Portada - Alimentación - Dietas - Síndrome metabólico: Obesidad + colesterol alto + triglicéridos + hipertensión

Síndrome metabólico: Obesidad + colesterol alto + triglicéridos + hipertensión

julio 22, 2009

El síndrome metabólico es denominado de varias maneras: Síndrome X,  síndrome de resistencia a la insulina o síndrome de Reaven; son diferentes nombres que refieren a la misma afección.

El síndrome metabólico se define como un conjunto de rasgos clínicos que incluyen:

  • Obesidad abdominal central, es decir exceso de grasa en la zona abdominal.
  • Resistencia o intolerancia de la glucosa (el cuerpo no puede utilizar correctamente la insulina o el azúcar de la sangre).
  • Dislipidemia (alteraciones en los niveles de los lípidos -grasas- en sangre). Aumento de triglicéridos, HDL bajo (colesterol bueno), LDL (colesterol malo) alto.
  • Presión arterial elevada. Hipertensión arterial
  • Otras alteraciones como aumento de ácido úrico, aumento de los factores de la coagulación, etc.

El síndrome metabólico puede manifestarse junto a un cuadro de diabetes o sin diabetes.

Su presencia aumenta el riesgo en 5 veces de diabetes mellitus tipo 2 y puede duplicar o triplicar el riesgo de sufrir efermedades cardiovasculares.

Los varones tienen aproximadamente el doble de riesgo de sufrir síndrome metabólico que las mujeres. En ellas, esta afección predomina con la edad siendo mayor la incidencia hacia la edad menopaúsica.

¿Cómo se diagnostica?

Este síndrome es un conjunto de factores de riesgo cardiovascular, agrupados en la misma persona que incluye cualquiera de los siguientes factores:

Circunferencia abdominal elevada:

  • Hombres: más de 102 cm.
  • Mujeres: más de 88 cm.

Triglicéridos elevados mayor a 150 mg/dl

Colesterol HDL (“el bueno”) bajo:

  • Hombres: menor de 40 mg/dl
  • Mujeres: menor de  50 mg /dl

Colesterol LDL (“el malo”) elevado:

Más de 100 mg/dl.

Hipertensión arterial:

Tensión arterial mayor de 135-140 de presión sistólica y 85-90 de presión diastólica.

Glucosa en sangre:

mayor o igual a 110 mg/dl

Hiperinsulinemia

Aumento de los valores de la insulina en sangre.

Inflamación vascular

Expresada por aumento de la proteína C reactiva, más de 3 mg/dl.

Hipercoagulabilidad de la sangre

Comprobada por análisis de laboratorio

Factores de riesgo

Los factores que pueden predisponer a la aparición de síndrome metabólico son:

  • Antecedentes familiares de enfermedades vasculares cardíacas, obesidad, dislipidemias y /o diabetes .
  • Sedentarismo
  • Obesidad
  • Tabaquismo
  • Alcoholismo
  • Diabetes
  • Hipertensión

Muchas personas que presentan sobrepeso abdominal padecen de síndrome metabólico o presentan alto riesgo de padecerlo. La tríada de patologías que comúnmente se presenta son: obesidad, hipertensión y trastornos de la glucosa.

Los trastornos de la glucosa se producen cuando un paciente en ayunas  presenta niveles de glucosa altos o siguen estando altos luego de ingerir algo dulce .Esto sucede porque el organismo no puede producir ni responder bien a la hormona insulina, la encargada de regular el azúcar (glucosa) en la sangre.

Las posibles complicaciones que devienen del síndrome metabólico son: problemas cardiovasculares, cardiopatía isquémica y problemas cerebrovasculares, hipertensión arterial, diabetes, etc.

Prevención

  • El síndrome metabólico, además de los factores hereditarios es, fundamentalmente una enfermedad nutricional y debe ser prevenida y corregida con la dieta.
  • La dieta debe ser pobre en hidratos de carbono refinados y grasas saturadas (dulces y carnes grasosas, embutidos, etc).
  • Realizar cotidianamente actividades físicas aeróbicas (caminata, bicicleta, trote, etc) o deportes.
  • Se deben realizar chequeos periódicos con medición de presión arterial, electrocardiograma, análisis bioquímicos con medición de glucemia o curva de tolerancia a la glucosa, hemoglobina glicosilada ,colesterol, triglicéridos, ácido úrico y otros más específicos.

Tratamientos

  • El tratamiento debe tener en cuenta todos los factores y realizarse con una intervención multifactorial sobre todos los causantes de riesgo que se manifiesten.
  • Se debe cambiar el estilo de vida: normalizar el peso  corporal, realizar actividad física, controlar la presión arterial, los niveles de azúcar y lípidos plasmáticos.
  • La medicación varía según las características que presente el paciente.
  • Es posible también que en algunos casos se derive al paciente a un psicólogo para acompañar el tratamiento.
  • También es aconsejable consultar a un cardiólogo y a un dietista que ayuden a que el tratamiento tenga mejores resultados.

SÍNDROME METABÓLICO

Alimentos preventivos

  • Se recomiendan los alimentos con niveles bajos de grasas saturadas y azucares.
  • Los alimentos deben ser ricos en fibras y en ácidos grasos mono y poliinsaturados como los que se encuentran en los aceites de oliva y canola.
  • Es muy beneficioso el consumo de pescado y granos enteros para evitar la aparición de este síndrome.

Los síntomas que presenta el síndrome metabólico son escasos. Es posible que exista decaimiento, que aumente la sed y la micción, estos signos indican que los niveles de glucosa son elevados.

Alimentos que ayudan a combatir el síndrome metabólico:

  • Lácteos descremados, carnes blancas, en especial pescado y pollo (sin piel).Se recomienda ingerir carnes rojas en poca cantidad.
  • Clara de huevo.
  • Frutas y verduras.
  • Se debe reemplazar el ázucar por edulcorantes.
  • Evitar la sal (se pueden elegir otros condimentos para saborizar las comidas)
  • Cereales integrales.
  • Agua y jugos de fruta naturales.
  • Es saludable el consumo de todo tipo de infusiones .El café se debe evitar.

Asesoramiento: Roxana German, nutricionista

LA OPINION DE LA ESPECIALISTA

Doctora Elba Rosa Olivera

Médica clínica, especialista en Obesidad y trastornos de la Alimentación.

Consejos para mejorar los hábitos  cotidianos

Para mejorar los cuadros de síndrome metabólico es recomendable:

  • Realizar una dieta promedio de 1000 calorías por día.
  • Se debe ingerir mucho líquido, la cantidad ideal es 2 litros de agua por día.
  • Se recomienda ingerir solamente una cucharada de aceite simple de oliva por comida.
  • Se aconseja realizar actividad física (30 minutos como mínimo durante cinco días a la semana) .Se debe caminar a paso rápido o trotar, es importante ir incrementando el tiempo hasta llegar a una hora.

Comments are closed.