Ginecología cosmética

Los partos, el paso del tiempo y algunas cicatrices pueden alterar la genitalidad femenina o crear inesteticismos que interfieren en la plenitud sexual. La Ginecología Estética permite reparar estos daños. Esto se logra a partir de los procedimientos que explicamos en esta nota.

Es un área nueva dentro de la Ginecología y su tarea es corregir estéticamente algunas “imperfecciones” a nivel genital y mamario.

Las causas de ellos pueden ser varias: muchos partos, una cirugía de mamas o simplemente que la anatomía no nos conforme. Consultamos a la doctora Claudia Marchitelli, encargada de la Sección de Ginecología Estética del Hospital Italiano, acerca de estos novedosos procedimientos que favorecen la estética en el nivel más intimo.

Objetivo: Recuperar la estrechez que tenía antes del parto

Método: Cirugía plástica vaginal

Puede ser de dos tipos:

• La vaginoplastía de reducción: Consiste en restaurar los músculos del periné y volver a darle a la vagina el tamaño adecuado. Con el paso de los años los músculos comienzan a perder elasticidad y tono, con lo cual el conducto vaginal se agranda. Esto puede verse acrecentado con los partos.

• La vaginoplastía de ampliación: Se requiere ante casos de estrechez del orificio vaginal. Esto puede deberse a anillos fibrosos que dificultan la penetración o a determinadas enfermedades vulvovaginales que llevan a una fibrosis del introito con la consiguiente dificultad o imposibilidad de mantener relaciones sexuales.

Duración: entre 60 y 90 minutos.

Tipo de anestesia: Se puede realizar, según el caso y la paciente, con anestesia general, raquídea y en algunos casos anestesia local.

Post-operatorio: El tiempo de cicatrización es aproximadamente 7 días. La recuperación total se logra entre 3 a 6 semanas. El reinicio de las relaciones sexuales podrá ser a partir de las 4 a 6 semanas

Objetivo: Reducir o agrandar los labios

Método: Cirugía plástica vulvar

Consisten en:

• Labioplastía de reducción de labios menores, cuando estos sobresalen de los labios mayores. Las pacientes se quejan de molestias al usar calzas o ropa ajustada, pero fundamentalmente el motivo de consulta es estético, ya que muchas mujeres se inhiben en el momento de mantener relaciones sexuales.

• Labioplastía de aumento: Se aumenta el espesor de los labios con la colocación de rellenos autólogos o heterólogos. En el caso del relleno autólogo, se realiza con adiposidad extraída de la misma paciente. Se extrae adiposidad (grasa) del monte de Venus a través de cánulas y se realiza la lipoinyección en el lugar requerido. Requiere internación.

Duración: Estas cirugías duran aproximadamente 45 a 60 minutos.

Tipo de anestesia: Se puede realizar, según el caso y la paciente, con anestesia general, raquídea y en algunos casos anestesia local.

Post-operatorio: El tiempo de cicatrización es aproximadamente 7 días y la recuperación total se logra entre 3 a 6 semanas. El reinicio de las relaciones sexuales podrá ser a partir de las 4 a 6 semanas

Objetivo: Eliminar algunos “problemitas” estéticos

Método: Resección

Resección, o sea, extracción de:

  • Verrugas no virales: Este procedimiento se realiza ambulatoriamente y con anestesia local.
  • Quistes miliares: Son acúmulos de bolitas de grasa. Generalmente son múltiples y se hallan en los labios mayores provocando importantes inesteticismos. Se realiza ambulatoriamente y con anestesia local.
  • Repliegues mucosos: Consisten en pequeños repliegues de piel o mucosa vulvar, perineal o perianal. Son asintomáticos, pero suelen provocar importantes inesteticismos. Se extraen quirúrgicamente con anestesia local y en forma ambulatoria.
  • Manchas en la piel o mucosas

Objetivo: Evitar las molestias al tener relaciones

Método: Vaginismo y vulvodinia (con toxina botulínica)

Se procede a relajar los músculos de la vagina a través del uso de toxina botulínica. Se administra a través de una fina aguja directamente en los músculos afectados, logrando relajarlos temporalmente (generalmente entre 3 a 6 meses). Este procedimiento no es doloroso y, sumado a apoyo sexológico, puede terminar definitivamente con el vaginismo. Se cree también que la toxina botulínica actúa a nivel mucoso en las terminales nerviosas, pudiendo así inhibir el dolor en los casos de vulvodinias.

Duración: 30 minutos.

Tipo de anestesia: local.

Post-operatorio: La recuperación depende de la extensión de las lesiones pero en general es de 3 a 7 días.

Objetivo: Intensificar el placer

Método: Amplificación de punto G

Mediante el uso de ácido hialurónico -el mismo que se utiliza para rellenar arrugas faciales- se realiza la amplificación del punto G, lo que permite llegar a él más fácilmente, poder estimularlo mejor y obtener mayor placer durante las relaciones sexuales. También mejora la incontinencia urinaria leve.

Duración: aproximadamente 30 minutos.

Tipo de anestesia: Este es un procedimiento muy simple que se realiza con anestesia local en aerosol.

Post-operatorio: Luego de 7 ó 10 días la paciente puede retomar las relaciones sexuales.

¿Es cierto qué en Estados Unidos está prohibido?

Los rellenos que se utilizan son hialurónico y más comúnmente autoinjerto de tejido graso.

Objetivo: corregir inesteticismos en las mamas

Método: lipoinjerto mamario

Los inesteticismos en las mamas post cirugías por cáncer de mama pueden hoy encontrar una reparación estética a través del lipoinjerto mamario (extracción de grasa de un sitio donante de la misma paciente, y este tejido graso se inyecta en la mama afectada).

El tejido graso posee células madres las cuales actúan reparando el daño actínico en la piel. Actualmente esta técnica se realiza a nivel protocolar con muy buenos resultados estéticos.

  • Tiempo del procedimiento: 1 a 2 horas.
  • Anestesia: general.
  • Procedimiento ambulatorio (la paciente se va a la casa).
  • Tiempo de recuperación: 3-7 dias.

Amplificación de punto G: ¿sí o no?

Responde la dra Marchitelli

“NO existe hasta el momento ningún estudio científico que avale este procedimiento ni que ratifique el aumento del placer sexual con el relleno del punto G.

SÍ está científicamente comprobado que el punto de mayor placer sexual en la mujer es el clítoris. No estamos de acuerdo con este procedimiento por lo cual no lo hacemos en nuestro servicio. La mujer que busque su orgasmo a través de la cirugía o de una corrección anatómica, está por el camino equivocado. Creo que es más acertado consultar al médico y no buscarlo a través del cambio anatómico. Cada vez que una mujer se nos acerca al servicio consultando por una cirugía para alcanzar el placer sexual, les explicamos funcionalmente cómo hacer para alcanzar el orgasmo, y les aseguro que la mayoría de esas mujeres alcanzan el orgasmo SIN necesidad de la cirugía. Por supuesto que hay correcciones anatómicas que influyen psicológicamente en la funcionalidad sexual, en eso estamos de acuerdo y por eso nos dedicamos a estas cirugías, pero siempre aclaramos que la corrección es ANATOMICA y NO funcional.

Llevamos registradas más de 160 consultas por ginecología estética en el último año, y operamos alrededor del 40% de estas consultas, porque la mayoría de estas pacientes necesitan un correcto asesoramiento sobre sexualidad y sobre la anatomía femenina, más que una intervención quirúrgica. La mayoría de estas consultas se resuelven en consultorio y no en el quirófano”.

LA OPINIÓN DE LA ESPECIALISTA

Dra. Claudia Marchitelli, encargada de la Sección de Ginecología Estética del Hospital Italiano

¿Estos procedimientos son sólo una cuestión estética o también de salud?

Todas son absolutamente estéticas y no influyen para nada en la salud de la paciente. Una paciente puede vivir perfectamente bien con los labios menores grandes o con el orificio vaginal aumentado de tamaño luego de haber tenido 3 hijos…

¿Estas cirugías son riesgosas?

Estas cirugías hay que hacerlas con mucha responsabilidad y criterio médico, ya que pueden dejar efectos adversos desagradables, y la dispareunia es uno de ellos (dolor en las relaciones sexuales).

¿Interfieren o no con el placer sexual?

No hay base científica para relacionar estas cirugías con el placer. Es importante saber que con las cirugías se corrigen alteraciones anatómicas pero son pocas las pacientes que verán aumentado el goce sexual.

Pero algunas personas dicen que mejoran el orgasmo…

Los orgasmos no suceden por ponerse colágeno en los labios o estrechar la vagina, sino por conocer cómo funciona la sexualidad femenina. Si una paciente quiere operarse para experimentar orgasmos que nunca ha tenido, se llevará una gran desilusión, ya que probablemente se someterá a estos procedimientos y no logrará lo tan buscado: el orgasmo. Por eso es fundamental hablar con la paciente, desmistificar la cirugía y brindarle la mayor cantidad de información.

¿Cómo influyen en la psicología de la paciente?

Las mujeres no nos conocemos y no sabemos trasmitir al hombre lo que queremos. Sí se sabe que las alteraciones anatómicas influyen fuertemente en la psicología de la paciente, a través de inhibiciones o sentimientos de vergüenza que resultan en relaciones sexuales frustrantes. Muchas mujeres no se animan a que las vean desnudas, al sexo oral o a que les toquen sus genitales por vergüenza. Cambiando el aspecto vulvar, vaginal o mamario, la paciente siente mayor confianza en sí misma, se siente cómoda con su cuerpo y lo acepta, con lo cual psicológicamente está preparada para disfrutar de una relación sexual placentera libre de inhibiciones o vergüenzas. Pero esto no depende de la cirugía en sí misma sino de un tema puramente psicológico. La señora se siente más atractiva y se permite disfrutar de la sexualidad en forma más abierta y sin tabúes.