Portada - Alimentación - Dietas - Masticación: Cómo influye en la salud general

Masticación: Cómo influye en la salud general

septiembre 28, 2010

No es común relacionar la buena masticación con la salud, pero están muy emparentadas. Si no nos cree, lea esta nota  de la doctora Bertolino Depratti. 

La odontología está íntimamente relacionada con la masticación del paciente, y esto con su salud general.

¿Por qué se da esta relación? La masticación es el inicio del proceso digestivo: si trituramos bien el alimento, se digerirá mucho mejor junto a los jugos gástricos. Asimismo si la masticación es correcta, la saliva actúa en ese bolo alimenticio ayudando a mejorar el proceso digestivo.

La saliva posee enzimas digestivas, como la ptialina, y ésta es necesaria para la formación del bolo.

Un alimento bien triturado es un alimento bien digerido.

Muchas veces los pacientes no relacionan salud bucal-con buena digestión. Sienten que la comida les cae pesada, toman digestivos y tal vez el problema esté en no tener en condiciones la boca, ya sea por falta de dientes, por caries profundas que generan dolor, por prótesis mal adaptadas, o coronas o puentes que se despegan y se caen.

Es por ello que hay que ir descartando problemas, y uno de los principios es ir al odontólogo para que verifique nuestra salud bucal, si ésta es buena, se seguirá indagando sobre la salud del paciente.

Pero muchas veces la consulta odontológica pasa desapercibida y la causa, por ejemplo, de un problema digestivo, se encuentra allí. 

5 CONSECUENCIAS DE UNA MALA MASTICACIÓN

Al masticar de  manera deficiente, se pueden presentar las siguientes consecuencias:

  1. Digestión lenta.
  2. Pesadez estomacal.
  3. Aerofagia, con dolores abdominales, producto de “tragar aire”.
  4. Pérdida de peso.
  5. Distensión abdominal.

ESTILOS AL MASTICAR

Cada paciente tiene una forma de masticar. Y ésta se relaciona con características específicas e individuales:

  • Lado preferido: derecho o izquierdo.
  • La fuerza es diferente en cada paciente: hay quienes tienen más desarrollado los músculos masticatorios; otros, no.
  • Forma de la arcada.
  • Cantidad de dientes anteriores.
  • Cantidad de molares posteriores.
  • Tipo de periodonto y gíngiva (tejido de sostén del diente), si está inflamado y existe dolor, la masticación pierde calidad. Se comen alimentos más blandos.
  • Sensibilidad dentinaria (esto hace que se eviten ciertos alimentos, por ejemplo, los fríos).
  • Tenencia de prótesis removible, puentes, coronas, etc. (Esto influye en el tipo de alimento que se elige, y por ende, en la masticación).
  • Los problemas de A.T.M (articulación témporomandibular), ya sea distensión de ligamentos, artrosis, dislocación del disco articular, etc. Traen aparejado un cambio en la elección del alimento.
  • Tipo de alimentación que se ingiere. Muchos pacientes son vegetarianos, otros carnívoros, etc.

La opinión de la especialista

Dra Mariana Bertolino De Pratti, odontóloga

Socialmente tener una linda sonrisa, ayuda a conseguir trabajo, a tener una actitud más firme y segura frente a diferentes situaciones. Además, nos previene de problemas de salud (por ejemplo, cuando hay ausencia de piezas dentarias, la masticación se ve afectada y con ello la digestión). Por eso, recomiendo, para cuidar la salud bucal: 

  • Concurrir al odontólogo semestralmente, para realizar topicaciones de flúor y limpieza dental.
  • Restaurar caries (las penetrantes generan mal aliento, ya que son una especie de nicho microbiano dentro de la boca).
  • Usar el hilo dental todos los días, al menos una vez al día, preferentemente a la noche.
  • Usar colutorios antisépticos.
  • Evitar dietas cariogénicas (por ejemplo, abundante en dulces).
  • Lavarse los dientes luego de cada comida. La higiene más importante es la de la noche.
  • Rehabilitar la boca (ya sea con prótesis o con implantes), para reponer la dentadura faltante.

Comments are closed.