Falta de calcio

Aumenta el riesgo de fracturas en mujeres jóvenes

El 94 % de las mujeres argentinas de 10 a 49 años tienen una ingesta inadecuada de este mineral, lo que puede producir una severa descalcificación del esqueleto.

Según expertos de la Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF), la ingesta insuficiente de calcio durante etapas clave de la vida, como la adolescencia, el embarazo y la lactancia, puede producir una importante descalcificación ósea y aumentar el riesgo de sufrir una fractura a temprana edad.

El doctor José Zanchetta, director científico de la IOF, reveló que “comúnmente se asocia a las fracturas con la osteoporosis en mujeres que ya pasaron su menopausia. Sin embargo, las mujeres jóvenes sanas también se fracturan por causas no traumáticas, y ello puede ocurrir por una ingesta de calcio que no llega a cubrir los requerimientos nutricionales mínimos”.

Una fractura vertebral en una mujer de 30 años es irrecuperable y predispone a sufrir otra fractura posterior. Pero esto podría prevenirse fácilmente ingiriendo regularmente lácteos, productos fortificados y otros alimentos con calcio.

En la juventud

Hasta los 25 años el esqueleto se sigue formando y crece; de allí, la importancia de cuidar los huesos con hábitos saludables desde una edad temprana. “Si se llega a esa edad con un pico de masa ósea insuficiente, es irrecuperable; aumenta el riesgo de osteoporosis en la postmenopausia y, por consiguiente, de fracturas”, comentó la Dra. María Belén Zanchetta, médica endocrinóloga y osteóloga.

Durante el embarazo y la lactancia

En ambas etapas es imprescindible aumentar la ingesta de calcio, porque el bebé lo utiliza para la formación de su esqueleto y la mujer pierde hueso para satisfacer esa demanda. “Nos encontramos muchas veces con mujeres jóvenes, sanas y muy delgadas que se embarazan y de repente, al mes de amamantar a su hijo, sienten un dolor fuerte de espalda, un ‘crack’, y siguen adelante sin saber que acaban de sufrir una fractura vertebral. Amamantar es una decisión inteligente y muy recomendable, pero para ejecutarla es necesario asegurar la correcta nutrición de la madre”, comentó la especialista.

¿Cuánto calcio es necesario?

Alcanzar el nivel de calcio adecuado mediante la alimentación no es difícil, aunque la mayoría no llega a cubrir estos requerimientos. Según la nutricionista Laura Gear, “una mujer adolescente, embarazada o amamantando necesita al menos 1300 mg diarios de calcio, que se obtienen con un trozo de queso fresco, un yogur fortificado con calcio y leche para cortar infusiones”. La especialista aclaró además que el calcio que aporta el yogur se absorbe mejor que el de la leche y el queso, y que su consumo debe ser diario y fraccionado a lo largo de la jornada.

Para mantener los huesos saludables también es necesario realizar actividad física en forma regular, y recibir vitamina D, ya sea con una exposición diaria de unos 15 minutos al sol o mediante suplementos vitamínicos.

Los productos lácteos descremados aportan tanto o más calcio que los enteros.