin alterarse a lo largo del intestino y estimulan su tránsito al aumentar el volumen del  bolo.

¿Dónde las encontramos?

Los alimentos que contiene fibra naturalmente son los vegetales y las frutas, las legumbres y los cereales integrales (que conservan su cáscara o salvado).

Actualmente existen en el mercado diversos productos,  principalmente lácteos, que  han adicionado fibra a su composición.

¿Cuánto debemos consumir por día?

Diversos organismos relacionados con la salud coinciden en recomendar una ingesta de fibra diaria de 25 a 35 gramos.

¿Cómo lo cubrimos?

Incluyendo en nuestra alimentación diaria variedad de vegetales y frutas, reemplazando los cereales refinados (pan blanco, galletitas, arroz, fideos, etc.) por sus versiones integrales e incorporando las legumbres a nuestras comidas, al menos con frecuencia semanal.
Los productos adicionados con fibra pueden resultar un buen complemento.

¿Qué son los productos adicionados con fibra?

En el mercado existen diversos productos, especialmente del rubro lácteo, a los que se han adicionado un tipo de fibras que, al llegar al colon, sirven de alimento a la flora de bacterias benéficas que habita allí, colaborando así en la regulación del funcionamiento intestinal, entre otros efectos positivos.
Por esta característica de servir de alimento a la flora benéfica de nuestro intestino se denominan “prebióticos”.

Estas sustancias están presentes naturalmente en vegetales y frutas como achicoria, cebolla, ajo, puerro, espárragos, banana y choclo, también en cereales como avena y trigo. La industria alimenticia pudo aislar este tipo de fibras e incorporarlas a diversos productos ya que además, poseen la propiedad de mejorar las características organolépticas del producto, otorgando cuerpo, textura y palatabilidad.

 

¿Y los lácteos que contienen bacterias benéficas?

Este tipo de productos se caracteriza por la incorporación de “probióticos”, que son  colonias específicas de bacterias vivas capaces de sobrevivir a través del tracto digestivo y llegar al intestino grueso, colonizarlo y competir con las bacterias nocivas para el organismo.

A través de la ingesta de estos productos se busca aumentar el número y actividad de las bacterias benéficas en el intestino grueso y así potenciar sus efectos, entre los que se destacan el papel inhibitorio del crecimiento de bacterias patógenas, la estimulación de funciones inmunitarias a ese nivel, su contribución a la digestión y/o absorción de algunos nutrientes así como la síntesis de ciertas vitaminas.

Los productos adicionados con probióticos son especialmente útiles en situaciones donde el balance de la flora intestinal puede verse alterado por ejemplo en diarreas importantes, tratamientos con antibióticos, enfermedades intestinales, ancianos.

Las personas que se alimentan en forma equilibrada, que se encuentran en buen estado de salud y los niños, pueden consumir estos productos, teniendo en cuenta que no es imprescindible su ingesta para mantener una flora intestinal estable.

¿Qué tienen los yogures que “regulan el tránsito lento”?

El yogur de por sí, contiene bacterias que resultan beneficiosas para nuestro intestino. A estos nuevos productos destinados a “regularizar el tránsito intestinal” se le han adicionado fibras “prebióticas” y cultivos de bacterias “probióticas”, potenciando así sus efectos a nivel del colon.

Su ingesta puede resultar un buen complemento pero NO reemplaza los efectos de la adecuada ingesta de fibras a través de fuentes naturales, ni los cambios de hábito necesarios para reeducar el ritmo evacuatorio.

¿Hay que tener alguna precaución con este tipo de alimentación?

La incorporación de fibras a la dieta debe ser en forma paulatina para que el intestino se vaya adaptando progresivamente a este nuevo estímulo, evitando así posibles efectos negativos como distensión abdominal y gases.

Las personas que padecen alteraciones gástricas como acidez o reflujo gastroesofágico  deben ser más cautas con la incorporación de fibras ya que pueden exacerbar esta sintomatología. Es prioritaria la consulta al nutricionista para que seleccione las fuentes de fibras más convenientes a incorporar y adapte su progresión.

Asesoramiento: Lic. En Nutrición María Florencia Spirito

Vegetales y frutas:

¿Cuánto consumir por día?

  • El incluir diariamente vegetales y frutas de diferentes colores a nuestra alimentación es un hábito clave para aumentar el aporte de fibras pues son su principal fuente natural.
  • El tipo de fibra que ayuda a acelerar el tránsito intestinal, aumenta el volumen y el peso de la materia fecal y arrastra las sustancias tóxicas que pueden estar “estancadas” en nuestro intestino se encuentra principalmente en las cáscaras, hojas y nervaduras de los vegetales y las frutas, por lo que, siempre que sean bien tolerados, se recomienda consumir mayormente vegetales de hoja, así como vegetales y frutas crudas y con su cáscara.
  • ¿Cuánto consumir por día?
  • Vegetales: 1bol de vegetales crudos y 1 plato de vegetales cocidos repartidos en las comidas principales (almuerzo y cena). En ensaladas, rellenos, budines, tortillas, panachés, sopas, etc.
  • Frutas: 2 a 3 unidades medianas por día, preferentemente frescas y con cáscara o en ensaladas de frutas.

REFINADOS VS INTEGRAL

Aporte comparativo de fibra en panes, galletitas y cereales

Refinado
(blanco)

Integral
(con salvado)

Galletitas

5-6 unidades
(30g)

0.8

2

Pan de molde

2 rebanadas (50 g)

1.3

3.5

Arroz

1 pocillo en crudo (70 g)

1.5

4.6

Fideos

1 taza chica en crudo
(80 g)

2.7

6

Harina

1 taza chica

(100 g)

3

7.6

Nota: el contenido de fibra representa un promedio entre diferentes marcas en mercado.

“El cuerpo y la mente son uno, y lo que llevamos a nuestra boca alimenta a ambos”

Entrevista: Doctora Georgina Alberro. Médica especialista en Nutrición.

Doctora Alberro, ¿cuál es la relación entre la alimentación y el estado de ánimo?

Siempre hay un vínculo entre las emociones y la alimentación. Cada persona tiene una manera de vincularse con la comida, algunos comen cuan­do están tristes o muy contentos, o bien pierden el apetito ante ciertas emociones. Hay personas que sienten un vacío y quieren llenarlo con co­mida cuando lo que están necesitando es afec­to. A su vez, el alimento es la fuente de energía para el cuerpo. Si uno no tiene esta energía o la posee de manera defectuosa eso repercute inde­fectiblemente en el organismo y en el estado de ánimo. El cuerpo y la mente son uno, y lo que llevamos a nuestra boca alimenta a ambos.

¿Cómo afectan los hábitos alimentarios la calidad de esa energía?

Uno tiene que comer de manera adecuada para que el organismo funcione correctamente. No es lo mismo consumir alimentos que nos dan energía pero que a su vez nos aportan gra­sas saludables, que comer aquellos que cuesta digerir al punto que no podemos aprovechar bien su energía. Uno tiene que comer inteligen­temente, para poder aprovechar los alimentos en función de las tareas y actividades diarias.

¿Por qué se dice que las dietas para adelgazar ponen de malhumor?

Las dietas muy restrictivas, bajas en calorías, ponen muy mal, porque cuando se hace una reducción brusca de la cantidad de calorías la persona se pone nerviosa, agresiva, ansiosa. Por un lado, se debe a la carencia de nutrien­tes que estas dietas provocan, pero lo primero que desencadenan es insatisfacción, una falta de algo que se venía consumiendo y se supri­me abruptamente, ese traspaso se vive como pérdida de la posibilidad de comer lo que uno estaba acostumbrado y genera mucho malestar psicológico.

¿Además de las hipocalóricas, que otras dietas pueden afectar el estado de ánimo?

Habitualmente comemos monótono. Si, además, restringimos o eliminamos un grupo de alimentos, las carencias nutricionales serán aún más frecuentes de lo que ya son en nuestra alimentación. Y cualquier cosa que le ocurra al cuerpo repercute en el estado de ánimo. En las dietas muy carnívoras, donde el consumo de frutas y verduras es escaso o nulo, se produce un déficit de minerales y vitaminas que son antioxidantes y también cofactores de los neurotransmisores, es decir, se necesitan para li­berar los neurotransmisores cerebrales que dan bienestar. Si la dieta no tiene las vitaminas y suficientes sustancias para producir las defensas inmunológicas, la persona comienza a enfermar seguido, no puede trabajar, está desganada, preocupada, todo es un circuito.

¿Qué ocurre con las dietas vegetarianas?

A mis pacientes vegetarianos y veganos les aclaro que partimos de una dieta carente. Ellos requie­ren una combinación cuidadosa de los alimen­tos para compensar la falta de algunas fuentes alimentarias. Las carencias más frecuentes son las de vitamina B12, D, el calcio y el hierro, y también de triptofano que es esencial para que el cerebro segregue serotonina. La serotonina es un neurotransmisor con propiedades que ayudan a estabilizar el estado de ánimo, es precursora de una hormona llamada melatonina que regula el ciclo de sueño y vigilia. Si hay déficit de hierro y vitamina B12 habrá tendencia a la anemia que produce agotamiento físico y mental, resquebra­jamiento de uñas, caída de cabello, palidez, des­gano. Todo esto paradójicamente lleva a comer mal y todo el tiempo de los mismos alimentos sin lograr restablecer el déficit. Por eso es muy importante la supervisión del nutricionista.

¿Qué hay que hacer si nos da un “bajón de azúcar”?

Lo primero es tomarse la presión arterial porque muchas veces el decaimiento no se debe a una baja de glucosa en sangre sino a una hipoten­sión, muy frecuente en mujeres jóvenes y duran­te el verano. A veces son ambas cosas, hipoten­sión e hipoglucemia. Para evitar estos episodios es importante hacer varias comidas al día, no tener ayunos de varias horas.

Si se detecta baja de presión (menos de 100/70 aproximadamente), para no recurrir a las típicas papas fritas, se puede comer un tomate con sal, aporta sodio y potasio y así se logra rápidamen­te reestablecer el equilibrio. Si la presión está normal, pero me siento flojo o mareado y hace algunas horas que no como nada es probable que haya bajado la glucosa. Se puede comer una fruta, o para levantar más rápido yo aconsejo comer un hidrato de carbono com­plejo como lo es una rebanada de pan integral con un vaso de jugo de naranja (hidrato de car­bono simple). Es una combinación ideal para levantar y estabilizar rápidamente los valores en sangre sin necesidad de comer mucho ni recurrir a harinas refinadas y dulces.

Finalmente, doctora, ¿qué consejos nos daría para tener una buena alimentación?

Lo importante es tener una alimentación equili­brada que incluya todos los alimentos llamados protectores (lácteos, carnes, huevos, verduras, frutas, legumbres y aceites vegetales) y reducir los alimentos no protectores (azúcares, dulces, gaseosas y grasas animales). Lamentablemen­te, es muy lejano a lo que las personas hacen no solo porque no comemos bien, también porque aún se indican dietas muy hipocalóri­cas, ayunos o monodietas. Hay que aprender a organizarse con las comidas, saber combinar los alimentos y saber cocinarlos, no recalentar, variar, para cubrir los requerimientos nutricionales.

La nueva dieta mediterránea alarga la vida de las mujeres

Según un estudio, aumenta en un 40 por ciento las probabilidades de vivir más de 70 años.

• Las mujeres de mediana edad que siguen una dieta mediterránea, que es saludable para el cora­zón, podrían vivir una vida más sana y larga, afirma la dra. Cecilia Samieri, de la Universi­dad de Harvard, quien llevó a cabo el estudio.

• Las mujeres que comían más sano no solo vivían más, sino que también tenían menos riesgos de sufrir una enfermedad cróni­ca impor­tante, y eran más propen­sas a no presentar deterioro en el funcionamiento físico y la salud mental.

•¿Por qué esta dieta alarga la vida? Samieri explicó que los patro­nes dietéticos saluda­bles en general tenían un mayor impacto que cualquier alimento individual.

CÓMO ES LA DIETA

• Mayor ingesta de frutas, verduras, legumbres, granos integrales y pescado.

• Ingesta más baja de carnes rojas y procesadas.

• Consumo moderado de alcohol.

• Mayores cantidades de grasas monoinsaturadas, (aceite de oliva, por ejemplo), y menores de grasas saturadas (por ejemplo, carnes grasas).

Verdadero o falso: ¿Cuánto sabe de antioxidantes?

Todos hablamos de los alimentos que los contienen pero pocos sabemos realmente qué son y en cuáles se encuentran. Y por qué son tan importantes para la salud. Responda este test y descubra qué sabe de ellos.

¿Es verdadero o falso?

1. Los antioxidantes son vitaminas, minerales y pigmentos vegetales que el cuerpo absorbe a través de los alimentos.

2. Nuestro cuerpo necesita incorporar antioxidantes para defenderse de los radicales libres, responsables del envejecimiento del cuerpo.

3. Los llamados antioxidantes abundan en las carnes rojas y en las de aves.

4. Los alimentos no alcanzan a brindarnos todos los antioxidantes que precisamos para el día, es necesario tomar suplementos dietarios.

5. Los antioxidantes previenen los ataques cardíacos.

6. La falta de antioxidantes pueden afectar la fertilidad.

7. Los alimentos que contienen antioxidantes tienen efecto antienvejecimiento.

Respuestas correctas

Por cada acierto sume 1 punto.

1. Verdadero. Son algunas vitaminas, minerales, pigmentos naturales, y compuestos vegetales presentes en la dieta o en suplementos, y enzimas (sustancias que se fabrican en el organismo y que realizan trabajos metabólicos). Los antioxidantes más destacados son: la vitamina C, la vitamina E, el beta caroteno y el selenio.

2. Verdadero. Los radicales libres dañan la estructura de las células y provocan su envejecimiento, llegando a destruir y cambiar su información genética lo que permite la aparición de enfermedades cancerígenas, cardiovasculares, artrosis, etcétera. Esto ocurre cuando los radicales libres se encuentran en exceso y los antioxidantes naturales (enzimas) no pueden contrarrestar su acción, por eso hay que incoporarlos preventivamente a la dieta.

3. Falso. La mayoría de los antioxidantes se encuentran en alimentos del grupo de las verduras, legumbres, frutas y cereales integrales.

  • La vitamina C abunda en frutas y verduras, frescas y crudas como
    kiwi, mango, ananá, cítricos, melón, frutillas, pimientos, pepino, tomates, espinacas, brócoli, repollitos de Bruselas y hortalizas en general.
  • La vitamina E abunda en los aceites vegetales (soja, maíz, oliva y girasol) frutos secos, semillas (lino, sésamo, girasol, etc.), cereales enteros: trigo, avena, centeno, arroz, tapioca y panes integrales, yema de huevo y germen de trigo.
  • Los betacarotenos, precursores de la vitamina A se encuentran en vegetales como zanahoria, batata, calabaza, zapallo, ají, espinacas, radicheta, lechuga, brócoli, y frutas como durazno, melón,  mango, mamón.  La otra es absorbiéndola ya lista de organismos que se alimentan de vegetales y está presente en la leche, manteca, queso, yema de huevo e hígado.

4. Falso. Es fundamental llevar a cabo una alimentación variada y equilibrada, en la que no falten los vegetales, y frutas y no abusar de los suplementos que contengan estas sustancias. Para que los antioxidantes puedan desarrollar su tarea de forma adecuada es importante una correcta nutrición y el control de los factores de riesgo que producen radicales libres como el cigarrillo, el estrés y la  práctica exagerada de ejercicio físico (más de 3 horas en forma diaria), etcétera.

5.Verdadero. Los antioxidantes que aportan los betacarotenos, pigmentos presentes en frutas y hortalizas de color rojo, naranja y amarillo (pimiento, zapallo, durazno), o también en vegetales verdes oscuros, bloquea la oxidación del colesterol que tapona las arterias y previene los infartos cardíacos.

6. Verdadero. Los antioxidantes previenen el estrés oxidativo que se produce tanto en hombres como mujeres. Se ha comprobado que los varones que llevan una dieta pobre en antioxidantes presentan un estado de subfertilidad o fertilidad reducida.

7. Verdadero. Una dieta rica en antioxidantes debe ser variada y sana, y como consecuencia se logrará retrasar los efectos del envejecimiento tanto interno como externo. En el caso de la piel, neutralizan los efectos del fotoenvejecimiento producido por el sol, evita las manchas y mantiene la lozanía del cutis.

RESULTADOS

6 puntos o más

Información correcta

¡Merece una felicitación! Sabe muy bien qué son los antioxidantes y en qué alimentos se encuentran. Ahora podrá elaborar una dieta impecable.

De 2 a 5 puntos

Regular

Lea con más atención las notas de la revista y se instruirá sobre todos los beneficios que le puede aportar una comida rica y variada, para usted y toda su familia.

1 punto o ninguno

¡Siga investigando!

Vale la pena informarse más acerca de los antioxidantes y sus propiedades antiedad y saludables en general. En Buena Salud encontrará todas las respuestas para sus dudas a la hora de armar un buen menú.

Un suplemento para mejorar la nutrición

Una opción en nutrición médica

Con el objetivo de prevenir la desnutrición y mejorar el estado nutricional, existe en el mercado un suplemento nutricionalmente completo destinado a personas con deterioro del estado nutricional o malnutrición.

Los suplementos mejoran significativamente la ingesta de nutrientes ayudando a recuperar el peso ideal, aumentar la fuerza muscular y mejorar la actividad de la vida diaria.

Para dar solución a este problema, Nutricia presenta Fortisip Compact, un suplemento nutricionalmente completo, bebible, de muy alta densidad calórica (2,4 Kcal/ml) y de nutrientes, por lo que su valor nutricional es similar a un suplemento estándar de 200 ml, en un volumen 40% menor, de 125ml.

La exclusiva fórmula de Fortisip Compact, ofrece una mayor cantidad de nutrientes en menor volumen y provee:

  • 300 Kcal por porción de 125ml.
  • 12g de proteínas.
  • Caseína, única fuente de proteínas que brinda un alto valor energético en la dieta diaria.
  • Jarabe de glucosa y maltosa como fuentes de hidratos de carbono.
  • Una mezcla se aceites vegetales (canola y girasol) como fuente lipídica y una combinación equilibrada de ácidos grasos.
  • No contiene fibras.
  • Un agradable sabor dulce sin empalagar.

Fortisip Compact se presenta en botella plástica de 125 ml, sabor vainilla, con tapa a rosca y bombilla plástica flexible.

Consumo recomendado:

El médico o nutricionista deberá determinar la cantidad de Fortisip Compact a utilizar, según las necesidades individuales de cada paciente.

Sin embargo, el consumo sugerido de Fortisip Compact es de:

  • 1-3 tomas al día cuando se utiliza para complementar la alimentación diaria convencional.
  • 5-7 tomas al día cuando se utiliza como única fuente nutricional.

Nutricia, Nutrición Médica Avanzada, empresa multincional dedicada exclusivamente a la nutrición especializada, presenta Fortisip Compact, un suplemento nutricional para contribuir de manera sustancial a la recuperación del estado nutricional de personas con malnutrición o déficit en la alimentación. Este producto es indicado además, para pacientes oncológicos, cuyo objetivo es mejorar y prevenir cuadros de desnutrición para disponer de una mejor respuesta al tratamiento y una óptima recuperación.

Acerca de Nutricia

Nutricia, es una empresa multinacional y la primera empresa en argentina dedicada exclusivamente a la Nutrición Especializada. Sus principales áreas de negocio son las fórmulas infantiles y los alimentos clínicos nutricionales. Nutricia apunta a mejorar constantemente el valor de sus productos siguiendo un abordaje científico que incluye investigación, estudios clínicos y cooperación con los profesionales de la salud de todo el mundo. Su principal preocupación es la prevención de las enfermedades y el fomento de la salud con el fin de mejorar la calidad de vida de la comunidad.

Actualmente Nutricia está presente en más de 100 países y cuenta con una inigualable línea de productos para la nutrición enteral, suplementos orales y fórmulas especiales para pacientes con alergia alimentarias y enfermedades metabólicas.

Es líder en nutrición médica avanzada, con más de 100 años de experiencia en pesquisa y desarrollo de productos nutricionales, que complementan el protocolo de tratamiento de enfermedades, visando la mejora de resultados clínicos.

 

Trastornos alimentarios

Además de los ya conocidos anorexia y bulimia nerviosa existen ahora los trastornos de la conducta alimentaria no especificados (TCANE), como alcohorexia, vigorexia, ortorexia y diabulimia. Explicamos cada caso en particular y sus consecuencias.

Los trastornos en la alimentación son problemas emocionales serios que se caracterizan por alteraciones graves de la conducta alimentaria y su componente fundamental es la alteración de la percepción del peso corporal y la figura.

La Asociación Americanade Psiquiatría reconoce como trastornos alimenticios: la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y los TCANE dentro de los cuales la patología más estudiada es el trastorno por atracón o BED (Binge Eating Disorder). Aunque los especialistas en nutrición coinciden en que la alcohorexia, vigorexia, ortorexia y diabulimia podrían incluirse dentro de los TCANE, lo cierto es que estos desórdenes, que hace tiempo eran desconocidos o poco frecuentes, no están aceptados porla Asociación Americanade Psiquiatría y no hay teoría específica que los contemple.

Nuevos trastornos, nuevos términos

A menudo las nuevas generaciones están expuestas a diversos peligros y modas poco saludables que parecen instalarse en corto tiempo y sin discriminar en sexo y edad.

  • Alcohorexia: Es un trastorno que consiste en comer poco o no comer de día para poder tomar alcohol de noche. Si bien “alcohorexia” todavía no es un término médico oficial, ya es considerado por los especialistas como un grave problema sanitario. Las consecuencias van desde la desnutrición hasta la pérdida de proteínas y minerales e incluso la obesidad abdominal, sin contar el alto riesgo de tomar alcohol sin haber ingerido ningún tipo de alimento.
  • Vigorexia: Es un trastorno mental distinto, no es estrictamente alimentario aunque sí comparte la patología de la preocupación obsesiva por la figura y una distorsión del esquema corporal. Es una adicción a la musculación que aparece normalmente en hombres que se obsesionan por tener un cuerpo cada vez más musculoso mediante el ejercicio físico excesivo. Además suele combinarse con la ingesta de esteroides y anabolizantes, con lo cual, genera problemas de salud graves.

Ortorexia: Es la obsesión por comer alimentos sanos del tipo light, orgánicos o macrobióticos. Quienes padecen esta alteración suelen prestar especial atención a las etiquetas de los productos que consumen y hacen una suerte de composición propia de lo que creen que es saludable. Restringen todo: no toman café porque suponen que pueden provocar problemas cardíacos, se abstienen de ingerir carne de pollo porque creen que está lleno de hormonas y tampoco comen tomate porque piensan que si es perfecto está manipulado genéticamente. Depende qué elijan consumir y qué descarten, quienes padecen esta alteración pueden sufrir desnutrición, carencias alimentaria y obesidad.

Diabulimia: Se refiere a un tipo de desorden alimentario en el cual los individuos diagnosticados de diabetes tipo 1 utilizan la condición de la disciplina alimentaria y, sobre todo, del control de la insulina que exige la diabetes para perder peso. Se aplican menos dosis de insulina que la necesaria y así la pérdida de peso resulta intencionada. Sin insulina, aumentan los niveles de glucosa en sangre. A la larga, el exceso de azúcares daña los vasos sanguíneos que irrigan los nervios provocando neuropatías, si el daño se produce en los vasos sanguíneos de la retina se puede sufrir retinopatía diabética, que afecta a la visión.

Factores de riesgo individuales

  • Las causas que pueden llevar a una persona a tener trastornos en la alimentación son tan múltiples y variadas como enfermos las sufren, no obstante, el 80% aparecen cuando se comienza una dieta de adelgazamiento sin ningún tipo de control médico.
  • También se relacionan a la no aceptación de cambios corporales durante la adolescencia, a un aumento acelerado de peso, a complejos relativos al físico y a problemas de relación.
  • Sin embargo, existen factores específicos del individuo que han sido propuestos como contribuyentes al desarrollo de trastornos como por ejemplo perturbaciones en la personalidad y baja autoestima, mientras que otros son experiencias personales que de alguna manera se presentan dentro del factor ambiental.
  • La insatisfacción corporal parece estar ligada intrínsecamente a los trastornos en la alimentación y eso tiene que ver con que origina la conducta dietante que lo antecede. Es en la insatisfacción corporal donde juega un rol importante la influencia de los medios, la presión de la familia y los pares.
  • Asimismo, cabe aclarar que aunque este tipo de sentimiento es un factor necesario para el desarrollo del trastorno, no es suficiente ya que, se plantea como factor adicional la presencia de problemas de identidad y control, con los cuales, determinadas personas insatisfechas con su cuerpo, toman el peso corporal y la figura como respuesta a este conflicto. Así ejercen control sobre lo que comen, el peso y la figura creyendo que pueden tener el control cuando no lo tienen en los aspectos restantes de la vida.

Factores de riesgo cognitivos

  • Pensamiento obsesivo: lleva al individuo a perder varias horas al día pensando en la comida, el peso y la figura.
  • Perfeccionismo: se halla relacionado al anterior, está muy asociado al desarrollo de la anorexia nerviosa y en menor extensión a la bulimia.
  • Disociación: es una técnica psicológica de defensa que se desarrolla para escapar de la realidad. El bulímico que se sumerge en el atracón se protegería de la angustia emocional.

Tratamiento

  • En el caso de los trastornos en la alimentación severos es esencial el abordaje multidisciplinario conformado inicialmente por psiquiatras, psicólogos, médicos clínicos y nutricionistas. Dependiendo de la severidad y tipo de trastorno, los equipos pueden incluir médicos especialistas en complicaciones médicas relevantes pero todos ellos deben ser profesionales expertos en el tratamiento de trastornos en la alimentación.
  • El curso y el desenlace de los trastornos son muy variados, dado que cada paciente presenta una evolución distinta. Algunas personas se recuperan totalmente después de un único episodio, otras presentan un patrón fluctuante a ganancia de peso seguida de recaída y otras sufren un deterioro crónico a lo largo de los años. A diferencia de la anorexia cuya alteración de la conducta alimentaria persiste durante varios años, el tratamiento de la bulimia brinda un paisaje más alentador puesto que, la terapia cognitivo-conductual hace posible una remisión sintomática y duradera en un 50% de los pacientes tratados. Debido al desorden y malestar que presenta el enfermo bulímico, la motivación para el tratamiento es algo mayor a la del enfermo anoréxico. Esta motivación suele ser suficiente para controlar los episodios, atracones y purgas pero no para abandonar las conductas dietantes debido a que, la actitud restrictiva hacia la ingesta se encuentra muchas veces arraigada.

Familia y medios: principales influyentes

Familia: juega un papel importante ya que, los trastornos alimenticios se originan en su mismo seno y pueden aparecer como síntomas de conflictos internos, personales y de tensiones en las relaciones padres-hijos-hermanos.

Los pacientes generalmente describen un medio familiar crítico:

  • Adolescentes que carecen del cuidado de los padres, de su comunicación y sus expectativas.
  • Presencia de abuso sexual o físico.
  • Intrusión, invasión de la privacidad generalmente por las madres.
  • Madres con trastornos alimentarios.
  • Padres alcohólicos o toxicómanos.
  • Presencia de situaciones traumáticas.
  • Padres obesos.

Publicidad y medios de comunicación: la aparición de modelos o prototipos “perfectos” de mujer y hombre, bellos y muy delgados son, en parte, responsables de la aparición de trastornos. Del mismo modo, la exhibición de cuerpos extremadamente delgados asociados con el éxito y la abundancia de empresas que ofrecen comidas rápidas poco saludables contribuyen al desarrollo de los desórdenes alimentarios.

NO SÓLO AFECTAN A LAS MUJERES

  • De un tiempo a esta parte, los casos masculinos aumentaron. Lo que hasta hace poco se consideraba una enfermedad “femenina” dejó de serlo. Niños y adultos sufren trastornos alimentarios, pero la etapa de mayor riesgo sigue siendo la adolescencia y la juventud, entre los 13 y 20 años ya que es un período en el que el cuerpo se va desarrollando y cambia de manera abrupta mientras que la imagen mental que se tiene del propio cuerpo es mucho más lenta que la evolución fisiológica.

LAS CIFRAS DE LA ANOREXIA

Actualmente, en los países desarrollados, la anorexia nerviosa afecta a:

  • 1 de cada 200 jóvenes de entre 12 y 14 años.
  • Las mujeres jóvenes –chicas de entre 14 y 18– siguen siendo el colectivo más afectado.
  • Sin embargo, los varones, las mujeres maduras y los niños menores de 12 años se han agregado a la lista de víctimas de estos trastornos.

12 Conductas que pueden poner sobre aviso

Entre ellas se encuentran:

  1. Cambios en las costumbres relacionadas con la comida.
  2. Seguir dietas muy restrictivas con frecuencia.
  3. Reducir la cantidad de comida.
  4. Saltearse las comidas.
  5. Culto a los productos “light” o de dietética.
  6. Atracones.
  7. Preocupación excesiva del cuerpo o la figura.
  8. Pesarse a menudo.
  9. Nerviosismo a las horas de comer.
  10. Desaparición de comida de la cocina.
  11. Cambios de ánimo o de carácter.
  12. Aislamiento de amigos y familiares. También evitan lugares públicos donde haya comida.

Asesoramiento: Licenciada en Nutrición, Natalia Furst.

Aderezos y condimentos

Muchas veces elegimos una ensalada para cuidar nuestro peso, pero tomamos el envase de aceite, lo damos vuelta sobre la preparación y… dejamos de estar frente a una opción light. Así de importante es el aderezo que usamos en nuestras comidas. Por eso nuestra asesora, la licenciada en nutrición Viviana Viviant, describe qué usar y de qué manera.

Aceite

Hay que medir la cantidad que se agrega, porque aporta muchas calorías (900 cada 100 cm3). Si incorpora dos potecitos individuales, lo que equivale a dos cucharadas tamaño postre, suma unas 180 calorías. Cuál elegir: todos son fuente de ácidos grasos esenciales y vitamina E, el de oliva extra virgen posee la particularidad de contener una importante proporción de sustancias antioxidantes y, además, al tener sabor intenso, contribuye a utilizar menor cantidad. Lo ideal es combinar oliva con otro tipo de aceite para obtener los beneficios de cada uno. Todos aportan las mismas calorías. Lo más conveniente es utilizarlos crudos. Cuánto agregar: las personas que se encuentran dentro de un rango de peso normal pueden colocar 1 cucharada sopera por porción mientras que las que se encuentran bajo un plan de descenso de peso, de 1 cucharadita tamaño té a 1 cda. tamaño postre según las calorías del plan alimentario.

Vinagre y aceto balsámico

El vinagre y el aceto son muy similares en composición, están formados casi exclusivamente por agua y aportan muy pocas calorías. Por ese motivo, se pueden utilizar a voluntad para aderezar verduras. Cuál elegir: se puede alternar entre los diferentes tipos de vinagres, de alcohol, vino y manzana, y aceto, según gustos. Cuánto agregar: la cantidad a utilizar es la misma en personas con peso normal y sobrepeso.

Vinagretas y “condimentos para ensaladas”

En locales de comida rápida, para condimentar las ensaladas, suelen dar sobres de aderezos. Algunos son a base de vinagre y aceite solamente y otros contienen crema agria (típico norteamericano) o mezcla de quesos. Todo lo que aporte sustancias grasas, como los últimos mencionados, son los menos convenientes. Cuál elegir: lo más simple, vinagre o jugo de limón y aceite. Cuánto agregar: las personas con peso normal pueden utilizar cualquier aderezo con moderación, de todas formas siempre apuntando a lo más saludable. Las personas con exceso de peso es conveniente que eviten los que contienen grasas y son altos en calorías.

Mayonesa

No es el aderezo más aconsejable. Dos sobrecitos o dos cucharadas tamaño postre le sumarán unas 160 calorías al plato. Cuál elegir: la versión light, ya que si se utiliza en baja proporción se podrán ahorrar la mitad de calorías. En los planes para bajar de peso se puede utilizar como reemplazo del aceite, la equivalencia es 1 cdita. o cda. de aceite = 2 cditas. o cdas de mayonesa light. Cuánto agregar: en el caso de las personas que no tienen problemas de peso el uso también se recomienda que sea moderado, puede ser 1 cda. sopera por porción, mientras que para aquellos con sobrepeso la porción se limita hasta 2 cdas. tamaño postre.

Mostaza

Es más sana que la mayonesa en el sentido de que no aporta grasas. De todos modos, ambas son altas en sodio. Contiene muy pocas calorías. Cuál elegir: se puede elegir, según gustos, la suave o la tradicional, siendo ésta última más picante. Cuánto agregar: en personas con peso normal se puede agregar hasta 2 cucharadas soperas y en personas que necesitan adelgazar, por ejemplo, 1 cucharada sopera. Deben ser precavidos aquellos con problemas de presión arterial alta.

El poder de las semillas

  • Se recomienda agregarlas a las ensaladas para aportar una cuota extra de fibra, vitaminas, minerales y grasas beneficiosas.
  • Lo más conveniente es armar una mezcla (lino, chía, sésamo, girasol, amapola) y adicionarlas molidas para su mejor digestión.
  • La ingesta sugerida para una persona con sobrepeso es de 2 cucharaditas tamaño té y, para aquella que se encuentra en un peso normal, 2 cucharadas tamaño postre.

La opinión de la especialista

Por la licenciada Viviana Viviant, nutricionista especializada en Obesidad.

  • ¿Cómo sería el condimento ideal para una ensalada?

Sería colocar vinagre, jugo de limón o aceto balsámico a voluntad, una pequeña proporción de aceite, y poca sal. Actualmente se puede encontrar un aderezo light para ensaladas muy útil para aquellas personas que necesitan adelgazar y les cuesta reducir el agregado de aceite a las verduras.

  • El aceite de oliva y el aceto balsámico son más caros… ¿y mejores?

En ambos casos el tipo de procesamiento y calidad hacen que su costo sea más elevado.

El aceite de oliva posee una mayor cantidad de ácidos grasos denominados mono insaturados, los cuales son muy beneficiosos para el funcionamiento cardiovascular. El aceto es un tipo de vinagre que se obtiene de vinos blancos y tintos provenientes de distintos tipos de uvas, de allí el sabor fuerte y dulzón. No aporta beneficios extra en comparación con el vinagre común.

  • Si el aceite de oliva es tan bueno como dicen, ¿conviene usarlo en grandes cantidades?

No. Que sea de oliva no quiere decir que no contenga grasas ni calorías. Hay que tratar de usarlo crudo y en la cantidad aconsejada.

  • ¿Qué hay que evitar si queremos adelgazar y/o estar saludables?

Hay que evitar consumir grasas y sal en exceso, el auto cuidado responsable se aprende y debe practicarse toda la vida.


Cómo evitar que la comida nos caiga “pesada”

Reglas básicas para cocinar sano y tener una buena digestión

Cuando la comida nos cae como una “bomba” la culpa no la tiene nuestro sistema digestivo. las pastas crudas, la fruta inmadura, el queso derretido, el exceso de grasas son los verdaderos  responsables. sepa cómo prevenir desde la cocina y proteja a su familia en cada comida.

Nuestra cocina es un verdadero laboratorio. Tal es así que, si fuésemos químicos, estaríamos en ese mundo comprobando todas las reacciones y procesos que sufren los alimentos entre sí o frente a los diferentes procedimientos de cocción que empleemos. En ellos, se producen fenómenos de hidrólisis, dextrinización, solubilización, oxidación, etc., todas palabras muy difíciles, pero que, de una manera u otra, son las que explican justamente el porqué algunas comidas se sienten “pesadas“ o “patean” nuestro equilibrio digestivo.

Lo primero que debemos tener presente es que:

  • No siempre nuestro organismo está preparado para digerir algo que puede resultar dificultoso.
  • La tolerancia está relacionada con la cantidad que se come de aquello que pueda caer pesado.
  • También, tiene influencia el conjunto de alimentos o preparaciones que integran nuestra comida… es así que un huevo frito que acompaña un chop suey, o revuelto de verduras, o un puré podrán caernos “bien”, mientras que un huevo frito que acompaña una milanesa y papas fritas seguramente nos caerá pesado.

¿Qué significa “caer pesado”?

Todos lo sabemos: es la sensación que se experimenta cuando una comida exige una digestión “demasiado laboriosa” o que, simplemente, supera la actividad normal enzimática (digestiva), que, en ese momento, el organismo es capaz de brindar.

Esta situación puede ocurrir:

  • Porque las secreciones digestivas están disminuidas: es el caso de los ancianos que experimentan una disminución fisiológica en la cantidad y en la intensidad de sus enzimas.
  • Porque los órganos de la digestión (estómago, intestino, páncreas, vesícula) están sufriendo algún tipo de lesión (por enfermedad) o, simplemente, porque no han llegado a su completa madurez, éste es el caso de los niños pequeños que tienen su intestino inmaduro y no preparado para digerir muchos alimentos.
  • Porque los principios nutritivos (glúcidos, proteínas y grasas) que integran alimentos y comidas no reúnen las condiciones de digestibilidad mínimas. En cambio, cuando nos ocurre lo opuesto, cuando una comida está en condiciones óptimas de digestibilidad, se digiere velozmente. En este caso, estaremos sintiendo una “liviandad” que muchas personas interpretan como “pronto retorno del hambre”… simplemente porque el estómago se vació con mayor rapidez. El riesgo está en que mal interpreten esa sensación y vuelvan a comer  antes de lo necesario, con un plus de calorías que seguramente no necesitan. ¿Un ejemplo? Cuando la gente come pescado y, antes de las dos horas, ya está “picoteando” nuevamente.

5 errores al cocinar que repercuten en el estómago

Si hacemos un recorrido por los alimentos que integran nuestra mesa, veremos algunas situaciones que pueden hacer “pesada” la digestión. ¿Qué nos puede caer mal y por qué?:

1) Los almidones crudos.

2) Las frutas inmaduras (en estado crudo).

3) Las carnes si son muy grasas y, también, si durante la cocción esas grasas fueron “atacadas” por el calor.

4) Los quesos cuando se calientan.

5) Los procedimientos de cocción que utilizan los cuerpos grasos como transmisores del calor.

• Las combinaciones de más de uno de estos factores en una comida provoca pesadez.


La alimentación en niños con discapacidades neurológicas

El 85% de los niños con discapacidad neurológica tiene problemas para comer.

Por la terapeuta estadounidense y becaria de la Fundación Fulbright Anne Cronin   

Para muchos niños la hora de la comida es un conflicto, pues se sienten presionados a ingerir cada bocado, aunque no les agrade el menú. Para los niños con discapacidad, el almuerzo y la cena se vuelven más complicados aún, ya que además de las ‘mañas’ surgen otros inconvenientes, tales como problemáticas motoras que les dificultan el comer. 

“Muchos niños con problemas neurológicos, como parálisis cerebral, tienen dificultades para cortar, masticar y tragar. Las investigaciones indican que alrededor del 85% de los niños con ese diagnóstico tienen problemas para comer. Este tipo de problemas al comer se denomina disfagia”, afirma Anne Cronin, terapeuta ocupacional estadounidense.

El comer es una actividad que la familia suele hacer junta, compartiendo y disfrutando del momento. Sin embargo, cuando uno de los miembros presenta dificultades, ya sea para ingerir los alimentos, para moverse o para comportarse, se genera un clima de tensión y estrés. 

“La idea detrás de las intervenciones profesionales es prevenir nuevas enfermedades y la malnutrición y mejorar la calidad de los momentos de alimentación para el niño y su familia. La familia es clave para lograr que la intervención sea exitosa”, explicó la terapeuta, quien es experta en la realización de terapias para familias con niños discapacitados.   

“Hablamos respecto a las áreas en que ellos sentían que yo podría representar un aporte. El intercambio apoyado por la Comisión Fulbright alienta y promueve el intercambio de ideas, y quiero contribuir en ese sentido, tanto como pueda”.  

Los padres son fundamentales 

La becaria Anne Cronin no sólo trató el tema de la alimentación en niños con discapacidad, sino que además lo relacionado al manejo postural de los menores y la importancia que tienen los padres en el proceso de solución de estos problemas. 

“Para que mejore cualquier habilidad motora, el niño debe estar interesado y motivado para moverse. El terapeuta ocupacional puede ayudarlos a aprender el patrón de movimiento correcto y los padres pueden ayudar a identificar los juegos y actividades que son motivantes para sus hijos. El rol de los padres es importante, ya que para lograr el cambio, el niño necesita ser activo en la terapia”. 

Tal como menciona la experta, el tema del manejo postural es muy amplio, pero en términos generales, “los problemas causados por la debilidad (bajo tono muscular o hipotonía) son mejor resueltos por medio del ejercicio terapéutico y la participación en deportes, como artes marciales o cabalgata. Los problemas causados por un tono muscular aumentado (hipertonía o espasticidad) son tratados usando los enfoques de neurodesarrollo en colaboración con el uso de medicamentos específicos”.   

Combatir la celulitis

Consejos de la Especialista Eleonora Fuentes, nutricionista.

Comer Saludablemente

SÍ A…

  • Beber 2 ó 3 litros de líquido por día (agua, caldos caseros de verdura e infusiones) para mejorar la tonicidad muscular.
  • Evitar dietas muy bajas en calorías: provocan “efecto rebote” y la pérdida de proteínas que forman el músculo.
  • Reemplazar café y bebidas cola por infusiones de efecto diurético: té verde o salvia.
  • Controlar el sodio: no cocinar con sal ni colocar el salero en la mesa, utilizar sal baja en sodio o condimentar con hierbas aromáticas.
  • Consumir más potasio mineral: presente en las frutas y verduras frescas, que resultan un diurético natural.
  • Menos grasas saturadas de origen animal: tienden a acumularse en las extremidades; comer pescado 2 ó 3 veces por semana y lácteos descremados.
  • Hacer 5 ó 6 comidas al día: no comer por más de 4 horas disminuye  el gasto metabólico y aumenta la acumulación de grasas localizadas.
  • Menos azúcares de absorción rápida (dulces): su exceso se acumula en forma de grasa. Comer frutas o postres dietéticos.
  • Más hierro: este mineral transporta el oxígeno para quemar grasas.
  • Más fibras: cereales, frutas, hortalizas y legumbres disminuyen la presión venosa y mejoran la circulación.

Dar a la piel un shock de hidratación                                            

Se debe mantener el manto hidrolipídico que recubre la piel en condiciones normales. Este manto es muy vulnerable al exceso de jabón o a las condiciones externas como el frío el aire seco. Por eso la importancia de rehidratar la piel a diario.

Es bueno realizar una vez al mes una exfoliación para ayudar a la descamación de las células muertas.

Recuerde que existen en el mercado productos específicos de uso cosmético con efecto tensor y reductor. Es bueno también que haga uso de ellos.

Activar la circulación

¿Se queja de piernas hinchadas y pesadas? Puede deberse a una mala circulación agravada por estar demasiado tiempo sentada o de pie. También por trabajar en un ambiente muy cálido, ya que cuando la temperatura corporal aumenta, las venas se dilatan para eliminar el exceso de calor. Para estos casos se recomienda:

Darse un masaje. Es uno de los mejores sistemas para estimular la circulación.

Practicar técnicas de hidroterapia en su casa. Aplicar de forma alternativa agua fría y caliente en la pantorrilla provoca una contracción y dilatación de los vasos sanguíneos de la zona. Esto equivale a una gimnasia para las venas que refuerza las paredes vasculares y mejora el retorno venoso.

Usar medias de compresión elásticas. Constituyen un verdadero “corazón periférico” que ayuda al retorno venoso.

Es aconsejable usarlas como método preventivo durante el embarazo y la lactancia. También, son útiles para las actividades laborales que implican estar muchas horas de pie.

Elevar las piernas. Manténgalas arriba siempre que pueda, especialmente a la hora de dormir.

Ponerse en movimiento

Para lucir piernas tonificadas no existe remedio más efectivo que hacer ejercicio.

Para combatir la celulitis no son recomendables los ejercicios de alto impacto. Las actividades más adecuadas son: Natación, Gimnasia acuática, Caminatas y Yoga.

Realizar drenaje linfático manual

Consiste en estimular la capacidad de transporte de la linfa y de partículas de desecho celular (grasas, resto de células muertas, etc.)

Fisioterapia estética

Hoy la medicina estética cuenta con un arsenal terapéutico enorme, que al ser combinado con el resto de los cuidados mencionados, podrán darle a sus piernas el resultado final tan esperado:

 Ultrasonido, Presoterapia, Electro estimulación, Terapia Endermológica, Termoterapia, Terapia Láser, Carboxiterapia, Radio Frecuencia.

Algunas razones para comer semillas de girasol

Aunque algo incómodas para comer, son altamente nutritivas y protegen la salud. Estos son sus mejores beneficios:

1 – Su consumo recomendado de 15 a 20 gramos diarios no engorda ni eleva perjudicialmente la cantidad de calorías de una dieta.

2 – Poseen ácidos grasos que ayudan a reducir los riesgos de trastornos circulatorios y cardiovasculares.

3 – Contienen fotoquímicos antioxidantes altamente protectores de los niveles altos de colesterol, várices y problemas arteriales.

4 – Su porte en potasio y magnesio mejora el rendimiento físico e intelectual y reduce las probabilidades de sufrir lesiones.

5 – Tienen un nivel de fósforo y magnesio adecuado para proteger el funcionamiento cerebral.

6 – Por su riqueza en minerales (hierro, magnesio y zinc), benefician la salud del cabello y las uñas.

7 – Brindan una dosis de vitamina E, nutriente de efectos antioxidantes que protege la piel

8 – Son muy recomendables para las embarazadas, ya que  poseen ácido fólico (que ayuda a evitar malformación en el feto) y hierro (ayuda a prevenir la anemia).

Tips, prevención en la alimentación si sufre de Gota

El ácido úrico proviene de ciertas sustancias denominadas en general como “purinas”, y sus valores normales en sangre son los siguientes:

  • Mujeres: menor a 6 mg/dl.
  • Hombres: inferior a 7 mg/dl.

Cuando éstas cifras se exceden de los valores mencionados, hay una sobresaturación de ácido úrico en la sangre.

LA TERAPIA NUTRICIONAL

El tratamiento fundamental es medicamentoso y éste debe ser dado por un médico.

En cuanto a la dieta, es muy importante encararla adecuadamente, pero interviene más en la prevención que en la solución de los dolores.

La carne tiene ácido úrico, se puede consumir pero con precaución, poca cantidad y baja frecuencia, y no excluirla totalmente de nuestra dieta.

Las legumbres (soja, porotos, garbanzos, porotos, arvejas, lentejas) se pueden usar pero en pequeñas cantidades y esporádicamente.

Hay un tipo de interiores que no se puede usar porque es rica en purinas: es la prieta y hay un pescado de mar que se usa bastante y que también tiene una enorme cantidad de purinas y son las sardinas.

También hay intentar obviar de la dieta extracto de carne, anchoas, vísceras (hígado, riñón, corazón), caballa, mejillones, salsas de carne.

Atención con el alcohol: éste compite con la salida del ácido úrico por el riñón y si se toma en exceso, es excretado y el ácido úrico queda retenido.

Se ha confirmado que la mayoría de los ataques de gota se desatan luego del fin de semana, luego de los asados del domingo, acompañados por lo general con vino u otras bebidas alcohólicas.

La obesidad está comúnmente asociada con la gota, ya que se relaciona con el excesivo comer y beber.

Ortorexia: la “adicción” a la comida saludable (Parte II)

Viene de Parte I

Medidas de prevención

La ausencia de valores es uno de los factores influyentes en la aparición de los trastornos de la alimentación. Entre los consejos para evitar la ortorexia, se pueden citar:

• No dejar que la alimentación gobierne la vida, y se transforme en un emblema.

• Rechazar la idea de que el valor personal depende de la alimentación.

• Rechazar las “etiquetas dietéticas”.  

¿Cómo tratar esta situación? 

A – DIAGNÓSTICO PRECOZ

Tanto la prevención como el diagnóstico precoz son importantes: cuanto antes se diagnostica, mejor es el pronóstico de la enfermedad.  

B – OBJETIVOS

Desde el punto de vista nutricional, hay que cubrir progresivamente los requerimientos nutricionales mínimos de la persona, incluyendo los nutrientes carentes hasta llegar al nivel adecuado. En forma paralela, se han de reestructurar los hábitos alimentarios, para que la alimentación sea completa, equilibrada y variada.

7 Características de la personalidad “ortoréxica”

1. Se da en personas muy exigentes y estrictas consigo mismas y con los demás, extremistas; en ellas predomina el pensamiento “blanco o negro” o “todo o nada”, no tienen un término medio.  

2. En general, existe el deseo de verse perfecto, lo que coincide con otros trastornos de la conducta alimentaria, como la anorexia y bulimia nerviosa.   

3. La diferencia es que la ortorexia hace referencia a la calidad, mientras que la anorexia y bulimia, a la cantidad de alimentos. De la anorexia nerviosa restrictiva y mal curada, se puede derivar la ortorexia. También, puede aparecer en personas que han padecido otro desorden alimentario o trastorno obsesivo compulsivo.  

4. Sólo en sus estadios más extremos, las manías culinarias degeneran en una enfermedad psiquiátrica; ejemplo, hubo casos de personas que restringieron su alimentación a pan y queso porque eran los únicos alimentos que le inspiraban confianza. Son los cuadros más puros y graves de ortorexia, cuya sintomatología es la misma que presenta un trastorno fóbico. 

5. Presentan cambios de carácter y la falta de satisfacción afectiva hace que aumente la preocupación por la comida y se inicie un círculo vicioso, del cual, solo, es casi imposible salir.  

6. Cuando la obsesión por comer sano se lleva al extremo, como en estos casos, llega un punto en que todo gira en torno a la comida; controlar lo que se come, imponerse prohibiciones y programar detalladamente las comidas se convierte en una prioridad para poder sentirse seguros, tranquilos y dueños de cada situación. Aunque la ortorexia no ha sido todavía reconocida en los manuales terapéuticos de psiquiatría (DSM IV), se ha convertido en un área de atención creciente. La autoestima y la “identidad dietética” también pueden jugar un papel importante en este trastorno.  

7. Hay gente que necesita “pertenecer” a algo, puede decir que es un vegetariano puro y por ello se conoce a sí mismo. En realidad, el término “ortorexia”, fue acogido con escepticismo en el mundo médico por la imprecisión de su diagnóstico. Otros especialistas prefieren considerar la obsesión por lo sano como un subgénero que representa entre el 10 y el 15% de las anorexias, “una variante”.

Grupos de riesgo

• Los grupos más vulnerables son los adolescentes, los atletas y los físico culturistas, ya que están más pendientes del valor nutritivo de los alimentos y de la imagen corporal. 

• La incidencia parece ser la misma en ambos sexos; en las mujeres suele subyacer el deseo de pérdida de peso. 

• En el caso de los hombres, el paciente ortoréxico tiene como objetivo el mantenerse sano, a diferencia de las mujeres que pretenden adelgazar.

Test del Dr. Bratman para la ortorexia  

Aunque no existen criterios bien establecidos para su diagnóstico, el siguiente test puede ser útil y orientativo: 

• ¿Pasa más de 3 horas al día pensando en su alimentación?  

• ¿Planea sus comidas con varios días de antelación?  

• ¿Considera que el valor nutritivo de la comida es más importante que el placer que le aporta?  

• ¿Ha disminuido su calidad de vida a medida que aumentaba la calidad de su alimentación?  

• ¿Se ha vuelto usted más estricto consigo mismo en este tiempo?  

• ¿Ha mejorado su autoestima alimentándose de forma sana?  

• ¿Ha renunciado a comer alimentos que le gustaban para comer alimentos “buenos”?  

• ¿Su manera de alimentarse supone un problema a la hora de comer afuera, que lo distancia de su entorno social?  

• ¿Se siente culpable cuando no cumple con su régimen?  

• ¿Se siente en paz consigo mismo y cree que todo está bajo control cuando come según su teoría?  

RESULTADOS

• Si responde afirmativamente a 4 ó 5 preguntas, significa que es necesario que se relaje más en lo que respecta a la alimentación.  

• Si responde afirmativamente a todas las preguntas, significa que tiene una obsesión importante por la alimentación sana. Sería conveniente que buscara ayuda de un profesional.