Portada - Temas de Salud - Preguntas y respuestas sobre el Varicocele

Preguntas y respuestas sobre el Varicocele

agosto 17, 2010

Se trata de la dilatación de las venas en el testículo y puede tener consecuencia en la fertilidad, por eso, es aconsejable la consulta  y el  tratamiento tempranos.

¿Qué  es el varicocele?

Es la dilatación varicosa de  las venas que drenan el testículo. Normalmente, la sangre que lleva el oxígeno y los nutrientes al testículo ingresa por arterias, y los productos de desecho salen del testículo por las venas. La dilatación de estas venas se denomina “varicocele”.

¿Por qué se produce?

Habitualmente, el varicocele se debe a una predisposición a tener debilidad en las paredes venosas. Es común encontrar, en quien tenga varicocele o en algún familiar de él, alteraciones similares en otros terrenos venosos, como son las várices en los miembros inferiores o las hemorroides. Por lo tanto, uno puede decir que existe una predisposición familiar para el desarrollo del varicocele.

¿Es frecuente esta alteración?

Se calcula que, aproximadamente, un 15 a 20% de los hombres tienen varicocele, siendo mucho más frecuente en la población de hombres que tienen problemas de fertilidad. Habitualmente, el varicocele suele desarrollarse con el crecimiento testicular durante la adolescencia. Por lo que es muy poco frecuente la presencia de varicocele durante la infancia.

¿Qué efectos puede tener?

La dilatación varicosa de las venas testiculares dificulta la salida de los productos de desecho del testículo, por lo tanto, la acumulación de éstos asociada a un incremento de la temperatura testicular y a la llegada de productos nocivos al testículo por la existencia de un  reflujo de sangre hacia el testículo, puede generar un  deterioro progresivo en la función testicular con probables consecuencias en la fertilidad. Asimismo, si el varicocele es muy grande, puede generar molestia y una sensación de pesadez en el testículo.

¿Cómo se diagnostica?

A veces, consulta un joven, pues nota un incremento en el tamaño de la bolsa testicular. Sin embargo, para que una persona pueda darse cuenta, el varicocele debe ser de gran tamaño. Otras veces, el motivo de consulta es una molestia testicular, siendo éste el punto de partida para que el médico diagnostique la presencia del varicocele. Sin embargo, en la gran mayoría de las veces, el varicocele suele ser asintomático  y detectarse cuando un hombre consulta por problemas de fertilidad.  Para diagnosticarlo, el médico realiza un examen físico de las bolsas escrotales, palpando su contenido. El varicocele suele notarse cuando el paciente está de pie y realiza presión con el abdomen. En algunos casos, es necesario completar el examen con un estudio similar a una ecografía, denominado “ecodoppler”, que permite diagnosticar la dilatación de las venas y la existencia de un reflujo venoso a nivel testicular.

¿Cómo se trata?

La solución es de tipo quirúrgica. La intervención consiste en ligar las venas que están enfermas de manera tal que la sangre busque salir del testículo por venas que estén en condiciones normales. Si bien existen distintas técnicas quirúrgicas, actualmente se realizan técnicas de microcirugía que se llevan a cabo en forma ambulatoria con muy buena recuperación.

¿Cuándo es necesario corregir el varicocele?

Las principales indicaciones son la existencia de molestias y la alteración de la función testicular. Suele ser común efectuar la corrección en hombres con alteraciones en su fertilidad y en quienes se detecta la presencia de un varicocele. Si una persona tiene varicocele, pero no le duele y tiene un estudio de semen normal, posiblemente no deba corregirlo, aunque sea conveniente efectuar controles periódicos para evaluar si se va produciendo un daño progresivo. En un adolescente en el que pueda ser difícil evaluar un estudio de semen, se indica la corrección quirúrgica si  hay una disminución del tamaño testicular.

¿Debe el varicocele ser investigado en los adolescentes?

Teniendo en cuenta que la gran mayoría de los varicoceles se diagnostican en hombres con problemas de fertilidad y que suelen producir un deterioro progresivo, existe actualmente una tendencia a aconsejar la detección temprana en gente joven por medio del examen físico.

Comments are closed.