Portada - Temas de Salud - Hogar - Plantas de interior: Cuáles elegir para “limpiar” naturalmente el aire del hogar

Plantas de interior: Cuáles elegir para “limpiar” naturalmente el aire del hogar

mayo 16, 2012

Las plantas de interior generalmente son utilizadas en el hogar con simples fines decorativos. Pero en realidad ofrecen mucho más que eso. Un repaso de sus beneficios para crear un ambiente más saludable, los cuidados necesarios y las más recomendadas.

Actualmente, en muchos hogares existe una creciente afición por el cultivo de plantas de interior. En la gris monotonía de las grandes ciudades, estos organismos representan a la naturaleza y, precisamente por ello, porque se sitúan fuera de su entorno natural para adornar oficinas, casas, tiendas, etc.

Muchas veces las plantas tienden a ser asociadas solamente con motivos de decoración. Sin embargo, los beneficios que ofrecen estos seres vivos son indispensables para nuestra salud, nuestro estado de ánimo y, en general, para mantener una calidad de vida de una forma sencilla y natural.

A TENER EN CUENTA

Al momento de elegir tener una o varias plantas en el hogar conviene tener en cuenta algunos elementos previos para su cuidado:

Luz natural o artificial.

  • Elegir un lugar en el que exista una buena iluminación solar o que se aposible alumbrarlas artificialmente. Sin embargo, cuando una planta está situada en un lugar demasiado luminoso, algunas hojas quedan amarillentas y caen. El exceso de luz provoca quemaduras que afectan al crecimiento. Por el contrario, si ésta dispone de escasa luz se marchita.
  • Es bueno dar la vuelta regularmente a la planta para que reciba la misma luz en todas sus partes, porque si no existe el riesgo de que se tuerza buscando la luz necesaria para su existencia.
  • En invierno, cuando el sol no es tan fuerte, se pueden colocar más cerca de la ventana y retirarlas un poco en verano.

Temperatura y humedad.

  • Las plantas oriundas de regiones cálidas y húmedas deben ser vaporizadas para compensar la pérdida de agua provocada por la evaporación y la transpiración y mantener, de esta forma, un ambiente propicio para su desarrollo.
  • La falta de humedad se evidencia porque la planta se pone amarilla y se le caen las hojas.
  • En cuanto a la temperatura, en condiciones normales, una planta necesita para desarrollarse una media que varíe entre los12 ºC, en invierno, y los24 ºC, en verano, ya que no tolera bien las variaciones bruscas de temperatura, que detienen su crecimiento y provocan la caída prematura de las hojas.

Riego y nutrientes.

  • Por lo general, las plantas de interior presentan menor evaporación y, consecuentemente, necesitan menos agua, es decir, riegos más espaciados, salvo que las condiciones de calefacción provoquen una sequedad excesiva.
  • Antes de regar es preciso examinar con cuidado la tierra en la superficie de la maceta para ver el grado de humedad que posee.
  • Toda planta necesita tres elementos nutritivos importantes: nitrógeno, necesario para el crecimiento; fósforo, imprescindible para la formación de las hojas nuevas y los brotes de flores; y potasio, útil para dar robustez y resistencia. Además de estos tres elementos, un abono aporta los llamados oligoelementos indispensables para la vida de ésta.

PLANTAS

BENEFICIOS PARALA SALUD

Actualmente muchas investigaciones muestran las sustancias químicas peligrosas que están presentes en los hogares de todo el mundo. Ante ello, se hace indispensable contar con plantas en el hogar ya que sus propiedades químicas y físicas ayudan a eliminar muchos de esos contaminantes.

-Renuevan la calidad del aire. Una de las principales actividades que realizan las plantas, es la filtración del aire a través de un proceso vital llamado fotosíntesis, por el cual nos brindan oxígeno. El ciclo habitual de la fotosíntesis se lleva a cabo por la mañana, ya que aprovechan la luz solar para dicha actividad. Pero existen otros grupos de plantas pertenecientes a ambientes calurosos, que invierten el orden y la realizan por la noche. Por tanto, es aconsejable combinar ambas clases para disfrutar del ciclo las 24 horas del día. Pregunte en su vivero amigo.

-Humidifican el ambiente. Una planta incrementa la humedad en el aire. Esto beneficia porque contribuye a que mantener las mucosas, la garganta y la piel bien hidratadas. Asimismo, evita que padezcamos otros males derivados de un ambiente seco como son la tos o la irritación de la piel.

-Eliminan los contaminantes peligrosos. Son un remedio natural contra la polución: absorben gases nocivos y partículas químicas como el formaldeído (humo del tabaco), el benceno (también existente en los cigarrillos) o el tricloroetileno (pegamento de aerosol). Estos contaminantes son procesados por la planta y transformados en nutrientes, con la ayuda de unas bacterias que se encuentran en la raíz. Para conseguir unos resultados palpables, es necesario tener un grupo de distintas especies.

- Son “limpiadores” naturales del ambiente.

Captan el polvo, reduciendo su presencia en el aire hasta un 20%. Gracias a esta limpieza, la sensación de fatiga que experimentamos, como consecuencia de una atmósfera cargada, disminuye.

-Reducen el ruido. Esto ocurre sobre todo en lugares cerrados y con suelos duros. Aunque esta alteración acústica se percibe más cuando la frecuencia del sonido es muy alta. Se puede decir que ahogan los sonidos.

-Mejoran el ánimo y el bienestar. Tener plantas en casa tiene efectos psicológicos y positivos. El contacto con éstas no determinará dichos efectos, pues serán igual de favorables tanto si se las contempla como si se trabaja con ellas. Reducen el estrés, relajan y animan. Incrementan el nivel de concentración y comprensión y atenúan sentimientos negativos como son el miedo o el enfado. Además, está comprobado que un enfermo se recupera más rápido y mejor en presencia de flores y plantas.

- Favorecen el clima laboral. Su inclusión influye tanto y tan positivamente que las empresas están introduciéndolas en sus lugares de trabajo para sacar partido de sus beneficios. Hay estudios que han demostrado que trabajar con plantas disminuye el ausentismo e incrementa la eficacia y productividad del empleado. Psicológicamente son un estimulante absolutamente sano y natural.

LOS MEJORES “FILTROS VERDES”

-Dracena o tronco de Brasil.  La Dracena Margarita yla Dracena Deremensis son plantas indicadas para habitaciones y espacios recién amueblados, ya que filtran el formaldehído y el xileno que estos desprenden. Necesitan humedad y luz indirecta. Son muy resistentes y conviene que estén en un ambiente cálido.

-Palmera. Comola Dracena, las palmeras Chamaedoria y Areca filtran el formaldehído, el xileno y el tricloretileno de los muebles nuevos o recién barnizados. Son fáciles de mantener ya que se adaptan a lugares con poca luz y escasa humedad, condiciones propias de la mayoría de los edificios.

-Potus. Es la planta más facil de cultivar de todas las de interior. Apenas necesita cuidados. Tolera ámplia variedad de condiciones ambientales del hogar y la oficina. La principal sustancia que elimina es el formaldehído por lo que es util para habitaciones recien pintadas o amuebladas.

-Cinta. Las cintas filtran el 96 % del monóxido de carbono, xileno y formaldehido. Son útiles tantos en cocinas que usan gas como en salones y comedores donde hay reuniones de mucha gente. Son fáciles de mantener y conviene que estén en un ambiente de entre 13 y 24 grados.

-Hiedra. La hiedra Hedera Belix filtra hasta el 90 % del benceno en una habitación cerrada, así como el formaldehído. Es ideal para colocarla junto a equipos plásticos, como ordenadores, fax, equipos musicales, etc. Necesitan mucha luz y riego moderado y no les sienta bien las altas temperaturas.

-Ficus. Es especialmente eficaz en la eliminación del formaldehído. Está indicado para habitaciones recién amuebladas y para todos los lugares cerrados en general. No requiere muchos cuidados. Es una de las plantas de interior más habituales ya que tolera condiciones de luz tenue y temperaturas frías, además de presentar una gran resistencia a las plagas.

-Difembaquia. Se utiliza en oficinas y en cualquier ambiente en general y elimina xileno, tolueno y formaldehído. No requiere excesiva atención y es resistente ya que tolera temperaturas de hasta 9 grados durante periodos cortos de tiempo.

La opinión del especialista

Eduardo Stafforini.

Asociación Argentina de Floricultores y Viveristas.

• ¿Qué debemos tener en cuenta al  elegir una planta para el hogar?

En un hogar van a convivir plantas, personas y tal vez animales. Todos tienen algo que ver a la hora de la elección. Las plantas requieren de luz, humedad y temperatura que pueden ser las limitantes para elegirlas. Si hay niños o animales no deben ser tóxicas por el riesgo de ingestión, que aun cuando no sean fatales, pueden provocar alergias o intoxicaciones. Si en el hogar el sistema de acondicionamiento del aire es artificial, el espectro de plantas posibles se reduce significativamente. Además, cada una de ellas requiere de su espacio. Estos no se ajustan solo al sitio para la maceta, sino al que requieren las hojas, flores o frutos para no ser dañados.

 

• ¿Qué beneficios pueden traer tener plantas en el hogar?

Las plantas tienen la magnífica propiedad de captar el dióxido de carbono, producido por los seres vivos cuando respiran, y de liberar oxígeno al ambiente cuando tienen luz suficiente como para hacer su proceso de fotosíntesis. Además, a través de sus colores y formas agradables generan un espacio que calma y serena a las personas.

• ¿Cuáles son las especies mas recomendadas por sus aportes a la salud?

Todas las plantas son recomendables para la salud, desde la estética, su capacidad oxigenadora y purificadora del aire, su compañía pasiva, sus cualidades aromáticas y medicinales.

Investigaciones de la NASA y la OMS

La NASAinvestiga desde 1973 los ‘Compuestos Orgánicos Volátiles’ (COV) presentes en edificios cerrados. Los COV son gases inhalables que se convierten en vapor a temperatura ambiente; algunos no tienen efectos demostrados sobre la salud, pero otros son altamente tóxicos. En el año 1989,la EPA(Agencia de Medio Ambiente de Estados Unidos) reconoció que existían más de 900 COV en edificios públicos. De todos ellos se investigaron tres por ser los más comunes: formaldehído, benceno y tricloroetileno (TCE).

Las plantas realizan una labor de descontaminación al actuar como eslabón entre el aire y el suelo, donde se encuentran los microorganismos. Los COV no dañan a las plantas sino que los estomas de las hojas los captan mediante la transpiración para su posterior metabolización en la zona radicular.

Un estudio reciente publicado por la revista científica “Journal of the American Society for Horticultural Science” comparaba la capacidad de absorción de formaldehído de dos tipos de plantas de interior: el ficus de hoja pequeña o matapalo (Ficus benjamina) y la aralia o fatsia (Fatsia japonica). La tasa de absorción era inicialmente rápida y disminuía conforme baja la concentración del formaldehído en la estancia. Ambas plantas absorben prácticamente el 80% del formaldehído en cuatro horas, siendo algo más eficiente la fatsia.

El formaldehído está presente en aglomerados de la madera, alfombras, moquetas, adhesivos, en el gas de las cocinas, en productos hidrófugos e ignífugos. Sus efectos secundarios van desde irritación de los ojos, nariz o garganta hasta dolores de cabeza y dermatitis alérgica. Además, segúnla Agencia Internacionalde Investigación del Cáncer, el formaldehído está considerado un compuesto cancerígeno.

La Organización Mundialdela Salud(OMS) recomienda, como valor de calidad de aire, no superar los 100 ?g/m3 para un tiempo promedio de 30 minutos. Es evidente que en el interior de las viviendas, las concentraciones fruto de la emisión desde los materiales son bajas, del orden de 0,05 ppm, y los posibles síntomas asociados básicamente son lagrimeo, goteo nasal, dolor de garganta, o dolor de cabeza entre otros, afectando principalmente a personas sensibles o con afecciones como asma y rinitis. Aunque no se requieren medidas urgentes, se pueden adquirir hábitos que ayuden a minimizar los posibles riesgos, como el uso de plantas de interior que evitan su existencia.

Para eliminar xileno y el tolueno se utilizan las arecas, las orquídeas y las palmeras enanas; para reducir el benceno, los crisantemos, las cintas y los espatifilos.

Otras plantas que reducen formaldehído son los helechos, las cintas y los pothos. Éstas mantienen la humedad del ambiente en porcentajes del 40 y 60%, ideales para nuestra salud y al mismo tiempo evitan la aparición de mohos. Existen varias guías de plantas de interior saludables, donde recomiendan diferentes especies: para eliminar xileno y el tolueno se utilizan las arecas, las orquídeas y las palmeras enanas; para reducir el benceno, los crisantemos, las cintas y los espatifilos. Otras plantas de interior con reconocidos efectos benéficos sobre el ambiente incluyen palmeras de salón, agaonemas, hiedras, dracaenas y sansevieras.

Y es que las plantas son un buen medio de evitar el conocido “Síndrome del edificio enfermo”. Cuanto más aislados están los edificios, más posibilidades existen de que la contaminación del aire sea mayor. Es obvio que aislarse de la naturaleza en edificios sellados provoque diferentes problemas de salud, puesto que desde que el ser humano existe, depende de un intrincado sistema ecológico que soporta la vida, sistema donde las relaciones con las plantas y sus microorganismos asociados son necesarias.

Comments are closed.