Diagnóstico y tratamiento: Diverticulosis

Los divertículos son pequeñas protuberancias que pueden formarse en cualquier segmento del tracto gastrointestinal. Suelen alojarse del lado izquierdo del intestino grueso y no presentan síntomas. Entérese cómo es esta patología y cómo tratarla.

El estrés diario, los hábitos alimenticios, el poco tiempo que dedicamos a comer traen consigo diversos trastornos. La diverticulosis es una enfermedad que está vinculada con la constipación y con el acelerado ritmo de vida actual. Es habitual que la persona, en su rutina diaria, coma apurado y mastique mal. Esto puede afectar el ritmo evacuatorio normal. Los episodios de estreñimiento y diarrea suelen ser motivo frecuente de consulta médica.

¿De qué se trata?

  • Los divertículos son como pequeñas hernias que sobresalen de los órganos del tubo digestivo. Suelen manifestarse en el intestino grueso y comúnmente no presentan síntomas.
  • La diverticulosis es un cuadro en el que el paciente presenta divertículos, si estos se inflaman el proceso agudo se denomina diverticulitis. Esta afección tiene síntomas específicos. En algunos casos, esta sintomatología puede motivar incluso hasta la internación.
  • Los síntomas suelen ser dolor abdominal generalmente del lado izquierdo, constipación también puede presentarse fiebre.
  • La aparición de divertículos esta vinculada con la fuerza que realiza el intestino. El paso de los años hace que la presión en el colon genere hernias en las  capas internas  del órgano. Teóricamente la zona izquierda del intestino grueso es la que más fuerza realiza para expulsar la materia fecal, porque en esta porción del órgano las heces se encuentran sólidas. El lado derecho almacena la materia fecal todavía líquida o semilíquida, entonces no necesita realizar presión. Además el intestino en su porción derecha es de mayor amplitud. Por este motivo, en su sector izquierdo, el intestino tiene más trabajo. Es natural que los divertículos se manifiesten en la parte del intestino que se llama colon sigmoide y colon descendente.

Tratamientos

  • Los casos más comunes requieren de un tratamiento vinculado con una dieta adecuada y medicación que suelen ser reguladores intestinales.
  • Lo importante es que la persona con diverticulosis logre tener un buen ritmo evacuatorio. Para llegar a este objetivo se deben modificar los hábitos de alimentación. Es necesario incluir en la dieta diaria alimentos ricos en fibras, que ayuden a evitar la constipación, como verduras y frutas. La abundante ingesta de líquido es otro factor que debe tenerse en cuenta para conseguir que la materia fecal no adquiera una consistencia demasiado dura.
  • En los casos de diverticulitis, el profesional suele recomendar reposo y no ingerir alimentos. Se le coloca suero, antiespasmódicos y antibióticos porque es un cuadro infeccioso. El tratamiento dura aproximadamente siete días. Generalmente los pacientes mejoran pero, si no es así, se deben hacer estudios específicos, como radiografía o tomografía computada. Es posible que el tratamiento médico sea insuficiente y el paciente deba ser intervenido.

LA OPINIÓN DEL ESPECIALISTA

Doctor Guillermo Masciangioli, jefe de la unidad proctología del Hospital de Gastroenterología Dr. Carlos Bonorino Udaondo.

“Muchas veces los divertículos se encuentran en estudios que se hacen por otras causas”

¿En qué franja etárea se presentan más frecuentemente los casos de divertículos?

Esta patología suele presentarse en personas mayores de 60 años. Sin embargo cada vez más  personas de menor edad concurren al médico con casos de diverticulosis. Esta afección está vinculada también con la constipación y el estrés.

¿Se pueden prevenir los divertículos?

No, no se puede prevenir. Pero es importante ingerir alimentos ricos en fibras y  abundante cantidad de líquido.

¿Es posible que un paciente durante toda su vida presente diverticulosis y no necesite cirugía ni tratamiento médico?

Si, es posible, los divertículos frecuentemente no presentan síntomas. Muchas veces los divertículos se encuentran en estudios que se hacen por otras causas. Suelen ser hallazgos incidentales. Puede ser que un paciente con divertículos nunca necesite cirugía ni tratamiento. Solamente las molestias corporales que  ocasionan son determinantes para prescribir tratamiento.

Los divertículos, una vez extirpados ¿pueden volver a aparecer?

No es frecuente que ocurra, pero  es posible que vuelvan a aparecer en otra zona del intestino.

Medicamentos anti-divertículos

Si el paciente sufre molestias reiteradas, los medicamentos que los  profesionales suelen recetar para casos de diverticulosis son:

  • Simeticona
  • Bromazepan
  • Domperidona

Sin embargo dependerá del cuadro que el paciente presente.

Lo que debe incluir en su dieta

  • FIBRAS. Hace veinte años se decía que el paciente con divertículos no debía comer fibras. Actualmente se recomienda que coma verduras, ingiera fibras. Es necesario comer fibras para que, la materia fecal adquiera una adecuada consistencia.
  • LIQUIDOS. Es importante la ingesta de dos litros  de líquido por día.

Alimentos NO recomendados

  • No elegir alimentos que puedan constipar como arroz, quesos duros picantes, condimentos, bebidas alcohólicas, café en exceso.
  • Es recomendable evitar las comidas a base de harina, eludir fritos, tucos, pizza y empanadas.
  • Si los síntomas no son específicos, cambiar los hábitos alimenticios es fundamental para contrarrestar la acción de la diverticulosis. Un paciente que sufre esta patología debe ordenar sus costumbres alimenticias.

La diverticulosis en números

  • De los 30 a 40 años la diverticulosis se encuentra en menos del 10 por ciento de las personas.
  • De los 50 a los 60 años en el20 a 35 por ciento.
  • Luego de los 70 años la diverticulosis se encuentra en más del 50 por ciento de las personas.
  •  Es por eso que se considera que la aparición de los divertículos aumenta a medida que aumenta la edad.
  • Son más frecuentes en el lado izquierdo del intestino grueso, especialmente en el sigmoides.
  • En el 80% de los casos no producen síntomas.
  • Del 20% de los pacientes que tienen algún síntoma, el 4 al 5% desarrolla alguna complicación.
  • Sólo entre el 1 y 2% requiere internación.
  • Un 5% de los casos necesita tratamiento quirúrgico.
  • Existe un leve predominio de diverticulosis en el hombre.
  • La baja incidencia de diverticulosis en países con menor desarrollo (en los cuales la dieta predominante consiste en harinas y cereales) ha llevado a pensar que la formación de los divertículos está favorecida por la pobre ingesta de fibras.

Complicaciones:

  • Diverticulitis
  • Hemorragia
  • Peritonitis
  • Estenosis

Proctorragia

Es la hemorragia a través del intestino. Con muy poca frecuencia es causada por divertículos, generalmente se debe a la existencia y sangrado de hemorroides.

Suplementos de fibra alientaria: Un recurso más

Además, de una dieta adecuada, variada y con contenido de fibra, es posible contar con el recurso de suplementos de fibra alimentaria, que se expenden en farmacias. Estos productos, que no actúan como laxantes sino que representan una forma concentrada y específica de consumir fibra, vienen en forma de poder ser ingeridas con jugos o bebidas de la predilección de quien los usa, y también para ser incorporados en diversas preparaciones alimentarias (yogur, puré, compotas, etc.), de modo que resulten aptos al paladar.

No tienen efectos colaterales indeseables como sucede con los laxantes, y no se debe esperar de ellos evacuaciones rápidas y acuosas, pero sí la regularización intestinal a corto y mediano plazo. Si utiliza estos productos, no olvide hacerlo acompañado por líquidos abundantes no sólo en el momento de recibirlo sino a lo largo de todo el día. Esto posibilita que la fibra se hidrate dentro del intestino y forme volúmenes que permiten un vaciamiento intestinal sin esfuerzos.

Suplementos de fibra alientaria: Un recurso más

Además, de una dieta adecuada, variada y con contenido de fibra, es posible contar con el recurso de suplementos de fibra alimentaria, que se expenden en farmacias. Estos productos, que no actúan como laxantes sino que representan una forma concentrada y específica de consumir fibra, vienen en forma de poder ser ingeridas con jugos o bebidas de la predilección de quien los usa, y también para ser incorporados en diversas preparaciones alimentarias (yogur, puré, compotas, etc.), de modo que resulten aptos al paladar.

No tienen efectos colaterales indeseables como sucede con los laxantes, y no se debe esperar de ellos evacuaciones rápidas y acuosas, pero sí la regularización intestinal a corto y mediano plazo. Si utiliza estos productos, no olvide hacerlo acompañado por líquidos abundantes no sólo en el momento de recibirlo sino a lo largo de todo el día. Esto posibilita que la fibra se hidrate dentro del intestino y forme volúmenes que permiten un vaciamiento intestinal sin esfuerzos.