Factores que contribuyen a la hipertensión arterial

Los estudios poblacionales han demostrado que la hipertensión arterial está influenciada por factores genéticos (la carga genética heredada de nuestros padres), individuales (las conductas propias de cada persona) y socioambientales (el lugar donde se desarrolla el individuo).

Estos factores, denominados de riesgo, son importantes porque algunos de ellos se pueden controlar y modificar, y así evitar que la hipertensión se produzca.

Los factores genéticos no se pueden modificar. Sin embargo, como los hijos de personas hipertensas tienen mayor posibilidad de ser hipertensos, en ellos pueden tomarse medidas preventivas a través de un estilo de vida saludable (consumir poca sal, buen control del peso corporal, ejercicio físico, dejar de fumar, etc.).

Los factores de riesgo modificables más importantes son:

a) Dieta con exceso de sal. La sal contribuye a aumentar el volumen de sangre, por lo que eleva la presión y el trabajo del corazón.

b) Ingesta reducida de alimentos ricos en potasio. Especialmente frutas y verduras, que deben ser consumidas en forma generosa.

c) Hábito de fumar. Existe una alta frecuencia de tabaquismo en la población chilena. Además hay una tendencia a su aumento en las mujeres. Se estima que un 9 a 14% de las muertes son atribuibles al cigarrillo.

d) Diabetes. Se observa que un 13% de los hipertensos son además diabéticos. La frecuencia de diabetes en la población general se estima de 9,4%.

e) Aumento del colesterol total y sus diferentes tipos (colesterol bueno o malo). El aumento del colesterol total en los hipertensos alcanza una frecuencia de 40 a 50% de los sujetos.

f) Obesidad. Es muy frecuente en los adultos, alcanzando un 25%, mientras que el sobrepeso es de 35%. En Chile es más común en mujeres jóvenes. La presión arterial aumenta mientras más alto es el perímetro (grosor) de la cintura.

g) Sedentarismo. La falta de actividad física y/o ejercicios es un mal nacional, aproximándose al 90% de la población adulta.

h) Estrés. Hoy, la vida cotidiana no es fácil, continuamente plantea multiples exigencias que hace que nos sintamos abrumados con tanta responsabilidad y preocupación. Ello produce tensiones emocionales que se expresan en un mal dormir, mal genio, pérdida de la concentración. A la persona con predisposición a la hipertensión, la tensión emocional excesiva puede elevarle la presión.

i) Consumo de alcohol. Beber más de 25 gramos de alcohol al día eleva la presión arterial. Ello se alcanza con más de 2 tragos: 3 copas de vino, 3 cervezas individuales, 3 combinados, o mezclas de ellos.

Es preciso reconocer que estos factores no están presentes en forma aislada, sino que la mayor parte de las personas tiene una combinación de ellos. Es poco frecuente que no exista ninguno, y la regla es que se asocien. Alto % de FR (factores de riesgo) son modifi cables, salvo la herencia genética.

Cepillarse los dientes en exceso: riesgos y consecuencias

El cepillado es la mejor medida para acabar con las bacterias y mantener una correcta salud dental. Sin embargo, en exceso puede suponer un problema, y más si apretamos mucho al lavarnos los dientes.

Luego de cada comida, el cepillado y limpieza con hilo dental ayuda a eliminar la capa de bacterias que se forma en torno a las encías y los dientes, y que es la responsable de la formación de sarro, las caries y de otras enfermedades dentales. Además, un correcto cepillado protege el esmalte y lo preserva por más tiempo.

Sin embargo, para mantener una buena salud bucal, es tan importante la frecuencia y el tiempo que le destinamos al cepillado, así como la técnica con que lo realicemos.

¿Qué pasa si nos cepillamos demasiado fuerte?

Las encías son generalmente las primeras afectadas: cepillarse muy fuerte puede obligarlas a disminuir de tamaño y hacerse más pequeñas, dejando al descubierto más superficie de la pieza dentaria.

Por otra parte, también se desgasta la superficie dental y se puede dañar el esmalte. Esto produce que la capa más blanda que se encuentra en el interior de los dientes, llamada dentina, se exteriorice y se desgaste más rápido.

Sin embargo, antes de que esto suceda, el exceso de cepillado causará sensibilidad en las encías y en los dientes, produciendo un molesto dolor al comer o beber.

¿Y si no usamos el cepillo adecuado?

El cepillo dental está formado por cientos de filamentos. Si estos son de cerdas duras, al entrar en contacto con la superficie de dientes y encías, pueden dañarlos, haciéndolos más vulnerables a los ataques de las bacterias que pueblan la boca.

La profesionales coinciden en que los cepillos de textura media son ideales para remover la placa y los restos de alimentos. Además, es importante que tengan cabeza pequeña para llegar a todas las áreas de la boca, incluyendo los molares posteriores de acceso dificultoso.

¿Es mejor usar un cepillo eléctrico?

Hay personas que los prefieren, ya que al vibrar en distintas direcciones limpian en mayor profundidad. Sin embargo, si el cepillado manual se realiza a conciencia no hay diferencia en el resultado. El cepillo eléctrico se recomienda a personas que tienen dificultades para realizar un buen cepillado o que padecen alguna limitación en su destreza manual.

CONSEJOS PARA UN CORRECTO CEPILLADO

El cepillado debe durar al menos dos minutos: ya que la mayoría de las personas no se cepillan durante tanto tiempo, los odontólogos recomienzan utilizar un cronómetro o escuchar la radio mientras lo hacemos.

Realizar movimientos cortos y suaves, prestando especial atención a la línea de la encía, los dientes posteriores de difícil acceso y las zonas alrededor de obturaciones, coronas y otras reparaciones.

Limpiar bien cada sección de la siguiente manera:

Superficies externas de los dientes superiores e inferiores: Incline el cepillo a un ángulo de 45° contra el comienzo de la encía y deslice el cepillo hacia la terminación del diente y hacia adelante.

Superficies internas de los dientes superiores e inferiores: realice movimientos cortos hacia atrás.

Superficies de masticación: con movimientos cortos hacia atrás.

Para tener un aliento más fresco y eliminar bacterias, no olvide cepillarse también la lengua.

Para complementar el cepillado, use hilo o seda dental.

Utilizar enjuagues bucales ricos en flúor y otros minerales para fortalecer el esmalte y evitar problemas futuros.

Cepillarse después de cada comida y, sobre todo, antes de acostarse: las bacterias que participan en la formación de caries, se pueden multiplicar 30 veces durante la noche si no se ha cepillado los dientes antes de irse a la cama.

¡O Internet o yo!

Esta nueva fuente de información irrumpió en la vida de la pareja y ha comenzado a tener sus consecuencias. La licenciada Boschi analiza su influencia y nos da sus consejos para que no sea una fuente de conflicto.

En algunos casos, uno de los dos no quiere compartir más el erotismo visual que antes los unía. En otros casos, alguien no aprueba que su pareja permanezca hasta altas horas en la computadora. Todavía existen varones y mujeres que sueñan con el amor eterno.

Internet creó un instrumento que exacerba las motivaciones más íntimas: crea ilusiones eróticas que excitan a los cibernavegantes, los seres que transitan Internet.

Cuando la novedad sexual sucumbe a la rutina de la vida diaria, hay parejas que comparten películas y videos eróticos y pornográficos para recrear esa sensación de que la pasión continúa y luego la emplean como estímulo para la imaginación erótica.

También Internet permite que los tímidos ahorren la vergüenza de salir a cortejar sin tener habilidades para ello. En oportunidades consiguen pareja satisfactorias que son la envidia de sus compañeros más audaces en las lides amatorias.

Otra posibilidad que Internet ofrece es que se reencuentran amigos y amores que se perdieron en el tiempo.

USE PERO NO ABUSE

¿Qué conflictos de pareja pueden surgir? Cuando ella lo encuentra chateando a altas horas de la noche para reencontrarse, aún de manera virtual, con un novio o novia del pasado.

Si la conducta persiste, la persona celosa lo puede acorralar en algún momento con la disyuntiva: “¡O Internet o yo!”.

Ante la desilusión, quien se siente excluido o excluida se pregunta quién es el anormal: si quien se prende a Internet como a una adicción o quien observa asombrado la pasión virtual que desarrolla su pareja.

  • La mujer y el hombre, ¿miran pornografía por igual?

Según la información clínica que manejo, un 95% de los varones ha mirado alguna vez sexo por Internet, ya se trate de erotismo (lo defino como la representación artística de la sexualidad) o pornografía (descripción hiperrealista o exagerada de la sexualidad).

En la pareja varón -mujer, si ella no lo acompaña él la suele mirar a solas.

  • ¿A qué se debe la diferencia?

Sea por causas culturales o biológicas, (en realidad por combinación de ambas), el hombre se estimula preferentemente por vía visual y la mujer por vía táctil (Bibliografía: “El hombre y lo visual. La mujer y lo táctil” por Isabel Boschi, en www.colectivosexologico.com.ar).

Cuando la novedad táctil de la pareja pasó al transcurrir el tiempo, el hombre recrea el entusiasmo mirando figuras femeninas en situaciones que para su imaginario erótico son excitantes.

Cada hombre tiene un reservorio erótico diferente. De manera que lo que le excita a uno, no lo excita a otro.

Lo mismo nos pasa a las mujeres.

Escenas que son de alto voltaje para los varones no sirven para estimular a las mujeres.

Esto es importante que los entiendan ambos géneros. Porque somos producto de la construcción cultural y de la herencia genética, según dijo John Money, el sexólogo neozelandés que habló de los mapas del amor.

  • ¿Cuál es la actitud femenina ante internet?

El 5% de las mujeres espectadoras de pornografía o de películas eróticas si lo hacen a solas, suelen esconder su acción a su pareja y lo usan para excitarse usándolo en diferido cuando están juntos.

No son excepcionales las jóvenes con miedo social, que tras masturbarse mirando Internet, se animan a reunirse con gente joven y aprenden a socializarse, tras perder el miedo a su propio cuerpo.

LAS POSIBLES REACCIONES DE LA PAREJA

Si uno de los integrantes de la pareja usa internet como estímulo sexual individual, puede haber reacciones en el otro. Estas dependen del género:

  • Las posibles reacciones masculinas oscilan entre:

a) Sentirse halagado porque la excitación de su mujer lo excita a él también;

b) Sentirse celoso porque él no fue “el origen sutil de” su rubor (de ella) como decía el poeta argentino Almafuerte. Todo es cuestión del grado de autoestima que tenga el varón en cuestión. A menor autoestima, más celos. A mayor autoestima, menos celos.

c) La mujer en la misma situación puede calificar de “perversas” las prácticas de su pareja o celarlo porque Internet la sustituye como estímulo sexual.

¿CÓMO REACCIONAR SI NO ESTAMOS DE ACUERDO CON INTERNET?

  • Siempre defenderse diciendo la verdad: “A mí me gusta esto”. O bien: “A mí no me gusta”.”Y no quiero participar en algo que no me agrada”. Esta sinceridad implica el riesgo de que la elección sea “ O Internet o yo”.
  • También se da la posibilidad de que lo hablen con una psicóloga/o ó sexólogo/a experto/a en parafilias, (perversiones) para confirmar o disconfirmar si esas prácticas entorpecen la vida en común, y si existen otras alternativas de acción que ambos acepten para modificar o eliminar la frecuencia del uso de Internet.
  • ¿Usar Internet, se transformó en un hábito indispensable, compulsivo, o es una elección circunstancial que la usan cuando quieren y cuando no quieren la ignoran?
  • En el caso de que si no usan Internet no se excitan, uno o ambos han generado una parafilia (cyberparafilia) y merece ser atendido profesionalmente para conocer en qué los puede perjudicar y cuál es el riesgo real de que uno de los dos quede afectado.
  • En caso de que sea un juego más de los que practica la pareja o el individuo, no existe peligro de daño ni en el individuo ni en la pareja.

¿QUÉ CONSECUENCIAS PUEDE PRODUCIR EL MIRAR SEXO POR INTERNET EN PAREJA?

a) A que uno de los dos diga”¡No quiero más!” y el otro:

  • Se ofenda.
  • No se ofenda y permita vivir y dejar vivir porque siente que el otro hace uso de su libertad.

b) que ambos sigan viendo juntos sexo por Internet hasta que el juego sature, como le pasa a los chicos cuando se aburren y cambian de juego.

Depende en gran medida de los mecanismos obsesivos que tengan los individuos si pueden probar distintas alternativas de acción sin quedarse fijadas a ellas.

c) Algunos varones con predisposición a estímulos no convencionales pueden transitar virtualmente hacia variantes sexuales.

Pero una persona parafílica (perverso) no deviene en el momento. Se hace desde su más tierna infancia.

¿CÓMO ENTENDER EL IMPACTO QUE LA TECNOLOGÍA PRODUJO EN LA SEXUALIDAD DE LA PAREJA?

Propuestas saludables.
I-Replantearse en pareja la idea de “intimidad”

Desde que empezó la era digital, coexisten con la pareja un tercero que bajo la forma de TV, PC, celular, y todos sus variantes, ocupa un espacio en la casa y en el tiempo de los dos.

Prescindir de estas comodidades es prescindir de algunos logros de la civilización. Siempre se puede vivir aislado. Tiene sus ventajas. Pero también sus desventajas.

II- Cambiar el concepto de fidelidad.

Que uno de los dos chatee con antiguas amistades no presupone necesariamente infidelidad. Sí, en cambio, el hecho desafía a nuestros sentimientos de posesividad sobre el pasado, el presente y el futuro de la pareja.

III- Las fantasías y la realidad de quién es ella y quién es él son intercambiables.

En ocasiones vivimos durante años con la pareja y no llegamos a conocer todos sus sentimientos ni podemos anticipar sus posibles reacciones ante un hecho determinado.

Si el amor virtual es una fantasía, ¿por qué no pensar que nuestra pareja al comienzo y tal vez por mucho tiempo, fue una fantasía en nuestra mente y en nuestro cerebro? Hasta que aprendimos a darle forma y la entendimos, a nuestra manera, en su irrepetible originalidad.

CONCLUSIÓN

  • Todos los humanos podemos ser interpretados de distintas maneras por diferentes personas. Interpretamos cómo es nuestra pareja y ella nos interpreta cómo somos nosotras.
  • Lo que Internet nos enseña en esta era postmoderna es que nada es exclusivamente de una sola forma. Ni la gente, ni los objetos. Somos seres relativamente virtuales para los demás.
  • Nuestra imaginación, nuestras fantasías rigen nuestra vida emocional, afectiva. Sólo podemos interpretar a la realidad y a las personas. La verdad verdadera no arriba nunca.
  • La razón guía nuestros pasos civilizados pero no podemos sustraernos al amar, al desear, que se imponga nuestra experiencia previa amatoria y cognitivo-corporal.
  • Internet nos invita a que no nos tomemos todo tan en serio, a que juguemos más, a que el mundo virtual de la computadora y de los aparatos que simplifican nuestra vida diaria, son tan reales y tan artificiales como el mundo que creemos real.

Test: ¿Cuánto sabemos de sexo?

Existen muchos mitos sobre sexo que permanecen aún arraigados en la gente. ¿Se anima a poner a prueba sus conocimientos con este test realizado por la doctora Beatriz Literat? Luego ella misma le dará las respuestas correctas.

Responda a este cuestionario lo más sinceramente posible. Luego vea las respuestas correctas: se sorprenderá de lo mucho que tiene para decirnos la Sexología.

  1. Para un óptimo desempeño sexual es necesario:

• Buen funcionamiento genital.

• Conocer o tener experiencia sexual previa.

• Ser joven.

• Estar enamorado/a o sentirse muy atraído/a por la otra persona.

  1. ¿Quién enseña a quién en la pareja?

• El hombre generalmente.

• El que tenga más experiencia de ambos.

• La mujer.

• Un/a amigo/a con mayor experiencia.

  1. ¿Por qué en algunas parejas hay diferencia entre el interés sexual de uno y otro?

• Porque las mujeres sienten menos deseo que los hombres.

• Porque el interés disminuye con el tiempo o ya no se quieren.

• Porque otras ocupaciones que se consideran prioritarias, acaparan la energía, como el trabajo, los hijos o actividades sociales o familiares.

• Porque existe un problema de salud en uno de ellos o es el efecto secundario de algún medicamento.

  1. Tener varios problemas sexuales simultáneamente significa:

• Padecer un grave problema de salud.

• Tener problemas psicológicos importantes.

• Falta de experiencia o fobia sexual.

• Ser homosexual sin saberlo.

  1. ¿Existe una frecuencia de relaciones sexuales considerada normal a determinadas edades?

• Sí

• No

  1. ¿Cuándo se dice que una persona es frígida o impotente?

• Cuando la mujer no llega al clímax y cuando el varón no tiene erecciones.

• Cuando la mujer no logra excitarse y cuando el varón no logra la penetración.

• Cuando tanto la mujer como el varón carecen de deseo sexual.

• Cuando la mujer o el varón refieren tener temor al contacto sexual.

  1. ¿Existen Disfunciones Sexuales incurables?

• Sí

• No

  1. ¿Por qué, con las personas con las que existe mucha química no es posible desarrollar una relación de pareja y, en cambio sí se despiertan sentimientos amorosos con personas con las cuales la sexualidad no es tan explosiva?

• Porque uno/a tiene temor a la infidelidad.

• Porque los opuestos se atraen.

• Porque con el tiempo la pasión se transforma en rutina y desaparece el interés.

• Porque una sexualidad tan fogosa da miedo y uno/a se agota.

RESPUESTAS CORRECTAS

  • Si su puntaje fue 8: ¡es un experto/a en Sexología!
  • Si su puntaje fue 7 a 4: está muy bien informado/a.
  • Si su puntaje fue 3 a 0: le recomendamos leer la página www.drabeatrizliterat.com.ar donde encontrará este test y muy buena información de sexualidad.

1. Respuesta: Ninguna de las condiciones anteriores garantiza un óptimo desempeño, ya que el cerebro y las emociones, que son los disparadores de la respuesta sexual, necesitan estar en sintonía con un buen estado de salud para que el cuerpo responda al estímulo emocional y, ambos estar asociados a un estado de seguridad y vulnerabilidad simultáneas.

El estrés suele ser el mayor obstáculo para la sexualidad y aparece en personas sanas y con experiencia sexual. Los estudios demuestran que por lo general, el conocimiento personal y la confianza compartida entre los miembros de una pareja, previamente al contacto sexual, disminuye en gran medida los efectos del estrés y favorece un desempeño sexual más natural y espontáneo.

2. Respuesta:Cada persona es única y no hay manera de llegar a su intimidad, copiando lo que sienten otras personas. Tanto en una pareja sin experiencia como en otra que la posee, el encuentro íntimo es como un viaje de descubrimiento en el cual ambos son al mismo tiempo el que guía y el que es guiado. Este viaje, realizado entre personas comprometidas con el bienestar psicofísico y espiritual de su compañero, al tiempo que se permiten compartir una buena comunicación, permite disfrutar de encuentros muy placenteros, más allá de que se cumplan todas las etapas de la respuesta sexual.

Con el tiempo, mutuamente compartido, la información obtenida en libros, en sitios web educativos o en una charla de orientación con un especialista en sexología, los inconvenientes se van solucionando y se puede llegar a disfrutar una sexualidad plena, a cualquier edad.

3. Respuesta: La libido, en sus aspectos biológicos, depende de una hormona llamada Testosterona producida en los testículos masculinos y en las glándulas suprarrenales en las mujeres. Cuando esta hormona desciende por debajo de los niveles normales, debido a algún problema de salud, puede haber una disminución del interés o deseo sexual. Existen también medicamentos cuyo efecto secundario es la disminución de la libido.

Sin embargo, la misma tiene también componentes de orden constitucional, psicológico y conductual. Las personas poseen un nivel personal de libido, que es totalmente normal, pero que comparado con el de su pareja, puede parecer escaso o por el contrario, excesivo. Es así que muchas parejas consultan por incompatibilidad en esta cuestión, sin que esta diferencia individual signifique nada patológico ni tampoco un problema de motivación o desinterés hacia la pareja.

Debe tenerse en cuenta, no obstante, que las preocupaciones de la vida cotidiana y el estrés pueden ser causa de Inhibición o Disminución del Deseo Sexual. Esta situación es completamente reversible, ya que existen variados tratamientos que mejoran drásticamente esta condición y logran que la pareja pueda alcanzar un estado de armonía y plenitud.

4. Respuesta: La Respuesta Sexual está constituída por una cadena de eventos consecutivos y relacionados cada uno con el siguiente. A su vez, cada uno de ellos ejerce influencia sobre el anterior, sobre la autoestima, sobre los sentimientos acerca de uno mismo y acerca del compañero, que impactan la memoria y la condicionan para el siguiente encuentro. Sucede con frecuencia que si una persona no obtiene satisfacción de sus encuentros sexuales, comienza a presentar Inhibición del Deseo y después de un tiempo continúa con dificultad eréctil y/o eyaculatoria, en los hombres o con trastornos en el orgasmo y en la excitación sexual en las mujeres. A veces la disfunción que aparece primero en una persona, aparece última en otra, cambia el orden de la secuencia de las disfunciones.

Esto significa que padecer una o varias disfunciones sexuales no depende de la mayor o menor gravedad de la causa sino del tiempo que ha transcurrido sin buscar la solución al problema que, de haberse atendido en su inicio, no hubiera derivado en un trastorno múltiple.

5. Respuesta: En una época se creía que existía una frecuencia que se consideraba normal o típica para cada edad, pero a medida que se obtienen los resultados de investigaciones actualizadas, se sabe que la frecuencia sexual depende no solamente de la edad sino de muchas otras variables que la determinan y condicionan. Es así que la misma varía según la pareja sea estable ú ocasional, depende del grado de importancia que una pareja le asigna a la sexualidad en sus vidas, del estrés ambiental, de si están transitando la etapa de crianza de sus hijos o no, de la buena o mala relación emocional entre los miembros de la pareja, de la condición física y estado de salud de cada uno y hasta del clima del país en que viven. Lo importante es el acuerdo entre los miembros de una pareja para que ambos puedan sentirse satisfechos.

6. Respuesta: Hace años se hablaba de frigidez o de impotencia cuando la mujer no podía tener satisfacción sexual orgásmica, especialmente durante la penetración y cuando el varón padecía de falta o insuficiente rigidez como para poder realizar la penetración genital; también se hablaba de impotencia en el caso de eyaculaciones prematuras, antes de la penetración

Ambas situaciones, que poseían nombres descalificadores y estigmatizantes, provocaban en las personas un gran sentimiento de incapacidad, que muchas veces derivaba en depresiones graves y la disolución de las parejas.

Actualmente no existe ningún síntoma sexual o disfunción al que podamos denominar impotencia o frigidez. En primer lugar porque la moderna Sexología Clínica cuenta con tratamientos que permiten corregir en unas cuantas consultas el problema y, fundamentalmente, porque las personas que consultan aprenden recursos que les permiten disfrutar y hacer disfrutar a su pareja aún cuando el síntoma no ha remitido totalmente por no haber finalizado el tratamiento.

7. Respuesta: En general la mayor parte de las Disfunciones Sexuales tienen solución al cabo de un tratamiento breve, (7 a 8 consultas como promedio). No obstante debemos considerar las causas de las mismas para poder realizar un pronóstico. La mayoría de las veces el origen de la Disfunción es un medicamento que el paciente está consumiendo, un trastorno hormonal que requiere medicación, un conflicto con la pareja que puede solucionarse con un tratamiento psicosexológico o una fobia que puede desaparecer con el medicamento adecuado y técnicas cognitivo-comportamentales específicas.

Otros casos tienen que ver con déficit de información y tabúes incorporados en el proceso de crecimiento, que se manifiestan como disfunción individual o de la pareja; estos son trastornos de la sexualidad que constituyen la mayor parte de las consultas diarias y que encuentran solución tras pocas entrevistas.

Existen, sin embargo, enfermedades crónicas severas ( Diabetes avanzada, Insuficiencia Renal crónica, enfermedades respiratorias y cardiovasculares y secuelas de accidentes, etc.) que afectan varios aspectos de la función sexual.

En este tipo de situaciones, se realizan tratamientos específicos con el objeto de recuperar y rehabilitar al/la paciente para que pueda apropiarse de los aspectos de su sexualidad que no están dañados y que son indispensables para que pueda sentir que vive una vida más activa y plena.

8. Respuesta: La atracción sexual o “química” es solamente uno de los factores que las personas tienen en cuenta en el momento de elegir un/a compañero/a. Está condicionada por mecanismos del sistema nervioso central relacionados con la memoria temprana. Son los llamados “mapas del amor”, postulados por John Money hace más de 30 años, según quien, los primeros recuerdos afectivos del ser humano, condicionan sus elecciones amorosas futuras.

Con el crecimiento del individuo, surgen los valores internos y cualidades exteriores que se incorporan a niveles emocionales e intelectuales conformando el perfil deseado para quien llegue a ser su compañero/a. Muchas veces sucede que la atracción física primera se produce con una persona que no posee las otras condiciones del perfil internalizado y si bien existe una fuerte química, las diferencias de personalidad y el diferente grado de compromiso entre ambos, determinan la interrupción de la relación. Es decir, existe solamente atracción fisica entre estas personas pero no alcanza para unir a dos personas que requieren además un “pegamento” con características emocionales, éticas, espirituales, etc.

Por el contrario, dos personas, compatibles en la mayor parte de las áreas de su personalidad, pueden no contar con un grado de irresistible atracción física, muchas veces porque las cualidades elegidas y valoradas no son coincidentes con una persona con la tipología física que les atrae tanto.

Los pacientes suelen decir que les gustaría “armar una persona con las cualidades personales de una y las características físicas de otra”. Existen casos afortunadamente, en los cuales los miembros de una pareja refieren haber encontrado a su perfecto/a compañero/a en todo sentido.

¿Cuánto sabemos sobre disfunción eréctil?

Sabías que…

▪ La disfunción eréctil, en distintos grados, afecta a casi la mitad de los varones entre los 40 y 50 años?

▪ Entre el 60 y el 80% de los casos de disfunción eréctil están asociados con condiciones físicas, medicaciones, tóxicos y factores relacionados con un desajustado estilo de vida?

▪ Esta disfunción puede ser un marcador, un signo precoz de otras patologías subyacentes?

▪ Hay factores emocionales, afectivos y coyunturales que pueden producirla?

▪ Menos del 10% de quienes sufren una impotencia busca tratamiento?

▪ Hoy contamos con tratamientos seguros, eficaces, confiables y en breve lapso de tiempo, para resolver esta problemática?

¿ Qué factores físicos influyen?

Algunos de estos factores físicos -además de los psicológicos y psiquiátricos como la ansiedad, depresión o fobias- pueden contribuir a la aparición de una impotencia:

  • Hipertensión arterial
  • Enfermedad renal
  • Colesterol y triglicéridos altos
  • Diabetes
  • Hipogonadismo (hormonas bajas)
  • Obesidad
  • Enfermedad arterial coronaria o periférica
  • Uso de medicamentos (antihipertensivos, diuréticos, betabloqueantes, antidiabéticos, antidepresivos, benzodiazepinas, neurolépticos)
  • Tabaquismo
  • Alcoholismo
  • Drogadicción
  • Estrés

¿Cuándo podemos hablar de disfunción eréctil?

Algunos hombres no logran la erección en determinados situaciones o momentos del coito; otros la logran y luego la pierden al intentar penetrar o incluso dentro de la vagina. Otros no la logran en absoluto o sólo con determinadas parejas.

Las hay totales y absolutas, también llamadas primarias, en las cuales el varón nunca ha logrado la erección en ninguna forma y en ninguna situación (hecho que por suerte no es tan frecuente y que remite a situaciones orgánicas o psiquiátricas severas). Podemos definir a la disfunción eréctil como la incapacidad, parcial o completa, y reiterada (en más de un 25 % de los intentos), para obtener y mantener erecciones con rigidez suficiente para permitir un coito con penetración. La padece un 10-15 % de la población adulta (aunque aumenta al 35-50% en los diabéticos); pero sólo un 10 % de quienes la padecen son tratados.

¿Qué cosas puede hacer un varón para paliar la disminución de la respuesta erectiva?

Un individuo en la mediana edad de la vida no debe pasar por alto los juegos preliminares y las variantes no coitales, entendiendo que en el acto sexual podría perder y recuperar la erección varias veces. No habría que ver el declinar de la potencia como algo apocalíptico, como el no va más. En esta etapa, la vida sexual no es peor sino distinta. Y si en cantidad puede verse menguada, crece en calidad, porque aumentan los permisos, la innovación, la creatividad, la búsqueda de variables, el darse tiempo y esto redunda en un mayor placer.

¿Cuáles son los caminos para solucionar esta disfunción?

Para aquellos que no toleran las vicisitudes de la vida ni los cambios en la respuesta erectiva, les quedan pocos caminos: si no aceptan las psicoterapias sexológicas breves puede ser usado el sildenafil que tiene un poderoso efecto tanto en impotencias psicológicas como orgánicas. Puede ser de ayuda un suplemento como la L-arginina, que es un aminoácido que interviene en la erección. Si no respondieran podrían optar por las prótesis, las bombas de vacío o las inyecciones de drogas vasoactivas que, de todos modos, también pueden ser un camino válido antes que la frustración constante de ellos mismos y de sus parejas. En realidad el sildenafil, el vardenafilo y el tadalafilo terminan siendo, máxime si se usan en el marco de las terapias sexuales breves, los remedios más eficaces.

Cómo cuidar el corazón

29 de septiembre, Día Mundial del Corazón

Entrevista el Dr. Néstor Pérez Baliño – Médico cardiólogo MN 38399 – Presidente Fundación Cardiológica Argentina

¿Cuál es el lema del día mundial del corazón?

Como cada 29 de septiembre, la Fundación Cardiológica Argentina, brazo a la comunidad de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC) y miembro de la World Heart Federation (WHF), adhiere y celebra el Día Mundial del Corazón.

Dando continuidad al lema propuesto en la edición anterior, este año se vuelve a trabajar sobre la importancia de la creación de entornos saludables para el corazón, de manera que los lugares en donde vivimos, trabajamos y desarrollamos nuestro día a día, no aumenten el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares sino que, por el contrario, favorezcan y faciliten la adquisición de hábitos y estilos de vida más saludables.

¿Qué se intenta con ese día?

Esta fecha, que se conmemora desde hace 15 años, busca concientizar sobre las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares, principales causas de muerte en nuestro país y el mundo.

Según datos de la WHF, en la actualidad las enfermedades cardiovasculares son las responsables de 17,3 millones de muertes al año en todo el mundo, y se espera que para el 2030 esta cifra aumente a 23 millones.

Las enfermedades cardiovasculares pueden prevenirse abordando factores de riesgo tales como el consumo de tabaco, una dieta poco saludable, inactividad física, entre otros. Por eso, el Día Mundial del Corazón se propone este año focalizar la atención en los ambientes en donde vivimos, y cómo cada uno de ellos puede impactar e incrementar el desarrollo de factores de riesgo cardiovascular.

No debemos olvidar que al menos el 80% de las muertes prematuras por enfermedades cardiovasculares podrían evitarse si se controlan los principales factores de riesgo (tabaquismo, mala alimentación, inactividad física y uso nocivo del alcohol). Aquí reside la importancia de comenzar a realizar pequeños cambios en los ambientes en donde desarrollamos nuestra vida, de manera que nos permitan adoptar opciones cada vez más saludables. Así podremos revertir el impacto de los factores de riesgo: llevando una alimentación saludable, practicando actividad física, cesando el hábito tabáquico, realizando controles médicos periódicamente, entre otros.

¿Qué importancia tienen los entornos saludables para nuestra salud?

Generalmente, ante una enfermedad cardiovascular, se responsabiliza a la persona por no cuidar su salud, fumar, comer de manera inadecuada, y llevar una vida sedentaria. Pero, muchas veces, perdemos de vista que los ambientes que nos rodean pueden tener gran responsabilidad de esta realidad y obstaculizar nuestra capacidad para tomar decisiones correctas a favor de la salud del corazón, especialmente en ambientes cada vez más urbanos.

Numerosos ejemplos demuestran que no todos tenemos la posibilidad de elegir en qué ambientes desarrollar nuestras actividades cotidianas. Como adultos y niños nos encontramos rodeados de entornos desfavorables, como la falta de acceso a los espacios verdes; escasas propuestas saludables en las escuelas; muestra abrumadora de consumo de cigarrillo, alcohol y comida rica en grasas y sodio; exposición al humo de cigarrillo ajeno en los parques, los autos y en los lugares de trabajo.

Por eso, resulta fundamental promover espacios que favorezcan la posibilidad de elegir los mejores ambientes para desarrollar nuestra vida.

¿Cómo se logran?

El cambio empieza por las pequeñas cosas que cada uno de nosotros (como adultos y niños) podamos ir haciendo desde nuestro lugar, para que nuestra comunidad, y los lugares en donde vivimos, trabajamos y jugamos, puedan convertirse en los mejores espacios para nuestra salud y la de nuestro corazón.

¿Cuáles son sus consejos?

Desde la Fundación Cardiológica Argentina queremos brindar algunas recomendaciones para que la comunidad pueda tomar medidas adecuadas en sus respectivos ambientes contribuyendo de este modo a la construcción de entornos más saludables para su salud y la de su corazón:

  • Procuremos tener a nuestro alcance una variada opción de alimentos. Limitemos el consumo de comida envasada (rica en azúcar, grasa y sodio) e incorporemos frutas y verduras frescas.
  • Preparemos en casa las viandas escolares y evitemos que los chicos compren en el quiosco del colegio productos que no siempre son nutritivos.
  • Dejá de fumar. Abandonar el hábito tabáquico no sólo mejorará tu salud, sino también la de tus hijos. Convertite en un modelo positivo para los más chicos. Y, si fumás, evitá hacerlo en tu casa.
  • Llevemos una vida activa. Limitemos el uso de la tele en casa, y organicemos más actividades al aire libre: caminatas, andar en bici o simplemente jugar en el jardín o la plaza.
  • Conozcamos el riesgo que tenemos de padecer enfermedad cardiovascular. Visitemos al médico para que, como rutina, pueda medir nuestra presión arterial, niveles de colesterol y glucosa, peso y masa corporal. Siempre es bueno conocer este riesgo para armar junto al profesional un plan específico que nos permita mejorar la salud del corazón.
  • Participemos en nuestra comunidad para realizar cambios en el área en donde vivimos, como por ejemplo: aumento de la calidad y frecuencia de la educación física en las escuelas y guarderías; creación y mantenimiento de barrios seguros para la actividad física; control en escuelas, lugares de trabajo, hospitales y clínicas para que las propuestas de alimentos sanos, nutritivos y variados sea accesible.

Seamos un buen ejemplo a seguir para que nuestros chicos puedan tener un mundo con mejores corazones.

Conjuntivitis: cómo evitar su contagio

Una de las más habituales enfermedades de los ojos, casi siempre contagiosa, requiere no sólo la intervención de un especialista sino también ayuda de los pacientes para no difundirla.

Los ojos pican, se inflama el interior de los párpados, aparecen secreciones espesas y costras en las pestañas. La luz fuerte molesta. Estos son algunos de los síntomas de la conjuntivitis (inflamación de las membranas superficiales del ojo) una de las enfermedades oculares más comunes. No es grave pero tampoco debe descuidarse: las complicaciones que involucran a la córnea (querato-conjuntivitis) pueden causar serias molestias durante meses.

SUS CAUSAS

La enfermedad tiene diversos orígenes:

  1. Sustancias irritantes
  2. Traumas
  3. Alergias
  4. Bacterias
  5. Virus

Esta última variante es la más contagiosa porque se propaga tempranamente, antes de que el paciente perciba los síntomas; además, el adenovirus fuera del cuerpo puede llegar a estar activo durante días y transformar una toalla compartida, una piscina con amigos o la mano tendida en peligrosos instrumentos de contagio.

ASI ES LA PREVENCION

El tratamiento de la conjuntivitis en cualquiera de sus formas debe quedar en manos de un oftalmólogo, pero las personas afectadas y quienes las controlan son responsables de evitar el contagio de familiares, allegados y compañeros.  Algunos de los recaudos imprescindibles son:

  1. No tocarse los ojos o frotarlos con los dedos.
  2. Lavarse las manos con frecuencia usando agua tibia y jabón.
  3. Lavarse las secreciones dos veces por día con algodón o papel tisú nuevos que se descartan de inmediato.
  4. Lavar sábanas, fundas y toallas con agua caliente y detergente.
  5. No maquillarse los ojos y mucho menos compartir el maquillaje.
  6. Preferir los anteojos a las lentes de contacto.
  7. No compartir utensilios cotidianos que no hayan sido escrupulosamente  lavados.
  8. Importante: durante el curso agudo de la enfermedad los niños no deben ir a la escuela o al jardín.  Sería ideal que los adultos tampoco concurrieran a sus trabajos, pero si esto se hiciera imprescindible deben extremar recursos para evitar el contacto físico directo o indirecto con sus compañeros.

NO TOCARSE LOS OJOS PARA EVITAR LA GRIPE A

En relación con la actual pandemia de gripe A H1N1, debe recordarse que las conjuntivas son puerta de entrada de muchas infecciones. Uno de los mecanismos típicos del contagio gripal es el frotarse los ojos sin haberse lavado antes las manos.  En general no es recomendable llevar los dedos a los ojos, pero en caso de epidemia viral (como la que enfrentamos) no caer en esa compulsión provocada a menudo por picazón de origen alérgico, adquiere un valor decisivo. La alternativa correcta es lavar los ojos con abundante agua o con colirios recetados.

* Esta nota ha sido orientada y supervisada por el cirujano oftalmólogo Dr. Ricardo Alberto Masini (MN  81168), miembro del Servicio de Glaucoma y Cirugía del Hospital Oftalmológico Dr. Pedro Lagleyze.

Cuando el hombre “no puede”, ¿qué debe hacer una mujer?

Reportaje a la doctora Beatriz Literat, Médica Ginecóloga y especialista en Sexología Clínica, y a la licenciada en Psicología y Sexóloga Clínica Irene Aguirre.

Las disfunciones sexuales masculinas responden en su mayoría a causas emocionales u orgánicas. Si no se realiza un buen tratamiento, las consecuencias pueden ir desde grandes depresiones hasta la ruptura de la pareja. ¿Cómo debe acompañar la mujer en estos casos? Aquí, la mirada de la sexología y la psicología para ayudar a atravesar esta situación de a dos.

LA RESPUESTA DE LA SEXOLOGÍA

Entrevista a la Licenciada Beatriz Literat

Doctora Literat, ¿Cuándo el hombre “no puede”, qué debe hacer una mujer?

Primero deberíamos precisar a qué nos referimos cuando decimos que el hombre “no puede”. Yo no quiero que caigamos en la obviedad de volver a enfocar la sexualidad desde la disfunción eréctil, porque retrocedemos décadas y volvemos a poner al varón en una posición muy incómoda, al tratarlo como “in – potente o no potente” solo porque un aspecto de su sexualidad tiene algún problema. En la actualidad muchas mujeres se han apropiado de la “capacidad eréctil” de los varones, al exigirles un rendimiento que, a mi juicio, las hace ver cada vez menos femeninas. Cuando decimos que un varón no puede, podríamos referirnos a bloqueos emocionales o a un alto nivel de estrés, que le impide desarrollar su respuesta sexual con plenitud y naturalidad. También a la presencia de alguna enfermedad orgánica o al hecho de estar tomando algún medicamento.

¿Sucede en muchas parejas esto de que “el hombre no pueda”?

Las estadísticas muestran que, a lo largo de su vida, todas las parejas pasarán por etapas en las cuales o el varón o la mujer estarán en posición de “no poder” tener relaciones completas, ya que la sexualidad refleja los vaivenes propios de la salud física y de los estados de ánimo. El varón “siempre listo” es un gran mito.  Los modelos cinematográficos, la literatura romántica, o la mentirosa “sabiduría callejera” han falseado la realidad mostrando modelos inexistentes. La realidad es que la función sexual se comporta como cualquiera otra de nuestro organismo -que pueden fallar en ocasiones-, y depende también de la armonía psicofísica de cada individuo y de la buena relación de una pareja.

¿Cuáles son las disfunciones sexuales más comunes?

Para mí, como médica sexóloga, la peor de las disfunciones sexuales es la ignorancia, el desconocimiento de la propia función y del/la compañero/a. En mi experiencia, ésta es causa de muchas de las otras disfunciones, como la eréctil, la eyaculatoria, la falta de deseo sexual y muy especialmente de las disfunciones mixtas, que se producen cuando se suman y potencian las del varón y las de la mujer: dolor coital, disfunción orgásmica o de la excitación.

¿Por qué aparecen?

El origen de las disfunciones sexuales puede ser orgánico, funcional, psicógeno, educacional, vincular o multi-causal. Hablamos de una disfunción sexual cuando dura más de tres meses en forma continuada y causa un gran malestar en el paciente y su pareja. El trabajo del médico sexólogo clínico es investigar a través de un buen interrogatorio y si es necesario, utilizando análisis clínicos complementarios, con el objeto de descartar, en primer lugar, la patología orgánica. De este modo no se pierde tiempo y se puede llegar a un diagnóstico preciso en un par de consultas.

¿Qué tratamientos existen?

Todas las disfunciones sexuales son tratables y los resultados se pueden observar en pocas consultas (entre cuatro y 15, según cada caso). Existe la posibilidad, en ciertos casos, de la inter-consulta con un especialista, por ejemplo, ante una diabetes descompensada o una hipertensión arterial severa, una secuela quirúrgica o el efecto secundario de medicamentos que deben ser sustituidos por otros. Los médicos sexólogos estamos entrenados clínicamente para diagnosticar, tratar y prescribir medicamentos. Cada terapeuta sexual, aporta en sus tratamientos, los recursos de su propia formación profesional. Los pacientes, necesitan ver resultados rápidos, porque todavía un trastorno sexológico no se asume como un problema de salud. La persona que padece una disfunción sexual se siente como si estuviera discapacitada, se asusta por su padecimiento y sufre muchísimo.

¿Esta problemática puede surgir sólo de la relación con el otro?

Antes dije que una relación sexual plena depende del equilibrio de una serie de factores como el estado de salud física, los aspectos emocionales y la manera en que la pareja se vincula. Estos tres aspectos, sumados al punto clave para mí, que es el conocimiento de la función sexual, forman una ecuación. Cuando alguna de las variables de esta ecuación se modifica, el resultado también se puede modificar, para bien o para mal. Es así que muchos hombres refieren en las consultas, que existen mujeres que los atraen en el plano intelectual o social, pero que la atracción desaparece en los encuentros eróticos. También consultan por disfunciones llamadas situacionales, o sea que aparecen con determinadas compañeras sexuales y con otras no.

¿Por qué una mujer puede provocar en un hombre una disfunción sexual?

Muchos hombres concurren a mi consultorio manifestando su preocupación por el “desempeño insatisfactorio de ellos mismos” y lamentando que esto les ocasiona conflictos con la pareja. También acuden las mujeres quejándose del “desempeño pobre para ellas”  de su compañero. Yo estoy viendo últimamente que el encuentro sexual no es una manifestación de la atracción, interés y sentimientos amorosos entre dos seres humanos, sino que es una despojada expresión de apetito físico, con poco de emoción o espiritualidad. Cuando se producen encuentros de este tipo, si el resultado de la relación sexual no ha sido “10 felicitado”, sobreviene una gran frustración y resentimiento. Una mujer puede hacer sentir al varón un superhombre y también lo puede hacer verse a si mismo como un perdedor. Todo estímulo de carácter positivo y tranquilizador, permite que la fisiología fluya; de lo contrario, crea disfunciones sexuales.

¿Qué lugar ocupan aquí las exigencias que pone uno en el otro?

Como dije al principio, la sexualidad exitosa depende de varios factores; por ejemplo es importante que los protagonistas del encuentro se conozcan lo suficiente como para que se sientan cómodos entre sí. Existe un cuadro llamado “ansiedad por el propio desempeño” que produce una gran descarga de adrenalina y esta hormona puede generar una disfunción sexual. Cuando la meta no es la gratificación física solamente sino la entrega, compartir emociones y tal vez un proyecto en común, la química del cuerpo cambia radicalmente y las sensaciones son diferentes. Si existe algún tropiezo durante el encuentro, lo van solucionando durante la marcha o no le dan tanta importancia porque están enfocados en una gratificación más holística.

¿Qué sentimientos genera esto en las mujeres?

Si la mujer busca solamente ser satisfecha físicamente y esto no se cumple, generalmente ” le pasa factura” al varón y se crea un círculo de resentimiento que no favorece la buena calidad de los encuentros posteriores, porque el hombre también es vulnerable y se puede sentir inseguro y fracasado frente a ella. Ahora, si estamos hablando de una pareja, además de lo genital, los sentimientos de displacer dan lugar a pensamientos del tipo de: “¿Cómo puedo ayudarte a que la próxima vez sea mejor o diferente?”. Esta mujer, buscará el momento oportuno para expresarle al hombre que le gustaría algo distinto y se lo pedirá sin menoscabar la autoestima de él. Esta forma de buen trato, de respetuosa manera de decirle que ella espera de él cosas buenas y que está segura de que él sabrá complacerla, es el estímulo que generalmente hace que un varón concurra a la consulta sexológica.

¿Y cuál es la mejor manera de acompañar de la mujer?

Lo primero que una mujer debería preguntarse en este caso, es: ¿Si este trastorno me sucediera a mí, cómo quisiera que mi compañero me ayudara? Cuando un varón está afectado por una disfunción sexual, los médicos sexólogos muchas veces convocamos a las parejas. Les damos información y orientación. También les enseñamos estrategias para que puedan ayudar en el tratamiento convirtiéndose en “socias” del profesional actuante, en beneficio del paciente. A veces la información provista por el/la profesional es confidencial, de modo que el paciente cree que su pareja actúa por iniciativa propia y esto es muy, pero muy terapéutico. Existen tantas tácticas como parejas y casos.

Finalmente doctora, ¿Cuándo el hombre “no puede”, qué debe hacer la mujer?

Si una mujer no sabe cómo ayudar al hombre, lo cual, en definitiva es ayudarse a sí misma a disfrutar de su propia sexualidad más plenamente, debería ofrecerse a acompañarlo a una consulta sexológica. En ella, al mismo tiempo que tratamos al paciente, brindamos a la compañera los recursos emocionales y sexológicos necesarios porque, en definitiva, ambos están padeciendo y, lo más importante, la hacemos partícipe y protagonista del proceso de curación de él. Las parejas emergen enormemente fortalecidas al final de los tratamientos. Muchos pacientes dicen que “tienen ganas de casarse de nuevo con su pareja”.

¿Cómo ayudo a mi pareja?

Por la Doctora Beatriz Literat

  1. Ante un trastorno sexual reiterativo del hombre, una mujer debería expresar una sana preocupación, sin dramatismo, enfatizando la posibilidad de que se trate de un síntoma emergente de alguna patología orgánica y alentar a la consulta médica.
  2. Las mujeres pueden buscar información sexológica a través de libros de divulgación científica, sitios educativos de Internet y consultas de orientación con sexólogos clínicos para colaborar con sus compañeros.
  3. Las disfunciones sexuales difícilmente se mejoran por sí solas, por lo tanto no se debe perder tiempo esperando soluciones mágicas y hacer la consulta médica.

LA RESPUESTA DE LA PSICOLOGÍA

Entrevista a Irene Aguirre, Licenciada en Psicología y Sexóloga Clínica

Licenciada Aguirre, ¿Cuando el hombre “no puede”, qué debe hacer la mujer?

Ningún hombre está exento de encontrarse con la dificultad de un fallo eréctil en algunas ocasiones (que puede manifestarse  como ausencia de erección o como eyaculación rápida). Pocos hombres y mujeres lo consideran así, y el hecho de que los hombres basen  gran parte de su autoestima en la capacidad de erección complica aún más la cuestión. El órgano sexual masculino se rebela muchas veces cuando más se lo requiere, y la ansiedad que genera su autonomía puede llegar a frustrar nuevos intentos. Es por esa razón que la compañera sexual poco ganará enojándose, o ejerciendo presión sobre el hombre, que ya experimenta una intensa frustración. Es esencial no dramatizar y tratar de restablecer la conexión erótica.

¿De qué manera se puede reestablecer esa conexión erótica?

El encuentro sexual es un espacio de reconocimiento y de contacto humano. Es desde este lugar que podemos apelar a múltiples recursos tales como las caricias, la mirada, la palabra… estos gestos recuerdan al compañero que no es un objeto de consumo y que la sexualidad no se reduce meramente a la penetración. Que valoramos su persona, que sigue contando con nuestro deseo y amor. Construir una experiencia placentera en el plano sexual involucra no tanto lo que se hace sino desde dónde se lo hace, qué es lo que podemos trasmitir a nivel emocional.

¿Cómo se trabajan estos temas en una terapia psicológica?

Evitamos caer en rotulaciones, no tratamos “disfunciones” sino personas que traen su sufrimiento y que son escuchadas desde un marco de calidez y respeto que abarca mucho más que la cuestión puntual a nivel sexual. Por lo tanto nuestra tarea no se restringe a “dar soluciones” sobre “el problema”: ayudamos al paciente a reconocerse en su individualidad y a respetar sus tiempos  así como también a encontrar modos propios de situarse frente a lo que le pasa. En ocasiones brindamos información sobre aspectos de la sexualidad que se han aprendido mal o se ignoran, y llegan a constituir un obstáculo. Trabajamos en base a las creencias y determinaciones de las cuales es portador, y que son distintas en cada persona. La terapia apunta a que el paciente recupere la confianza en sí mismo y movilice recursos propios que tal vez desconoce si no realiza una consulta.

¿Por qué es bueno hacer una terapia psicológica?

Creo que la primera razón es que implica el reconocimiento de que hay un problema y de que se necesita ayuda, dos factores fundamentales en cualquier progreso hacia la salud. Además permite situarse desde una perspectiva más amplia respecto de los propios problemas ya que la terapia interroga el sentido de los síntomas en lugar de establecer juicios de valor, refuerza el sentimiento de autoestima, despeja conflictivas y condicionamientos. Las disfunciones sexuales producen una profunda herida narcisística en el varón. El trabajo terapéutico permite recomponer la estabilidad emocional perdida.

 ¿Cuáles son los sentimientos del hombre frente a esta problemática?

Para los hombres, la potencia y la capacidad de erección son consideradas casi sinónimos en muchos casos. La presencia o ausencia de la misma puede bastar para confirmar o no su virilidad. La experiencia puede ser por lo tanto de las más dolorosa y traumatizante, y es vivida como una humillación. Si se reitera (como suele acontecer cuando el miedo a volver a “fallar” es intenso) puede generar una preocupación obsesiva que le impida disfrutar del encuentro sexual y conectarse emocionalmente con su compañera; el deseo entonces decae ya que lo que es una experiencia gratificante se convierte en una especie de examen a rendir.

¿Y qué sucede en el caso de la mujer? ¿Cómo la afecta?

En las parejas con este tipo de dificultades encontramos muchas veces que la mujer suele culparse a sí misma (en ocasiones el reproche proviene, efectivamente, de su compañero), y puede llegar a sentirse poco atractiva para él. En los casos en que las situaciones se reiteran y no dan lugar al diálogo, a una consulta con un especialista, o cuando el encuentro sexual pasa a centrarse en la penetración, la insatisfacción resultante puede producir enojo, baja autoestima y evitación del acto sexual, pues se pierde su carácter lúdico para cobrar la dimensión de una actividad mecánica con un objetivo definido y exclusivo (que excluye en realidad el placer).

¿Qué cuestiones psicológicas pueden entrar en juego para que suceda esto?

Lograr una relación sexual satisfactoria supone poder adoptar una posición definida respecto del propio sexo: en el hombre y en la mujer juegan su papel mandatos, estereotipos, fantasmas inconcientes que condicionan la posibilidad de relajarse y de disfrutar. Se requiere cierta seguridad respecto de la propia identidad para poder desprenderse de estos “moldes” y construir una experiencia conjunta que supone la capacidad de responder desde el deseo. No está de más señalar que otros factores influencian la respuesta sexual humana, tales como la calidad del vínculo que la pareja tiene fuera de la cama, los conflictos económicos, el cansancio excesivo, el estrés, etc. Una vez más, el “tener que…” (rendir, satisfacer, hacer gozar, etc.) no forman parte del programa de un buen encuentro sexual. Nadie puede siempre.

¿Qué lugar ocupan las exigencias que uno pone en el otro?

A mayor exigencia, menor deseo. Es inversamente proporcional.

¿Cómo trabajar esas exigencias que se depositan en el otro?

Tal vez lo más difícil es reconocerlas porque muchas de ellas surgen de estereotipos inconcientes. En principio es importante comprender que el otro miembro de la pareja no puede adivinar lo que yo siento o deseo, ni podrá jamás satisfacerme absolutamente. Y que tanto el hombre como la mujer son responsables de construir una sexualidad satisfactoria y de esclarecer para sí mismos y frente al otro cuáles son sus modos particulares de gozar.

¿Qué se recomienda hacer frente a esta problemática?

Admitir una dificultad sin cerrarse ni esconderla. Es parte de nuestra naturaleza no poder controlarlo todo o saberlo todo. Si algo ocurre con nuestra sexualidad que la hace decaer, hay que darle importancia ya que se trata de un aspecto esencial de nuestras vidas que nos conecta positivamente con nosotros mismos, con los demás y con las actividades cotidianas. Cuando falla (no disfrutamos), el deseo en general decae o aparecen válvulas de escape que no construyen el amor. La presencia de una disfunción puede ser la ocasión propicia para crecer como pareja y para descubrir nuevas maneras de expresarnos sexualmente. A veces es necesario concurrir a un especialista   (psicólogo, sexólogo) que facilite una perspectiva diferente.

Finalmente licenciada, ¿Cuando el hombre “no puede” qué debe hacer la mujer?

Para finalizar prefiero referirme a lo que NO debe hacer la mujer: de ninguna manera puede convalidar la insatisfacción sexual en la pareja. El diálogo y la comprensión son importantes pero no al precio de ceder sobre el deseo, pues de ser así lo que empezó siendo una dificultad puede devenir en el aislamiento emocional de ambos y producir crisis difíciles de resolver con el paso del tiempo (la insatisfacción se filtra lentamente en toda la relación). En lugar de reprocharle “lo que no puede”, debe instar a la consulta.

Consejos para afrontar esta problemática de a dos

Por Licenciada Irene Aguirre

– Extender el juego sexual dando y recibiendo placer sin centrarse en la penetración.
– Explorar los sentidos (gusto, vista, oído, olfato) sin otro objetivo que disfrutar del cuerpo propio y del compañero.
– Expresar su amor al otro.
– Propiciar el diálogo sin repartir culpas.
– Consultar sin demora si persiste la insatisfacción.

La fantasia de hacer un trío

NOVEDAD Y RIESGO por la Licenciada Isabel Boschi

“Vicky, Cristina, Barcelona”, la película de Woody Allen plantea el tema desde el principio. Como instintivo artista toma un tema de “moda”… ¿sólo en la imaginación?

Los tríos amoroso/sexuales se llaman tradicionalmente “menage a trois”, (acuerdo de tres, en francés).Son vínculos consentidos por los tres, haya o no colusión (silencio) entre los protagonistas para hacerlos públicos.

El “troilismo”, en cambio, en Sexología es una “parafilia” (“perversión” para el psicoanálisis y la ley) por la cual, uno de los tres integrantes necesita imprescindiblemente como rasgo repetitivo, la presencia de ese número de gente para excitarse y gozar.

Entonces, ¿qué son los tríos?

Son grupos humanos construidos por prácticas sexuales que provienen de contratos explícitos de pareja donde se incorpora uno o una más, para dotar de novedad a la conducta amorosa habitual de la pareja.

Cuando lo han aceptado, no lo viven con culpa pero lo ocultan pues temen el fuerte tabú social que existe contra la pareja polígama (un hombre con más de una mujer) o poliándrica (una mujer con más de un hombre).

Este último caso está socialmente más censurado que el del polígamo porque el varón tiene mayor permiso social para tener relaciones sexuales simultáneas con otras personas que el que tiene la mujer con varios hombres.

¿Por qué está de “onda” el trío?

Por el paso de los tiempos y el sinceramiento de algunas costumbres.

Hoy no es infrecuente que la pareja acepte que uno de los dos tiene un amor extramatrimonial. A veces hasta lo comparten.

En Latinoamérica desde los tiempos de la colonización existía la “casa grande” y la “casa chica”. El señor tenía su señora y sus hijos acomodados con él y frecuentaba la otra casa donde alojaba a su concubina con su otra descendencia. No se molestaban.

En lo personal, ¿qué puede motivar al hombre para incorporar a otra mujer?

Predomina en muchos varones la fantasía de ver a su mujer en una escena lésbica; la de ser acariciado, mimado, agasajado por dos mujeres, escena que tiene orígenes tan lejanos como los cuidados maternos de la infancia; también puede sentirse dueño de un gineceo (dos mujeres es un jeque modesto), y cumplir ilusoriamente con sus ansias de dominación.

Hay tantas fantasías de a tres como individuos imaginativos existan.

Mientras que algunos hombres se conforman con imaginar la situación de a tres los menos la llevan a la acción.

¿Qué moviliza a las mujeres a concretar el trío erótico?

Hay diferencia en las motivaciones entre las mujeres adultas y las jóvenes.

En las mujeres que ya vivieron una vida matrimonial prolongada, cunde la curiosidad de cómo se sentirán al exponerse a una experiencia semejante y también el deseo de incorporar novedad a su pareja, para unirse más aún.

En tanto las jóvenes buscan probarse a sí mismas si pueden experimentar el monto de admiración de dos hombres al mismo tiempo.

Sentirse muy deseada aumenta su autoestima. Por eso, las chicas inseguras pueden aceptar esta propuesta de trío, si sus valores morales se lo permiten.

A veces fantasean con dos hombres a su lado y su deseo es el que manda: aceptan a uno, rechazan a otro.

¿Es ético seducir a más de uno?

Seducir es una conducta humana generalizada. Implica confiar que el poder que ejercemos en el otro produce tal efecto que nos permite apropiarnos de su buena voluntad para que nos acepte.

La libido no busca básicamente placer sino aceptación.

¿Por qué se difundió tanto el tema de los tríos?

Las parejas se permiten hablar sobre gustos sexuales en muchos ambientes liberales.

El comercio mediático facilita los encuentros de tríos, con recursos selectivos, para no mezclar prostitución con parejas estables conocidas en sociedad.

Existen sitios en la Web que los propician. También hay lugares donde se conocen, sean preparados o casuales. Lo novedoso es que gente tradicional se permite acceder a estos juegos.

Por qué lo hace: ¿por aburrimiento o por experimentar?

El pretexto del aburrimiento prevalece en parejas de largos años de convivencia. Al incorporar a una tercera o un tercero experimentan nuevas sensaciones: el temor de perder a su pareja, a la que creían asegurada; o el reforzamiento de la valoración de que ninguna variante puede suplantar el placer de estar de a dos; o las gratas sensaciones de novedad que, si fueron fieles, hacía tiempo que no sentían entre ellos, pues la sorpresa desapareció de su vida sexual.Crece el deseo de permitirse más libertades sexuales en la cama.

Luego de experimentar estas fantasías y/o hechos sexuales, volver a estar de a dos, ¿no será un aburrimiento?

En las consultas efectuadas por gente diversa, nos confiesan su estado de confusión, cambio, revulsión, dolor, satisfacción.

Algo pasó que cambió todo.

A veces los celos retrospectivos enrarecen la pareja.

Quien tiene personalidad más insegura puede creer que su pareja todavía frecuenta a la persona en discordia, cuando la aceptaron por breve plazo en su intimidad.

En algunas parejas estables, suele ser la mujer la que, aunque creía que no podía amar a nadie más que a su marido, descubrió que eso no era así. Y ya no quiere compartir de a tres, sino tener la exclusividad del nuevo vínculo.

¿Cuáles son las consecuencias de que el trío devenga dúo con el nuevo integrante?

Un marido que preparó la trama triangular para divertirse y divertir a su mujer, se sintió excluido del contrato. Fue un desvío del programa que se arrepintió de haber iniciado.

No consideró que la imaginación femenina es imprevisible, aunque los hábitos de las mujeres puedan parecer disciplinados y conformistas.

¿Aprende el hombre a no sentir celos de que otro esté con su mujer?

Algunos hombres reniegan de una sociedad que los somete tanto a ellos como a las mujeres con valores de posesividad que no conducen necesariamente a ser felices. Son los que saben que nadie es dueño de los sentimientos ni del ser más querido e íntimo.

Los que sufren son los machistas que compiten para vencer con sus habilidades sexuales en la cama enfrentándose al otro varón. Ya en diferido preguntan mil veces a su pareja, como la bruja de Blanca nieves al espejito mágico, quién es el más lindo. Y no obtienen respuesta satisfactoria.

El tercero o la tercera, ¿cómo puede sentirse con este juego?

Tal vez el juego de a tres sea su conducta preferida.

O si se enamoró sinceramente, es probable que su nuevo amor atraviese las vicisitudes de cualquier pasión: la posesividad de los casados, los celos de los excluidos y el deseo intenso de la presencia de la otra persona de los primeros tiempos del amor.

Terminará sintiéndose tan atrapado por el amor y por la urgencia de presencia, como cualquier casado.

¿Existen ventajas y desventajas por participar en un trío?

Tanto en un “trío programado”, del tipo de juego sexual, como en las ocasiones en que la vida nos ubica de a “tres para amarse”, la ética nos obliga a ser responsable ante nuestras acciones y no dañar voluntariamente, y no producir daño a ninguna de las otras personas involucradas.

Pero vayamos a las ventajas y desventajas de abordar una relación tan compleja:

VENTAJAS

  • Comprobar que la pareja monógama propia es imbatible frente a la polígama (un hombre con más de una mujer) o poliándrica (una mujer con más de un hombre).
  • Personas muy estructuradas que no conocieron más que a su pareja, conocen a otra persona y terminan reeligiendo la propia.
  • Aprender a ser considerados observando los juegos sexuales con que el tercero agasaja a la propia pareja.
  • Sentir que hay que perfeccionarse cada día con la pareja para ser mejor con ella.

DESVENTAJAS

  • No poder comentarlo con nadie por los prejuicios sociales que exigen una pareja monógama.
  • Entusiasmar con la seducción de la persona incorporada y creer que él es así en todos los momentos de la vida.
  • En consecuencia, se llega a preferir los modales del tercero a los de la pareja estable
  • Desilusionarse de la propia pareja y negarle la posibilidad de aprendizaje y de cambio

CONCLUSIONES

  • El amor a uno, a dos, a multitudes exige el precio de la pasión.
  • No importa cuál sea la cantidad de amantes, sino la calidad del amor.
  • A veces, para algunos seres la cantidad transforma la calidad de la relación presente en una relación pobre.
  • Pero hay seres versátiles que pueden amar de manera múltiple, sin perder calidad.

Qué hacer cuando los chicos se comen las uñas

La onicofagia (del griego onyx, ‘uña’ y phagein, ‘comer’) es el nombre científico que se le da a esta actividad. El habito de comerse las uñas es una conducta bastante extendida en los niños y en los adolescentes. Suele observarse más en los varones que en las nenas.

  • Los chicos que suelen recurrir a ella son inquietos, vivaces, alegres, charlatanes e inteligentes.
  • Se trata de un trastorno de angustia y ansiedad, es decir una respuesta frente a un estado de tensión psíquica, que puede aparecer alrededor de los tres años o a partir de los seis años.
  • En su aparición temprana es un desplazamiento es decir un reemplazo de la succión digital o del bruxismo ( rechinar los dientes).
  • Cuando surge en la edad escolar sus causas obedecen a ansiedades determinadas por el aprendizaje. A menudo acompaña a trastornos de alimentación como: sobrepeso, obesidad, falta de apetito, etc.
  • Una vez establecida puede ser desencadenada por el aburrimiento, el estrés, la inactividad, la frustración, el cansancio o un problema reciente.
  • Generalmente es el reflejo de una situación emocional que esta perturbando al niño. Detrás de la onicofagia subyacen afectos como la culpa, el miedo y la rabia.
  • Aunque en muchos casos perdura hasta la edad adulta, la mayor incidencia de este comportamiento se da en la pubertad por los cambios psíquicos y físicos de esta etapa.
  • El roedor compulsivo de uñas puede comer no sólo ésta sino también la piel del dedo y la cutícula, provocándose heridas dolorosas, que también perjudican el esmalte dental y provocan caries. Morderse las uñas puede facilitar el transporte de gérmenes que se ocultan bajo las uñas o en la cavidad bucal provocando infecciones.

CONSEJOS PARA PADRES

  • Tener en cuenta que se trata de un trastorno de angustia y ansiedad.
  • Estar informados sobre los contenidos emocionales de este hábito nocivo.
  • Evitar los castigos ya que se trata de una enfermedad emocional.
  • Evitar cubrir los dedos con guantes o ponerle alguna sustancia desagradable. Consultar al dermatólogo.
  • Contener a los niños y ayudarlos con las medidas de protección para no lastimarse los dedos.
  • Recordar que la onicofagia tiene un significado emocional propio para cada niño.
  • Ayudar a los niños a pensar y discriminar de acuerdo a su edad sobre qué puede estar afectándolos emocionalmente para tener que comerse las uñas.
  • Reconocer y aceptar los pensamientos del niño, sentimientos y reacciones. Déjeles saber que para usted sus preocupaciones son primordiales y adecuadas.
  • Ayudar a los niños a pensar y discriminar de acuerdo a su edad sobre las complicaciones orgánicas de esta practica, lesiones en los dedos, infecciones.
  • Practicar un deporte o actividad física disminuye la onicofagia ya que permite liberar tensiones.
  • Consultar a un especialista en el caso de persistir este habito negativo.

Lic.Mónica Cruppi, psicóloga, especialista en niños y adolescentes.

La importancia de que los niños descansen en vacaciones

Es momento de jugar y divertirse: tanto para los niños como para los padres. Cómo lograrlo.

La palabra vacaciones, tiene su origen en el vocablo latino vacatio que significa tiempo de vaciamiento. Es decir, vaciarse de las rutinas de todo el año.Por este motivo, este lapso tendría que ser un espacio para alejarse de la vorágine, de las obligaciones, y de las exigencias del año. Es saludable y necesario.Lo primero que cambia en este período son los horarios de la casa: existe una mayor flexibilidad. Hay que dejar que los chicos descansen, sobre todos los primeros días de vacaciones, pero evitando que se desvelen y que el sueno pierda su regularidad.

Padres en problemas…

Los chicos tienen tres meses libres de obligaciones pero para muchos padres esto genera un sin fin de complicaciones. Generalmente, por cuestiones laborales de los adultos, necesitan que alguien los cuide. A esto se le agrega una infinidad de reclamos de los chicos y las temidas frases:

  • “Estoy aburrido”
  • “Compráme”
  • “Y ahora qué hacemos”, etc.

Los padres se angustian, comienzan a ponerse ansiosos y terminan gastando un dinero que no pensaban, con lo cual incrementan su malestar. En su pensamiento surge “no veo la hora que empiecen las clases así descanso un poco”, y comienzan las culpas por querer sacarse los niños de encima.

Niños: organizar sus actividades

Las vacaciones son sinónimo de diversión. Algo fundamental para que los padres se alivien es tener un poco de tiempo para organizar a los niños en sus actividades.

En principio hay que comprender y hacerles entender que las vacaciones implican un receso en las responsabilidades, un descanso. No son para llenarse de otras actividades o continuar con la agenda completa u otras exigencias que a corto plazo producen mucho malestar familiar.

Es importante que desde temprana edad se les enseñe a organizar ese tiempo. ¿Cómo? Lo que más le interesa a un niño de cualquier edad es jugar y experimentar el mundo ¿Porque? El jugar es una actividad sumamente placentera y catártica. En el juego el niño crea su mundo propio y también reordena las cosas de su universo en una nueva forma que le agrade.

El juego transcurre en un mundo intermedio que no es exactamente ni interno ni externo. Esto les ayuda a los pequeños a generar su propio espacio de intimidad y dejan de fastidiarse.

Recomendaciones

  • Respetar los horarios de sueño y comida de los niños para evitar alteraciones de los ritmos vitales.
  • Las vacaciones deben ser para el niño -en todos los casos- períodos de descanso y recreación.
  • Compartir, en la medida de las posibilidades, tiempo con los chicos, con actividades divertidas para todo el grupo familiar.
  • El juego en los chicos es algo fundamental. Organizarles actividades con los amigos es importante.
  • Las vacaciones son propicias para iniciar la práctica de algún deporte que sea del agrado del chico o continuar el que se practica más intensamente.
  • Otra alternativa son los paseos en familia para conocer algún lugar distinto a los habituales, favorecen la unión familiar, lo mismo que los picnics, y el ir a ver espectáculos.
  • Los talleres de arte permiten al niño conocer sus propios talentos y desarrollar sus múltiples inteligencias y habilidades.
  • En la casa pueden realizar otras actividades que promuevan la autonomía dándoles pequeñas tareas relacionadas al hogar, por ejemplo ayudar a cocinar.

Problemas en las mamas: Las preguntas más frecuentes

El cuidado de las mamas es una medida preventiva que deberían asumir todas las mujeres a partir de la pubertad. El autoexámen mamario, las ecografías y las mamografías son, junto con la consulta anual al mastólogo, algunos de los recaudos a tener en cuenta. Además, estas son preguntas habituales que no debería dejar de conocer para preservar la salud de sus pechos.

¿La displasia mamaria es una enfermedad?

No es una enfermedad manifiesta sino un trastorno frecuente asociado a ciertos dolores y/o tensión mamaria que suele manifestarse en el período premenstrual de las mujeres jóvenes. En la mayoría de los casos disminuye con los embarazos y/o lactancia, y desaparece con los años. No obstante hay veces que el dolor o las molestias persisten, por eso se aconseja que las mujeres menopáusicas realicen un control más frecuente.

¿Las prótesis mamarias pueden producir cáncer?

Se han realizado numerosos estudios y a nivel científico está demostrado que no hay relación entre el aumento del tamaño de las mamas y la aparición o el desarrollo de cáncer de mama.

Sin embargo, las pacientes con alto riesgo en patología mamaria requieren especial atención porque muchas veces las prótesis mamarias pueden dificultar la realización correcta del examen mamario. En este sentido, suelen desplazar las glándulas y retrasar el diagnóstico de cualquier anormalidad.

¿Los nódulos benignos pueden convertirse en cancerígenos?

En general, los nódulos mamarios benignos no se convierten ni aumentan la predisposición a que se desarrolle un cáncer de mama. El único caso excepcional es el tumor phillodes, de muy baja frecuencia y que requiere ser extirpado porque podría malignizarse.

¿Cuáles son los factores de riesgo que influyen en la aparición de cáncer de mama?

El factor más significativo es la presencia de antecedentes previos en un familiar cercano (madre, hermana, etc.). Por otra parte, la obesidad así como el uso abusivo del alcohol pueden ser factores que desencadenen la posibilidad de padecer cáncer de mama. Algunos estudios demostraron que las mujeres con sobrepeso y/o que consumieron alcohol en cantidad tienen más posibilidades de padecer cáncer de mama que las mujeres que controlaron sus excesos.

¿Cuáles son los casos considerados de riesgo en patología mamaria?

Además de los nombrados anteriormente, hay otros factores que aumentan el riesgo como por ejemplo, intervenciones por enfermedades premalignas de la mama, haber padecido cáncer de mama contralateral y tener familiares que hayan padecido cáncer de mama. Por eso siempre es recomendable realizar controles mamográficos y clínicos para un diagnóstico y detección temprana.

¿Cuándo es necesario realizarse una mamografía?

Dependiendo de la opinión del médico, se puede comenzar con los estudios mamográficos a partir de los 35 años en pacientes sanas. Luego de los 40 años, la periodicidad adecuada es una vez por año. En tanto, aquellas pacientes que presenten algún riesgo en patología mamaria es aconsejable consultar con el profesional y adelantar la edad de control, preferentemente a partir los 30 años.

Asesoramiento: Centro Mamario del Hospital Universitario Austral.

Síndrome del niño emperador

Cuando los hijos maltratan a sus padres

El término “síndrome del emperador” se emplea cuando un niño muestra un comportamiento de hostilidad hacia los padres caracterizado por incidentes continuos de insultos, improperios, amenazas y/o actos de violencia física hacia uno de ellos o hacia los dos (normalmente hacia la madre). Sepa cómo se enfrenta este problema.

Se trata de niños que se convierten en tiranos con sus familias.

Son desobedientes, maleducados y agresivos con sus padres.

Son manipuladores, parecen no tener sentimiento de culpa, y, aunque se muestren arrepentidos por sus malas acciones, rápidamente vuelven a estas conductas.

El problema en el mundo

En España, desde el año 2000, los casos de este tipo de maltrato se han multiplicado según las denuncias recibidas por la Fiscalía General del Estado, pero podrían ser más los casos por la renuencia de los padres a denunciar a sus propios hijos. Son menores de edad, pero ejercen poder en la familia, se comportan como dictadores, y además pegan, amenazan, roban, y son emocionalmente violentos. Sus padres suelen encubrir el problema.

¿Que causa el síndrome del niño emperador?

Las investigaciones señalan que son varios los elementos cuya combinación ayuda a conformar este síndrome:

  • Los constitucionales.
  • Las experiencias infantiles psicológicamente traumáticas.
  • Los entornos familiares y sociales disfuncionales y hostiles.
  • A veces los niños agresivos son niños que fueron agredidos.

Es decir, estas conductas están determinadas por factores biopsicosociales.

La ausencia de pautas claras en la familia o el quebrantamiento de las mismas, una educación excesivamente permisiva, no censurar conductas inadecuadas, el autoritarismo paterno en vez de autoridad; favorecen el desarrollo de padres débiles, tensionados, y agotados por la cultura posmoderna que favorece la caída de la autoridad.

Cómo detectar un Emperador


1- Incapacidad para manifestar emociones positivas como empatía, amor, compasión, etc. Pueden simularlas.

2- Cierta imposibilidad para mostrar culpa y arrepentimiento sincero por el mal comportamiento.

3- Incapacidad para aprender de la experiencia, de los errores y de los castigos.

4- Confrontan, Mienten y suelen ser crueles con el entorno.

6- Se muestra muy caprichoso y arma rabietas.

7- Es manipulador y siempre consigue lo que quiere.

8-Tiene muy poca tolerancia a la frustración.

9-No asume las consecuencias de sus actos. Todo lo malo que pasa es culpa de los demás.

10- Le cuesta muchísimo aceptar normas.

11- Se muestran agresivos con las personas que se interponen para conseguir lo que quieren.

12- Insultan, pegan puñetazos o patadas, escupen, rompen objetos.

12- Les cuesta mucho integrarse en el grupo de pares.

Cómo enfrentarse al pequeño tirano:

Es muy importante la detección precoz. Cuanto más pequeño sea el niño, más posibilidades hay de trabajar y conseguir revertir el problema. Es un trabajo conjunto tanto por parte del niño como de la familia, y tiene que realizarse con el asesoramiento de un profesional.

1.- Desarrollar de manera intencionada y sistemática las emociones morales y la conciencia de los hijos, dándoles oportunidades para que practiquen actos altruistas y que extraigan lecciones morales.

2.- Establecer límites firmes en general y sobre todo frente a la violencia y el engaño

3.- Prestar ayuda para que desarrollen habilidades no violentas que satisfagan su narcisismo.

4- Ponerle límites firmes y eficaces desde los primeros años , ya que le van a proporcionar, seguridad y le van a permitir adaptarse mejor a las normas sociales. Los hijos necesitan que los guíen en su comportamiento y formas de actuar.

Se empieza con detalles pequeños como desobedecer a la hora de irse a dormir para continuar teniendo comportamientos negativos como faltar el respeto a los padres. Si no se corrigen este tipo de conductas pueden dar lugar a conductas más agresivas. Ellos tienen unas mínimas obligaciones que cumplir y los padres son los encargados de hacer que las cumplan .Si observamos que nuestros hijos tienen comportamientos tiranos con nosotros o con los demás no debemos permitirlo, tenemos que intervenir para evitarlos, ya que pueden transformarse en auténticos maltratadores.

5- Que cada integrante de la familia tenga claro el rol que ocupa. La madre su rol al igual que el padre y no al revés y que el hijo sea hijo y no hermano, amigo o padre de sus padres.

Los alimentos que ayudan a dejar de fumar

Una reciente investigación descubrió que ciertos alimentos empeoran el sabor de los cigarrillos, mientras que otros lo realzan. Esto ayudaría a crear una dieta para dejar de fumar.

Uno de los grandes temores de las personas que desean dejar el tabaco es comenzar a engordar. Sin embargo, un reciente estudio ha demostrado que una alimentación saludable puede no solo minimizar este aumento de peso al ser más sana, sino que también puede facilitar el abandono del hábito.

ALIMENTOS A FAVOR Y EN CONTRA

Según la Universidad Duke de Carolina del Norte (EEUU), que ha llevado a cabo la investigación, hay alimentos que empeoran y otros que hacen más atractivo el sabor del cigarillo:

ALIMENTOS QUE EMPEORAN EL SABOR DEL CIGARRILLO

  • Frutas
  • Hortalizas
  • Productos lácteos.

ALIMENTOS QUE LO REALZAN 

  • Carne
  • Alcohol (cerveza)
  • Café

Estos alimentos al realzar el  sabor del cigarrillo, hacen más atractivo el hábito de fumar. El estudio demuestra, pues, que el hábito de fumar parece estar reforzado por el consumo habitual de ciertos alimentos que potencian su sabor.

La solución: Una dieta rápida 

  • Según los investigadores de la Universidad Duke, los resultados de esta investigación podrían ayudar a la creación de una dieta rápida para dejar de fumar, que potencie los alimentos que empeoran el sabor del cigarillo, así como el desarrollo de chicles o pastillas que disminuyan la palatabilidad del cigarrillo.
  • “Con pequeñas modificaciones en la dieta, consumiendo productos que empeoran el sabor del cigarrillo, como la leche o un vaso de agua fría, y evitando los que realzan su sabor, como la cerveza, los fumadores podrían dejar de fumar mucho más rápida y fácilmente”, afirma el doctor McClernon, quien lideró el estudio.

CONCLUSIONES

  • La comida se convierte, tras el estudio, en una aliada para quien desea dejar de fumar, y no en una excusa para no hacerlo.
  • Si, finalmente, se combina con una terapia de sustitución de la nicotina y con ejercicio continuado, el cese del hábito no será una meta tan difícil de conseguir.
  • Una vez pasadas las primeras tres o seis semanas se podría retomar progresivamente el consumo moderado de los productos que realzan el sabor del cigarrillo, aunque en cantidades moderadas.
  • El menú ideal para dejar de fumar sin engordar debería intentar adquirir hábitos alimentarios saludables, siguiendo una dieta variada y equilibrada, así como establecer un orden de comidas que evite picar entre horas y romper con la monotonía.