¿Por qué aunque seamos delgados po­demos tener panza?

La opinión del especialista: Dr Alejandro Jalif , médico gastroenterólogo.

Tener panza está vinculado con la presencia de gases o aumento de grasa abdo­minal. Es distinto cuando se tiene panza por acumulación de líquidos, se trata de una enfermedad llamada ascitis, que es la presencia de líqui­dos en la cavidad abdominal, pero se presenta en el 1% de los casos.

El tránsito lento es una de las razones de la panza. ¿Por qué se produce y cómo se lo puede prevenir?

La constipación es una de las causas más frecuentes de la panza hinchada. Su aparición y prevención tiene que ver con la dieta que se lleva diariamente. Para evitarla hay que cambiar há­bitos al momento de comer, hay que tomarse el tiempo suficiente para hacerlo en forma tranquila, evitar tragar aire al ingerir alimentos por­que aumenta la posibilidad de gases, evitar comidas con harinas y levaduras y sobre todo, aumentar la ingesta de fibras, que ayudan al tránsi­to. También existe medica­ción para su tratamiento.

¿Por qué muchas personas después de comer siempre se sienten hinchadas?

Hay que evitar las comidas abundantes, comer rápido, con estrés, eso va a prevenir la molestia. Es necesario masticar bien, evitar líquidos entre comidas, no acostarse inmediatamente después de comer, no usar prendas ajustadas al nivel de la pan­za. Si se está estresado, es mejor evitar comer y realizar técnicas de relajación.

¿Qué es la aerofagia?

La aerofagia es el hecho de tragar aire al comer, es lo que aumenta la presencia de gas a nivel de la parte digestiva y para evitarla hay que modificar los hábitos, como mencionamos antes: tomarse tiempo para comer, masticar cada bocado, fijar momentos para cada comi­da, no acostarse después de comer, practicar relajación o psicoterapia, tofo esto ayuda a evitar esta patología, que representa más del 60% de consultas. Hay que evitar picantes, gaseosas, café, té, comidas grasosas, tratar de consumir más verduras fres­cas e ingerir 20 o 25 gramos de fibras cocidas, por día.

¿El colon irritable puede ser causa de la inflamación?

El colon irritable es una afec­ción muy común del tracto gastrointestinal, que provoca dolor, distensión abdominal y cambios en los hábitos intestinales como diarrea o constipación. Se diagnostica que hay síndrome de colon irritable cuando es recurren­te 3 días al mes, durante los últimos tres meses. El tratamiento es individual e integral, implica el cambio de hábito alimenticio, medica­ción y psicoterapia.