Otitis

Presente en niños y adultos, la otitis es una inflamación del oído que puede tener diversas causas. Sepa cómo prevenirla y mantener una limpieza correcta de los oídos.

La otitis consiste en la inflamación del oído, externa o interna, y puede ser originada por diversas causas, la mayoría de ellas infecciosas. Frecuentemente se presenta como una complicación de cuadros gripales o infecciones de la vía respiratoria alta, como faringitis y amigdalitis. La otitis se clasifica de acuerdo con el momento de aparición y con su duración. Así, se la puede dividir en:

Otitis Media. La otitis media se produce por la entrada en el oído medio de bacterias procedentes de la nariz o de la garganta. Ambas están comunicadas con el oído mediante un conducto con forma de tubo, el cual se llena de mucosidades y provoca la enfermedad. Se da con mayor frecuencia en los primeros años de vida debido a que el organismo de defensa no está lo suficientemente desarrollado.

Otitis Externa. Es una infección del conducto auditivo externo, el tubo que conduce los sonidos desde el exterior del cuerpo hasta el tímpano. Afecta especialmente a personas que pasan mucho tiempo en el agua y por ello se da más en el verano. Cuando hay demasiada humedad en el oído, la piel que recubre el interior del conducto auditivo se puede irritar y lesionar, permitiendo la proliferación de bacterias u hongos.

Diagnóstico

El médico realizará un examen exhaustivo, obtendrá un historial de síntomas y hará unas pruebas sencillas. Deseará averiguar con qué libertad puede moverse el tímpano, si hay fluido en el oído medio y si se ha producido alguna pérdida auditiva.

Ayudado por el microscopio, el profesional realiza una exploración otoscópica para observar el tímpano y evaluar su estado. Con ello se tendrá la información necesaria para determinar de qué tipo de trastorno se trata y calificar su importancia.

Síntomas y tratamiento

El primer síntoma es el dolor, acompañado de fiebre, irritabilidad, malestar general, secreción y percepción de ruidos en el oído. En los adultos, se presenta también una

sensación de oído ocupado y descenso de la audición. Por su parte, los niños están intranquilos e inapetentes y pueden tener diarrea, entre otras cosas.

Algunas infecciones del oído se alivian sin problema por sí solas sin necesidad de antibióticos. A menudo, todo lo que se necesita es tratar el dolor y dejar que el cuerpo sane por sí mismo. De ser necesario, el tratamiento es a base de analgésicos, descongestionantes y antibióticos dependiendo del posible agente causal. Habitualmente, con el uso de fármacos los síntomas mejoran significativamente en 48 horas.

Prevención

Es importante estar atento a diversos factores de riesgo que pueden derivar en otitis. En los adultos, todas las enfermedades de la vía respiratoria superior como rinitis y sinusitis pueden llevar a la otitis. Además, el hábito de fumar irrita permanentemente la mucosa de la vida respiratoria. En el niño, todos los catarros de la vía aérea pueden derivar en otitis. Algunos chicos presentan el trastorno al ser fumadores pasivos de la pareja de padres.

En algunas situaciones se puede prevenir la otitis. Para ello, es recomendable utilizar gorro o tapones para nadar, evitar la humedad en el oído, evitar una limpieza enérgica, no abusar de los hisopos y no consumir antibióticos en exceso ya que se puede generar una resistencia a ellos. El estar sumergido en el agua durante mucho tiempo favorece la aparición de las otitis, sobre todo si el agua está sucia o tiene alguna bacteria.

La opinión del especialista

Doctor Carlos Mario Boccio. Jefe del servicio de Otorrinolaringología del Hospital Italiano y Profesor Titular UBA.

-¿Cómo se puede prevenir la otitis?

No se recomiendan las temperaturas extremas y la sequedad del ambiente, característica del invierno. El fumar también se debe evitar. Los adultos que deben cuidarse son aquellos con antecedentes de otitis en la infancia. Son oídos propensos a las infecciones y por eso apenas sientan algún cambio en el status del oído deben consultar.

-¿Cómo se debe realizar una limpieza correcta de los oídos?

El oído tiene un mecanismo de autolimpieza y por eso no habría que tocarlo de ninguna forma. No está demostrado que el uso de hisopos sea necesario. Si el paciente nota que tiene el oído tapado o con algo de humedad, puede usar un par de gotas de alcohol para provocar una deshidratación rápida y secarlo. Si hay un tapón, lo correcto es visitar a un especialista.

Cálculos

La presencia de uno o varios cálculos en el riñón o en el tracto urinario inferior se denomina litiasis renal. La Dra. Alicia Marini, Jefa del Servicio de Nefrología del Hospital de Clínicas “José de San Martín”, nos asesora sobre diagnóstico, tratamiento y prevención de esta afección.

La litiasis renal suele presentarse con un cólico renal, caracterizado por dolor intenso en la región lumbar o dolor en el flanco que se irradia hacia el escroto en el hombre o los labios vulvares en la mujer. Pero también puede observarse sangre en orina, con eritrocitos isomórficos en el sedimento urinario. La disminución en la producción de orina (oliguria) y la falta de orina (anuria) son poco frecuentes pero pueden aparecer entre los síntomas cuando existe una obstrucción bilateral o en aquellos casos en que el paciente posee un único riñón.

Principales causas

La formación de cálculos se produce por diferentes trastornos: metabólicos, hereditarios, defectos anatómicos con o sin infección urinaria crónica. Mayoritariamente los casos son de causa desconocida, con una predisposición genética y donde los factores ambientales y estilo de vida juegan un papel importante.

Los cálculos pueden diferenciarse unos de otros según la composición química que posean. Los más frecuentes, 74%, son aquellos que contienen calcio (fosfato, oxalato o mixto) pero pueden estar compuestos por ácido úrico (15%) o estruvita (10%) o cistina (1%).

¿Hay estudios para detectarla?

La historia médica familiar, los antecedentes y el examen físico son imprescindibles dado que aportan información útil para el diagnóstico. Puede realizarse un diagnóstico por imágenes:

Tomografía axial computada sin contraste: se considera el método de elección, detecta más del 99% de las litiasis, tanto radio-lúcidas como radio-opacas, y además permite reconocer grados pequeños de obstrucción.

Radiografía simple de árbol urinario: Es un examen de alta especificidad y baja sensibilidad.

Ecografía: muy sensible para detectar hidronefrosis por obstrucción.

También pueden realizarse pruebas de laboratorio. Inicialmente deberá incluirse cultivos de orina, el pH, y la microscopía.

En plasma: creatinina, calcio, fósforo, ácido úrico y bicarbonato. Cuando fuera posible, realizar el análisis físico-químico del cálculo. Aquellos que presentan cálculos en forma recurrente- tiene un alto grado de recurrencia, se estima que el 50 % de los pacientes que desarrollaron litiasis padecerán otro episodio dentro de los 10 años posteriores-, o que tienen un primer episodio de litiasis múltiple o bilateral antes de los 25 años, deberán someterse a una evaluación más amplia.

En sangre: creatinina, calcemia, fosfatemia, uricemia, ionograma con bicarbonato, PTH intacta.

En orina muestra aislada: pH, sedimento urinario para ver cristaluria, urocultivo.

En orina de 24 hs: volumen urinario, creatininuria, calciuria, fosfaturia, uricosuria, oxaluria, cistinuria, magnesuria, citraturia, potasio y sodio urinario.

Tratamiento

En primera instancia hay que considerar el tratamiento del cólico renal. El tratamiento del dolor agudo se lleva a cabo con anti-inflamatorios no esteroideos.

El tratamiento de las náuseas y vómitos con metoclopramida sublingual o parenteral.

Para facilitar la eliminación del cálculo, con antiespasmódicos, bloqueantes cálcicos, alfa bloqueantes.

En pacientes con dolor persistente pese a los tratamientos habituales, sepsis, insuficiencia renal aguda, anuria, cálculos mayores de 10 mm o no eliminación del cálculo luego de 4-6 semanas de tratamiento, se recomienda realizar la consulta urológica, dado que puede ser necesaria una cirugía (la elección del tipo de cirugía dependerá del tamaño y ubicación de/los cálculos y de las condiciones anatómicas del paciente). Y luego de la eliminación del cálculo el tratamiento se centrará en evitar la formación de nuevos cálculos.

La opinión de la especialista

Dra. Alicia Marini, Jefa del Servicio de Nefrología del Hospital de Clínicas “José de San Martín”, UBA.

Consejos de prevención

La tendencia a la formación de cálculos se debe en general a causas genéticas que producen diferentes alteraciones metabólicas que van a estar siempre presentes en el individuo, por lo cual las conductas preventivas deben ser permanentes.

La prevención de las recurrencias se basa en un tratamiento dietético y el de la anomalía metabólica existente. Ingerir líquido abundante -de 2 a 3 litros por día-, disminuir el consumo de sal, según el tipo de cálculo se recomienda realizar diferentes dietas alimenticias y consultar al médico, dado que en muchos casos es aconsejable efectuar unos análisis específicos denominados estudio metabólico con el fin de detectar la causa de la formación de cálculos e implementar el tratamiento adecuado.

Una casa con ambientes armónicos

Las mejores ideas para aprovechar el espacio. Sin duda las características y distribución de los espacios inciden en nuestro estado de ánimo. De allí que organizar ambientes agradables y cómodos en nuestro hogar sea un buen principio para una vida saludable.

Aumentar la sensación de amplitud depende de una buena distribución de los muebles y de tomar en cuenta algunas pautas que permiten transformar el espacio y lograr importantes diferencias. Veamos cuáles son las claves que logran transformar cada uno de los ambientes de la casa en lugares acogedores y funcionales.
El jardín ayuda a recuperar el vínculo con la naturaleza y fomenta la salud y la vitalidad en las personas. Por eso la importancia en el momento de elegir las plantas.

El living

Este es el espacio público por excelencia. Un ámbito para recibir invitados y disfrutar de la charla y la compañía de las reuniones familiares. Lo más conveniente es privilegiar la tranquilidad sin abarrotar el lugar de muebles y objetos.

  • Un ambiente pequeño. Si el espacio es poco lo mejor será ubicar los muebles sobre las paredes o cerca de ellas con una distancia de paso de 50 cm; es preciso dejar el centro de la habitación libre. Otra buena idea es poner el sillón enmarcado por una biblioteca, sin sobrecargar de objetos o libros los estantes.
  • Los mejores muebles son aquellos formados por módulos (a manera de cubos o como estanterías), que permiten cambiar su conformación con el agregado o supresión de estantes o cajones.
  • Los espacios entre los muebles. Es importante respetar los lugares de paso y para poder estirar cómodamente las piernas (en el caso de las distancias entre sillones y una mesa baja). Si se colocan dos sillones enfrentados, deje al menos un metro de espacio entre ambos.
  • Los colores. Evite los tonos oscuros. Una buena opción es pintar este ambiente con colores neutros y elegir muebles en estos mismos tonos o en colores como el crema y los marrones, que brindan calma y dan un efecto relajante.
  • Elija gabinetes para los equipos electrónicos (televisión, equipo de audio) que sean robustos y puedan ser trasladables. De este modo podrá sacarlos “del medio” en caso de que requiera más lugar.
  • Las moquettes y las cortinas de voile de pared a pared son las mejores opciones para dar la sensación de un ambiente más amplio.

Jardín

El jardín es un espacio tan importante como los demás dentro de tu hogar, un lugar para protegernos del calor, disfrutar del perfume de las plantas o del suave murmullo del agua.
A continuación le damos cinco consejos para que el diseño de su jardín sea equilibrado y armonioso:

  • Procurar que todo parezca lo más natural posible. Ni las plantas, ni los adornos que se incorporen tienen que parecer forzados.
  • La combinación de las formas y tamaños de las plantas es un elemento de equilibrio, que ningún elemento o grupo destaque por encima de los demás.
  • Trazar un camino o sendero serpenteante.
  • Introducir algún elemento de agua, como una fuente o un estanque.
    No es necesario que sean plantas muy exóticas o raras, preferentemente autóctonas, buscar plantas de hojas redondeadas, no puntiagudas.

La cocina

Es el laboratorio donde se preparan los alimentos de la familia pero también un espacio de reunión. Allí debe primar la limpieza, el orden y la estricta organización del espacio.

  • En este ambiente todas las paredes son útiles para colocar estantes y armarios desde el piso hasta el techo ya que los lugares para almacenar y guardar nunca son suficientes.
  • Si es posible, revestir los electrodomésticos con el mismo material que los muebles o bien empotrarlos como si fueran un mueble más.
  • Colocar estantes tipo rejilla en la parte interna de la puerta de los armarios es una buena idea para almacenar desde vajilla hasta productos de limpieza o latas de alimento.
  • Actualmente están muy de moda los cestos de mimbre de distintas formas utilizados como prácticos contenedores de utensilios de cocina.
  • Es importante alejar las hornallas de las corrientes de aire. Lo ideal es que la pileta, el área de cocción y el de preparación de alimentos se encuentren ubicados como en un triángulo.
  • Las mesas rebatibles son siempre una excelente solución para la falta de espacio y facilitan las tareas de limpieza.
  • Tenga en cuenta colocar colgadores de acero que pueden recorrer todo el perímetro de la cocina para facilitar el acceso a cualquier utensilio.
  • Para los comedores, los empapelados son una buena opción ya que hay muchos lavables que se limpian fácilmente con un paño humedecido, agua y jabón neutro.

Pasillos

Por regla general las zonas de paso deben estar tan despejadas de objetos como sea posible.
Si son muy largos, lo mejor es colgar en sus paredes cuadros o fotos de manera asimétrica.
Si se quiere colocar un pequeño mueble, tomar en cuenta las dimensiones para que no dificulte constantemente el paso. También es buena ideal cubrir una de las paredes con espejo.

Baño

El baño es un lugar de intimidad y relax que debe estar decorado con colores suaves y materiales transparentes.

  • Los colores pastel (verdes, azules, amarillos suaves) dan sensación de amplitud y una atmósfera calma.
  • Las superficies que refractan la luz como el cromo, el espejo, los estantes de vidrio con soportes de acero, aportan más luz natural al ambiente.
  • Los pisos de colores claros o bien colocar alfombras en este tipo de tonos hace que el ambiente parezca más amplio.
  • Si faltan lugares para guardar objetos, una opción original es fabricar bolsas de lino.
  • Para la bañera, elija cortinas de baño transparentes o traslúcidas (sobre todo si el baño es muy pequeño).

Dormitorios

En la actualidad, estos ambientes no son utilizados sólo para dormir sino también para el esparcimiento (leer, mirar televisión) y en algunos casos también para trabajar. El desafío, entonces, es prepararlo para que pueda cumplir con los requerimientos de esta variedad de actividades, sin olvidarse de preservar un espacio de verdadera tranquilidad destinado al sueño.

  • Los empapelados de colores verticales dan altura al espacio.
  • Cuando compre una cama, prefiera los divanes que incluyen cajones con lugar para guardar ropa debajo.
  • Si las puertas de los placares dificultan el paso, reemplácelas por corredizas o aquellas cuyas puertas se pliegan en dos.
  • Cuando ya no hay lugar para más armarios, puede aprovecharse el espacio que queda debajo de la cama colocando cajas con rueditas que puedan ser fácilmente extraíbles.
  • En lugar de comprar mesas de luz, aproveche los laterales de la cama para colocar estanterías que sirvan a múltiples fines (pueden ser de madera o hechas de la misma mampostería).
  • Incluir vidrios o espejos en las puertas de los placares ayuda a que la madera no domine el espacio y lo vuelve más amplio.

Preguntas a su médico sobre sensibilidad dental

Responde el doctor Maximiliano Armas, odontólogo.
¿Cuáles son las posibles causas de la sensibilidad en los dientes?

Puede producirse por caries, fracturas dentarias, exposición de las raíces por causas de origen periodontal, por un cepillado con demasiada fuerza, o simplemente por una mayor amplitud del túbulo dentinario que produce trastornos dolorosos, dolor agudo y breve a diferentes estímulos (dulce o salado, frío o caliente).
Si la sensibilidad se produce por caries puede ser necesario realizar un tratamiento de conducto. Si se inició por un problema periodontal y continúa sin tratamiento, el mismo avance de esa enfermedad puede derivar en la pérdida de la pieza dentaria o de varias piezas dentarias. Si la causa originaria es la mayor amplitud de los túbulos dentinarios, el paciente verá, seguramente afectada su calidad de vida diaria.

¿Es conveniente utilizar cremas o colutorios?

El tratamiento con cremas o colutorios para dientes sensibles es útil. Pero cuando la sensibilidad se prolonga en el tiempo más allá del estímulo normal o está asociada a alguna patología dentaria, es indispensable realizar la consulta con un odontólogo. Con frecuencia suelen recurrirse a soluciones líquidas a base de sales de floruro de sodio, estaño o hidrógeno que se aplican en la zona sensible o, incluso, puede recurrirse a algunos agentes adhesivos que generan una capa de protección y evitan la sensibilidad.

Consejos para dientes sensibles:

  • Evitar el consumo frecuente de alimentos y bebidas ácidas
  • Evitar cepillarse inmediatamente después del consumo de alimentos y bebidas ácidas
  • No ejercer demasiada presión durante el cepillado dental
  • Utilizar cepillos de cerdas suaves
  • Utilizar cremas dentales especializadas

3 posturas para aquietar la ansiedad

Calman el estado de ansiedad, la sensación de aceleramiento y el nerviosismo, generando tranquilidad física y mental.

En los momento de tensión, la respiración se acelera, se entrecorta y sube a la zona alta del pecho. La práctica regular de yoga enseña a tomar conciencia de la respiración abdominal (baja, por la nariz, utilizando toda la capacidad pulmonar) y ayuda a hacer de ésta la manera natural e inconsciente de respirar, permitiendo autoconocimiento y regulación del ritmo de la respiración, en función de las necesidades del momento.

  1. Postura de la montaña:
    • Parados, con los pies separados como el ancho de caderas y los brazos sueltos a los costados del cuerpo, percibimos cómo tenemos el cuerpo y la respiración.
    • Inhalamos y, al exhalar, el mentón se apoya en el pecho, y el tronco desciende vértebra por vértebra hasta llegar al suelo.
    • Flexionamos las rodillas y llevamos los glúteos hacia los talones. Exhalando, doblamos el tronco hacia adelante, intentando apoyar la frente en el suelo.
    • Dejamos los brazos extendidos por delante con las palmas apoyadas, y luego los llevamos a los costados del cuerpo con las palmas hacia arriba (postura del niño). Realizamos cinco respiraciones profundas en cada posición.

Beneficios: flexibiliza la columna. No indicado en caso de lesión en los meniscos.

  1. Postura de meditación Sukhasana:
  • Sentados en el suelo con la espalda recta y las piernas separadas en una “V”, doblamos la pierna derecha y colocamos el pie derecho debajo del muslo izquierdo. Realizamos lo mismo con la otra pierna.
  • Colocamos las manos sobre las rodillas en gesto de conciencia (la uña del dedo índice en medio del pulgar, los tres dedos restantes extendidos y las palmas hacia arriba) o de conocimiento (igual pero con las palmas hacia abajo).
  • Utilizamos la respiración profunda para aquietar los pensamientos.
  • Mantenemos la cabeza en equilibrio sobre el eje de la columna. Los ojos pueden estar suavemente cerrados.
  • Observamos la respiración de forma natural en el área del abdomen.

Beneficios: tranquiliza la mente y genera un estado de interiorización.

Relajación final – Savasana

  • Acostados boca arriba en el suelo, con las piernas estiradas, mantenemos los brazos extendidos al costado del cuerpo con las palmas de las manos hacia arriba.
  • Tratamos que la mayor superficie del cuerpo esté en contacto con el suelo y no haya articulaciones flexionadas.
  • Mentalmente recorremos el cuerpo relajándolo. Comenzamos por los pies y terminamos por la cabeza.

Beneficios: relaja física y mentalmente, y retroalimenta la energía. En el proceso de ansiedad se puede utilizar la respiración consciente como herramienta para pacificarse y serenar los latidos del corazón, del sistema nervioso y de la mente.

Las infusiones que curan

Para prevenir cálculos biliares

Té de diente de león

Ingredientes:

  • 20 g de raíz de diente de león.
  • 1 taza de agua.

Preparación:

Verter el agua hirviendo sobre la raíz de diente de león. Dejar reposar 5 minutos y beber tres tazas durante seis u ocho semanas.

Para el síndrome premenstrual

Té de caulofilo

Ingredientes:

  • 30 g de caulofilo.
  • 20 g de matricaria.
  • 10 g de agripalma.
  • 10 g de valeriana.
  • 1 taza de agua.

Preparación

Unir los ingredientes y añadir una cucharadita de la mezcla a una taza de agua hirviendo. Dejar reposar y beber durante las dos semanas previas al periodo menstrual.

Para fortalecer el corazón

Té de espino blanco

Ingredientes:

  • 1 cda. de flores y hojas de espino blanco.
  • 1taza de agua.

Preparación

Incorporar el espino blanco a una taza de agua hirviendo. Tomar dos o tres tazas diarias, al menos por seis semanas.

Mujeres posesivas con sus parejas

Tiene celos de todo: de los amigos, de la familia, de los hobbies, del fútbol.

La pareja para ella debe pertenecerle por completo. Pero está equivocada, afirman los especialistas, y ellos explican cómo abandonar este hábito malsano.

Habitualmente tendemos a creer que en el terreno de las relaciones de pareja, el amor y los celos van indefectiblemente de la mano. Sin embargo, lejos de señalar un gran amor, ese anhelo de posesión suele manifestar una enorme inseguridad que poco o nada tienen que ver con el otro. Amar no es sinónimo de colonización –de nuestra pareja, de su vida y sus espacios-, pero muchas veces se vive como una batalla cotidiana que agota, angustia y desgasta nuestros vínculos más queridos. Ser posesivo provoca estrés, ansiedad, escenas innecesarias, exceso de control e incluso chantajes emocionales.

Croquis de la mujer posesiva

Si bien los celos y la posesión se derraman sobre hombres y mujeres de todas las edades, el reino femenino pareciera sufrir con mayor frecuencia los embates de la temida etiqueta. ¿Qué sucede con estas mujeres que buscan conocer, controlar y disponer de la vida de su hombre?

Imaginemos una escena corriente: la reunión de fin de año de la empresa. El marido lleva a su mujer a la cena en un restaurant, la presenta a sus compañeros de trabajo y comienza la velada. Sin embargo, lejos de saborear el buen vino y entablar una charla con sus vecinos de mesa, ella sólo piensa en una cosa: ¿quién es esa morocha que le preguntó a su marido si le gustaban las bruschetas con oliva? La cena, el restaurant, los administrativos y hasta el jefe desaparecen detrás de una bruma espesa. El foco sólo admite una pareja: su marido y la morocha. Los dados ya están echados y seguramente la noche terminará ahogada en una absurda discusión de pareja. Y lo paradójico de esta batalla es que se despliega en nombre del amor.

Pero seamos cautos: esto no significa descreer de los sentimientos de amor, sino comprender que esta mujer posesiva está profundamente atemorizada de perder aquello que ama.

Los celos como punto de partida

De todas las emociones que nos envuelven cuando amamos a alguien, los celos son incorregiblemente desgastantes porque se alimentan del anhelo de poseer al ser amado y porque desencadenan acciones que nada tienen que ver con el amor. La mujer posesiva, controladora del tiempo y los espacios privados de su pareja, vive en una angustia permanente pensando: ¿Estará en la cancha como me dijo? ¿Por qué no me contesta el teléfono? ¿Cómo es que no llega si ya debería estar acá? ¿En qué piensa? ¿Qué siente? ¿Qué se calla?

¿Cuándo sí, cuándo no?

Los seres humanos somos terriblemente territoriales, sólo que lo disimulamos bastante bien. Pensemos, por ejemplo, en la fiesta del cumpleaños número 70 de nuestro suegro. Toda la familia está reunida. Vamos con nuestra pareja y permanecemos de pie charlando con tíos, nietos y cuñados. De improviso una joven prima lejana aparece en escena, se acerca a nuestro marido por detrás, le cubre los ojos con las manos y le pregunta picaresca: “¿quién soy?”. No esperamos la respuesta, pero tenemos claramente una certeza: que esa mujer, sea prima o no, acaba de atravesar sin permiso el cartel imaginario que cuelga sobre nuestro marido y que dice expresamente “propiedad privada”.

Rápidamente activamos una gama de respuestas elementales: le clavamos la mirada sin dejar de sonreír, nos acercamos a nuestra pareja y lo tomamos del brazo, apoyamos la cabeza en su hombro, nos interponemos entre ambos ofreciendo una copa, y si nada de esto funciona nos lo llevamos con una frase lapidaria: vení un segundito que quiero mostrarte algo. Ese algo, por supuesto, es la feroz advertencia que le vamos a hacer en la cocina.

Situaciones domésticas, simples, insignificantes incluso, pueden volverse una seria amenaza para la mujer posesiva. Especialmente si esas situaciones implican a un tercero que parece –en sus propias representaciones- valer más que ella. Esto teje una encrucijada de turbación y desconcierto. Porque si esa otra persona se le figura más atractiva, interesante o carismática, ella queda librada a un papel de reparto que le resulta insoportable.

Pero ¿qué sucede cuando ese tercero es real e insiste en cruzar fronteras con irreverencia? Existen ciertas circunstancias que propician un chispazo de celos incluso en personas que no son específicamente celosas, como por ejemplo:

  • Ver que nuestro compañero pasa un largo tiempo hablando en una fiesta con otra mujer.
  • Notar que el otro cierra su computadora cuando nos estamos acercando.
  • Esa amiga soltera y encantadora que conoce a nuestra pareja desde que eran adolescentes.
  • Que nuestra pareja se aleje deliberadamente de nosotros para mantener una conversación telefónica.
  • La cavilación ante preguntas simples como “hoy te llamé a la oficina y me dijeron que habías salido ¿qué estuviste haciendo?”.

Cuando el cuerpo habla

Pese a querer disimular, la indefensión que provoca sentirse emocionalmente amenazada, desencadena en la persona posesiva una serie de reacciones físicas, emocionales y cognitivas.

En el plano físico…

  • Pérdida del apetito.
  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Manos temblorosas y húmedas.
  • Sensación de estómago vacío.
  • Mejillas ruborizadas y transpiración excesivas.

En el plano emocional…

  • Rabia
  • Miedo
  • Envidia
  • Angustia
  • Desasosiego
  • Inferioridad
  • Agresión
  • Humillación

En el plano cognitivo…

  • Posesividad
  • Autoincriminación
  • Resentimiento
  • Pensamientos derrotistas
  • Revanchismo
  • Autoconmiseración

El desborde hacia los demás

Convertirse en una persona posesiva atenta contra la salud emocional de la pareja. La mujer controladora termina –paradoja mediante- sembrando el terreno para que su pareja necesite estar lejos de ella para sentirse liberado. ¿Cómo comienza a forjarse esta necesidad? Veamos algunas de las causas más habituales:

  • La mujer posesiva no sólo “supervisa” lo que hace su pareja, sino que tiende a criticarlo cuando él no hace lo que ella hubiese querido.
  • Independientemente de las circunstancias que propician su arranque de celos, esta mujer cuestiona y acusa a su pareja haciéndola sentir responsable y culposa.
  • Mide el amor a partir de lo que el otro hace o deja de hacer por ella. Las demandas, entonces, se convierten en monedas de cambio cotidianas que tiñen el estado de ánimo de la pareja.
  • La actitud posesiva limita la libertad del otro y despliega un clima emocionalmente asfixiante.
  • La mujer posesiva tiende a tergiversar los hechos a su favor esquivando la reflexión sobre sí misma y sus propias reacciones emocionales. Esto erosiona la pareja porque desdibuja el diálogo, el intercambio de opiniones, la negociación saludable y la construcción de consensos.

SOS: en rescate de la mujer posesiva

Cuando nos encontramos inmersos en una crisis afectiva se exacerban las ganas de proteger bajo siete candados a la persona amada. Sin embargo sabemos de sobra que ahogar a nuestro compañero sólo lo motivará a buscar desesperadamente un poco de aire. ¿Qué podemos hacer entonces? Trabajar sobre nosotros mismos.

Paso 1 – Reflexionar y preguntarnos:

  • ¿Cuál es la emoción más intensa que estoy experimentando?
  • ¿Qué es exactamente lo que me está causando esa emoción?
  • ¿Por qué experimento esa sensación con tanta intensidad? ¿Guarda relación con alguna experiencia de mi historia pasada?
  • ¿Con qué opciones cuento para enfrentar aquello que me provoca estas desagradables sensaciones?
  • ¿Cómo respondería mi compañero a cada una de estas opciones?

Recuerde que atacar a su compañero no es la mejor estrategia. Expresar, en cambio, el amor y el dolor que siente con honestidad, respeto y tranquilidad ayudará a alcanzar resultados mucho más positivos.

Increpar al que creemos nuestro adversario tampoco es una táctica inteligente. Esta clase de actuaciones sólo nos deja aún más expuestos e indefensos.

La mejor forma de correrse de ese lugar posesivo es procurar una comunicación serena, transparente, que explique sin atacar y que brinde el espacio para que el otro se exprese francamente sin temor a nuestra reacción.

Y si la situación lo deja sin palabras y sin control respire profundamente, sienta que cada región de su cuerpo se llena de aire puro, oxigenado. Cuando se haya calmado permítase un momento para recordar que sentirnos mal no implica que actuemos mal y vuelva a preguntarse ¿Qué opciones de reacción tengo? ¿Cuál es la respuesta emocional que me hace mejor? Y especialmente ¿Cuál es la respuesta emocional que nos hace más fuerte como pareja?

Paso 2 – Animarse al encuentro con uno mismo

El deseo de posesión está estrechamente vinculado con inseguridades, personalidades dependientes, patrones familiares y baja autoestima. El punto de partida es comprender que la prioridad no es estar en pareja sino aprender a sentirnos a gusto con nosotros mismos, identificar nuestras propias carencias, delimitar claramente nuestras necesidades y reflexionar hasta qué punto estar con otro puede ayudarnos –o no- a estar emocionalmente sanos.

Paso 3 – Correr el foco

Busque una actividad placentera que le requiera energía y concentración. Invertir su tiempo en actividades interesantes lo ayudará a ahuyentar los fantasmas y los delirios de persecución.

Paso 4 – Trazar el mapa de los espacios privados

Conformar una pareja no significa renunciar a ser un individuo y como individuos necesitamos de un espacio propio que nos permita crecer, pensar y carearnos con nosotros mismos. Busque y delimite con su pareja cuál será el espacio personal de cada uno y respételo a rajatablas. Cuando lo logre, habrá dado un paso fundamental: librarse del candado de la dependencia emocional.

Paso 5 – Aprender a dosificar

Quién no ha escuchado alguna vez esa expresión trillada que dice “si amas a alguien déjalo partir”. Amar y llevar adelante una pareja implica responsabilidad, compromiso y paciencia pero por sobre todas las cosas tenacidad y capacidad de negociación permanente. Amordazar al otro no implica ganarse su amor pero tampoco lo implica cruzar la línea y caer en el mar de las ingenuidades. Aprender a lograr este equilibrio es una de las tareas más complejas pero también una de las más satisfactorias.

Paso 6 – Saber decir “hay equipo”

La confianza no admite pagarés. Una buena estrategia para enriquecer la relación de pareja es ganarse y ganar la confianza de nuestro compañero. Pero ¿por dónde empezar? Por los amigos y los compañeros de trabajo. Intégrese a los círculos cotidianos de su pareja con soltura, demuestre que es una compañera de hierro, charle, pregunte, anímese a conocer a quienes forman parte de la vida de su pareja cuando no está con usted sin asperezas ni preconceptos. Muy pronto tendrán mucho más para compartir que el interrogatorio y el acoso mediante mensajes de textos.

Herpes

Este virus afecta la piel y las mucosas humanas, como los labios. El herpes genital está aumentando a nivel mundial. Cuidados y tratamientos para cada caso.

Los herpes se presentan como vesículas agrupadas formando racimos (pequeñas ampollas), que afectan a un lugar determinado. Surgen de una infección inicial que puede pasar inadvertida.

El virus ingresa a la piel por una solución de continuidad o un microtraumatismo, se reproduce en el sitio de ingreso y luego migra por vía neurológica hacia el ganglio sensitivo correspondiente a la zona afectada, donde permanece latente.

Síntomas

Picazón

Ardor

Prurito

Dolor

Anestesia

• Sangrado (ocasional)

Tipos de herpes

La familia de virus Herpetoviridae es extensa, sin embargo, existen dos tipos que se destacan:

Herpes simple tipo 1. Suele aparecer siempre en un determinado lugar. Infecta la piel de la cara, con recuencia labios, nariz o mentón y, ocasionalmente, compromete mucosa nasal, oral u ocular. También puede aparecer en genitales.

Herpes simple tipo 2. Se caracteriza por aparecer siempre –la primera vez y las recidivas- en un determinado lugar. Suele afectar piel y mucosa genital. En las mujeres las probabilidades de contagio de herpes genital aumenta por las características anatómicas del tracto genital femenino y su mucosa. Luego de una relación sexual sin protección, el fluido seminal permanece en contacto con las paredes vaginales y con el cuello uterino el tiempo suficiente como para favorecer el contagio y la infección.

Herpes Zóster También llamado varicela Zóster, es más frecuente en la infancia. En personas ya infectadas anteriormente, frente a condiciones de disminución prolongada de la inmunidad, puede presentarse como herpes zóster, conocido como culebrilla. Afecta piel y mucosas, con pequeñas ampollas o vesículas en una zona, que tienden a juntarse a lo largo del recorrido de un nervio sensitivo. Más frecuente en la zona intercostal o en la cintura, suele aparecer en mayores de 60 años y es peligroso en el ojo porque puede evolucionar hasta opacidades corneales o ceguera.

Tratamiento

La droga para el tratamiento es el aciclovir, se administra por vía oral y se ajusta la dosis según el tipo de herpes, la edad del paciente y la ubicación de las lesiones. El uso de ungüento o crema de esta droga mejora los síntomas, pero no cambia su tiempo de duración. Existen otros antivirales derivados como valaciclovir y famciclovir, más modernos, con ventajas en su biodisponibilidad oral y su dosificación.

La opinión del especialista

El contagio es exclusivamente entre personas y a través de elementos que han estado en contacto con los infectados. El período de contagio está vigente mientras haya vesículas, en especial si ya están rotas, porque el líquido contiene gran cantidad de viriones (virus pequeños). Las vesículas dejan de contagiar cuando se convierten en costras secas. En las embarazadas con herpes genital, existe el riesgo de la transmisión vertical del herpes (neonatal).

Consejos de prevención

Mantener la higiene, no tocar ni estar en contacto con la piel de la persona infectada, ni compartir su vajilla, toallas, sábanas.

Si se trata de una persona inmunodeprimida, evitar el contacto con algún individuo vacunado contra la varicela o el Herpes Zóster en las últimas 5 semanas.

Mantener relaciones sexuales con profiláctico.

Aplicarse la vacuna contra la varicela, indicada en niños mayores de 1 año y adultos con riesgo de contagio o con enfermedades inmunodepresoras, trabajadores vinculados con la medicina y la manipulación de sangre. Contraindicada en la embarazada.

En todos los casos, consultar al profesional médico y no tomar decisiones por iniciativa propia.

Dra. Laura Mijelshon, dermatóloga, miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología.

Consejos para elegir al paseador de su perro

El paseo canino es de gran importancia para que su mascota pueda mantenerse saludable, activa y en forma. Pero a fin de que esta actividad sea efectiva, es fundamental saber elegir a la persona que guiará al perro en su paseo.

Una vez que elija al paseador,  observe las reacciones y actitudes de su perro ante el momento del paseo, para detectar el agrado o desagrado que siente el animal.

El agitado ritmo de vida actual no siempre deja tiempo para que los dueños compartan una saludable caminata con sus perros. Por eso, aunque ésa sea la situación ideal, dado que permite que ambos se ejerciten, muchas veces debe recurrirse a un paseador. Y es que de ninguna manera los canes deben verse privados de la actividad física, ya que ésta es tan importante para las personas como para las mascotas. Asimismo, al igual que sucede con los humanos que buscan al profesor adecuado para que los dirija en el correcto desarrollo de la rutina de ejercicios, quien esté a la cabeza de la caminata perruna debe ser una persona idónea para ese trabajo. ¿Cómo saberlo? Teniendo en cuenta los siguientes consejos.

Aspectos a evaluar

Pasear perros es una actividad que requiere conocimiento y profesionalismo:

La persona que se dedique a este trabajo debe amar a los animales. Aunque parezca una obviedad, no siempre se cumple, y los perros lo perciben.

Además, debe comprender y respetar el comportamiento canino, y saber cómo actuar ante situaciones inesperadas, o frente a problemas que puedan presentar los perros.

Es importante que el paseador sepa cómo funciona la salud de los perros, cómo debe alimentarlos e hidratarlos durante el paseo, y cuál es la forma correcta en la que deben ejercitarse.

El paseador debe estar en buena forma física.

Para tener en cuenta

Pasear perros tiene sus requisitos:

Existe un Registro de Paseadores que regula esta actividad y establece determinadas obligaciones.

Los paseadores que paseen más de tres perros al mismo tiempo, deben inscribirse en dicho registro, y la cantidad máxima que pueden pasear es de ocho animales.

Los perros deben ser llevados con correa y collar. Sólo pueden estar sueltos en los lugares autorizados llamados caniles.

No está permitido atar a los perros a árboles, monumentos, postes de señalización o mobiliario urbano.

Los paseadores son responsables de la seguridad de los perros que pasean, y deben darles agua, levantar sus desechos y asegurarse de que estén vacunados.

Cómo mejorar la sexualidad en las vacaciones

Algunos dicen que la época del descanso es una oportunidad óptima para ponerse al día con una vida sexual relegada durante el año. Otros opinan lo contrario, alegando que la presencia de los hijos, amigos, etc. o a las actividades recreativas son un obstáculo para ello. Veamos qué nos dice la especialista.

Doctora Literat ¿la sexualidad mejora durante las vacaciones?

La sexualidad puede mejorar en la medida en que la pareja se lo proponga y no esté esperando pasivamente que se produzcan milagros hormonales y emocionales mientras no hacen nada diferente de lo que suelen hacer durante el año. Si bien es cierto que estar en un lugar estimulante y con mayor tiempo libre ayudan, tanto como la sensación corporal de libertad y el contacto sensorial con la naturaleza, si la cabeza permanece enfocada en “cumplir el programa propuesto en familia”, la sexualidad vuelve a ocupar un lugar secundario, como sucede durante el año.

¿Cómo puede una pareja enfocarse en el sexo si está rodeada de familia y de actividades?

En primer lugar deben priorizar su encuentro íntimo, como una actividad necesaria y saludable para la pareja, tal vez más que hacer la cola durante horas para ver un espectáculo. Si tienen la suerte de contar con familiares ó amigos que puedan hacerse cargo ocasionalmente de los más chicos, deberían hacer uso de ese recurso y si no, en algún momento los chicos se van a dormir, o están en alguna actividad acompañados por algún mayor de confianza. Es cuestión de saber buscar el momento.

Lo que muchas veces pasa es que ese tipo de encuentro parece forzado y no se sienten ganas…

Por eso dije antes que no deben esperarse milagros hormonales; las ganas aparecen cuando las personas piensan en la posibilidad del encuentro e imaginan una situación que después concretan; hay que ponerse a planificar y después actuar. El cuerpo y la mente no están en el canal Venus durante el día, pero hay un momento en que debemos buscarlo y sintonizarlo concientemente, las ganas vendrán durante el proceso.

Además, si durante el año hubo problemas, existe el temor de que se repitan.

Si los problemas existieron en los aspectos no sexuales, hablar previamente los temas, aclarar situaciones y pedir disculpas sería lo deseable para encarar la intimidad sin rencores ni cuentas pendientes. Si el problema era de orden sexual y no fueron a una consulta para solucionarlo, igualmente pueden disfrutar de momentos de intimidad sin exigencias mutuas y brindándose uno al otro lo mejor que ambos pueden dar. Sería deseable que dicha actividad sexual los aliente a proponerse mutuamente buscar una solución profesional al regresar a casa.

Doctora, muchas veces el orgullo y el amor propio ó el enojo por cuestiones sucedidas durantre el año no permiten esos acercamientos.

No puede existir un encuentro satisfactorio de los cuerpos si primero no hay una sintonía de las almas, de las emociones. Las parejas convivientes, en su mayoría no pueden disociarse y actuar mecánicamente, teniendo genitalidad y nada más; por más orgullo que tengan, hay que aclarar las cosas y pedirse disculpas si corresponde. Si no ¿hasta cuando arrastrarán los resentimientos como una mochila pesada que les impide ser una pareja bien avenida?

¿Qué clase de vacaciones tendrán con sentimientos de rabia? Además de manifestarlo a los hijos de un modo ú otro, lo cual es muy negativo, para la misma pareja es una mala inversión compartir tiempo libre en medio de una guerra silenciosa.

Si el caso fuera simplemente que tomar la iniciativa sexual les da vergüenza a ambos por falta de práctica ¿cómo se soluciona?

En ese caso, deben actuar como si fueran dos personas que se conocen por primera vez y desean llamar su mutua atención para atraer al otro y conquistarlo. Los hombres y las mujeres saben muy bien como seducir cuando quieren. Háganlo entonces con su propia pareja y verán que los resultados los sorprenderán. Además cuentan con la ventaja de saber lo que le gusta al otro, ¡aprovéchenla! Y no anden especulando con quién es el primero en tomar la iniciativa, simplemente háganlo, ahora mismo.

10 consejos sobre alimentación infantil

1. Fundamental:  la lactancia materna

La leche materna es el primer alimento para los lactantes. Se recomienda iniciar la lactancia materna en la primera hora de vida, y mantenerla como única forma de alimentación durante los 6 meses siguientes. A partir de entonces se recomienda seguir con la lactancia materna hasta los 2 años o más, complementada adecuadamente con otros alimentos, ya que la leche materna deja de ser suficiente para atender las necesidades nutricionales del lactante.

2. Cocinar bien los alimentos

Muchos alimentos crudos (en particular el pollo y la carne) pueden estar contaminados por agentes patógenos. Estos pueden eliminarse si se cocina bien el alimento.

3.Consumir inmediatamente los alimentos cocinados

Cuando los alimentos cocinados se enfrían a la temperatura ambiente, los microbios empiezan a proliferar. Para no correr riesgos, conviene comer los alimentos luego de cocinarlos.

4. Guardar con cuidado los alimentos cocinados

Si se quiere tener en reserva alimentos cocidos, o simplemente guardar las sobras, hay que prever su almacenamiento. En el caso de alimentos para lactantes, lo mejor es no guardarlos.

5. Recalentar bien los alimentos cocinados

Esta regla es la mejor medida de protección contra los microbios que pueden haber proliferado durante su almacenamiento. Un buen recalentamiento implica que todas las partes del alimento alcancen al menos una temperatura de 70ºC.

6. Evitar el contacto entre alimentos crudos y cocidos

Un alimento bien cocido puede contaminarse si tiene el más mínimo contacto con alimentos crudos. Esta contaminación cruzada puede ser directa, como sucede con la carne cruda de pollo o de vaca que entra en contacto con alimentos cocidos. La contaminación también puede ser indirecta por ejemplo, no hay que preparar jamás un pollo crudo y utilizar después la misma tabla y cuchillo para cortar el ave cocida; porque podrían reaparecer los riesgos de contaminación.

7. Lavarse bien las manos

Hay que higienizarse bien las manos antes de empezar a preparar los alimentos y después de cualquier interrupción. Si se ha estado preparando alimentos crudos, como pescado, carne, o pollo, habrá que lavarse las manos antes de manipular otros productos alimenticios.

8. Mantener limpias todas las superficies de la cocina

Como los alimentos se contaminan fácilmente, conviene mantener perfectamente limpias todas las superficies utilizadas para prepararlos. Los paños que entren en contacto con platos o utensilios se deben mantener limpios y desinfectados.

9. Mantener los alimentos fuera del alcance de insectos, roedores y otros animales

La mejor medida de protección es guardar los alimentos en recipientes bien cerrados.

10. Utilizar agua potable

El agua potable es tan importante para preparar los alimentos como para beber. Si el suministro hídrico no inspira confianza, conviene hervirla. Importa sobre todo tener cuidado con el agua utilizada para preparar la comida de los lactantes.

Asesoramiento: Dra. Meni Battaglia, asesora médica de ANI, Asociación de Nutrición Infantil.

Medicamentos: ¿Es peligroso tomar varios a la vez? Cómo evitar los riesgos

Cuando hay que hacer un tratamiento prolongado con varios medicamentos, el médico se encarga de investigar si hay algún tipo de interacción inadecuada entre ellos. Pero como también puede haber contraindicaciones con alimentos, sustancias de consumo diario y hasta de nuestro estado físico, es importante revelarle al doctor todo lo que tomamos.

Para lograr que los medicamentos sean efectivos y no produzcan efectos indeseados, primero hay que conocer las posibles consecuencias de combinarlos entre sí o con otras sustancias y alimentos. A veces, las más cotidianas pueden ser fuente de contraindicación. Por eso es importante tener en cuenta que si estamos tomando alguna medicación, saber qué pasa si también consumimos:

ALCOHOL

  • Su efecto es generalmente de potenciación: el alcohol intensifica en gran medida la actividad de sedantes, hipnóticos, anticonvulsivos, antidepresivos, ansiolíticos y analgésicos opioides.
  • También puede interferir en las acciones terapéuticas de una gran variedad de fármacos.
  • En otros casos, provoca sensación de intenso calor, sofocos y malestar general.
  • Lo importante es prevenir estos riesgos y consultar con el médico o farmacéutico si se puede tomar alcohol con la medicación prescripta.

ALIMENTACIÓN

  • Los medicamentos tienen indicaciones específicas en cuanto a su administración junto a las comidas o alejadas de ellas.
  • Algunos alimentos pueden potenciar, retardar o reducir la absorción de fármacos.
  • También es conveniente reducir la ingesta de cafeína. Por ejemplo, si se ingieren estimulantes, consumir demasiada cafeína puede causar nerviosidad, irritabilidad e insomnio.

TABACO

El cigarrillo puede alterar las propiedades de muchos fármacos. Entre las principales drogas que interaccionan con el tabaco figuran:

  • Los anticoagulantes, en este caso, las necesidades posológicas de heparina son un 18 % superiores en los fumadores.
  • Con los antidiabéticos, son necesarias dosis de insulina entre el 15 % y el 20 % superiores.
  • Con los antiulcerosos, el tabaco puede agravar la úlcera péptica y disminuir la actividad del fármaco.
  • Con los broncodilatadores, como la teofilina, los fumadores requieren dosis entre un 25 % a un 33 % mayores que los no fumadores.

Columna de opinión

Por Dr. Rubén Iannantuono – MN 54992 Médico especialista en Farmacología (UBA). Docente de la 1ra. Cátedra de Farmacología de la Facultad de Medicina de la UBA

1-¿Se pueden evitar las interacciones negativas en los medicamentos cuando un paciente encara más de un tratamiento?

-Los medicamentos pueden interaccionar con otras medicaciones, con alimentos o con otros tratamientos. Las interacciones medicamentosas descriptas se cuentan por miles. Sin embargo, afortunadamente sólo un número limitado de ellas tiene repercusión clínica. Una interacción medicamento-medicamento o medicamento-alimento debe ser considerada clínicamente importante si origina un efecto adverso (por ejemplo, aumento de la toxicidad de fármaco por efecto de otro) y/o puede potencialmente originar un efecto adverso grave o letal (no conviene esperar la demostración).

Algunas de las conductas que disminuyen el riesgo de interacciones adversas:

  • Individualización de la dosis. Adaptar la dosis de cada fármaco a cada paciente.
  • Buscar la mínima dosis efectiva de cada fármaco
  • Utilizar un número limitado de fármacos. Es la única manera de poder “manejarlos” y estar adecuadamente informado sobre cada uno de ellos.
  • Comunicar al médico todas las tisanas y/o medicamentos que está tomando (de venta libre o de venta bajo receta).
  • Evitar la autoprescripción (mal llamada, automedicación).

2- Cuando el médico nos pregunta qué medicación estamos tomando, ¿debemos decirle también los productos de venta libre como suplementos dietarios, vitaminas? 

-La frecuencia de reacciones adversas se incrementa rápidamente a medida que aumenta el número de drogas administradas a un mismo paciente. La suma matemática de fármacos que se toman simultáneamente se correlaciona con un aumento geométrico del riesgo de interacciones medicamentosas adversas. Para que quede claro, tomar tres fármacos simultáneamente no significa que el riesgo resulta de la sumatoria de los riesgos de cada uno sino mucho más.

3. ¿Y las infusiones dietéticas, los té medicinales también pueden interactuar? 

-Las infusiones dietéticas, hierbas o tés medicinales tienen principios activos que pueden interactuar adversamente con otros medicamentos. Sin ir más lejos, el café tiene cafeína. La cafeína forma parte de distintos medicamentos para el tratamiento del dolor y es “per se” una sustancia estimulante del sistema nervioso central. El chocolate tiene teobromina. La teobromina es un alcaloide del grupo de las xantina al igual que la cafeína y la teofilina.

Otro ejemplo puede ser el de la llamada hierba de San Juan (Hypericum perforatum) que se ha asociado, entre otros usos, al tratamiento de depresiones leves o moderadas por su efecto tranquilizante y porque ayudaría a equilibrar el sistema nervioso. Este, como muchos otros de los llamados “medicamentos naturales” se asocian con efectos secundarios y con el riesgo de interacciones medicamentosas adversas. No debe combinarse con medicamentos antidepresivos inhibidores MAO (monoamina oxidasa) y también puede reducir el efecto de las píldoras anticonceptivas. A su vez, su uso puede estar asociado a mareos, malestares gastrointestinales, dolor de cabeza, cansancio, somnolencia y fotosensibilidad (aumento de la sensibilidad de la piel a la luz solar) entre otros. Siempre se debe consultar a un médico antes de ingerir suplementos a base de hierbas medicinales.

4-¿Sustancias como el alcohol, el tabaco y otras de consumo personal, también pueden ser contraindicados con determinadas drogas? 

-Obviamente que sí. El alcohol, por ejemplo, puede potenciar el efecto de ansiolíticos y sedantes. El tabaco interfiere adversamente con el metabolismo de muchos fármacos tales como antidepresivos tricíclicos, benzodiazepinas, antipsicóticos, cafeína, paracetamol y anticoagulantes orales, entre otros fármacos.

A tener en cuenta

  • Use los medicamentos bajo el control de un médico.
  • Evite la autoprescripción.
  • Lea siempre el prospecto antes de tomarlo.
  • Cuando su médico le recete una nueva medicina, mencione todas las que usted toma con receta médica o sin ella ( esto incluye a los suplementos dietéticos y vitaminas).
  • No olvide mencionar los alimentos que consume.
  • Lleve todo anotado y tome nota de las recomendaciones de su médico.
  • Chequee cada tanto la medicación que consume con su médico para ver si es necesario una modificación.
  • Es preferible que adquiera todos los medicamentos en una misma farmacia a fin de que se pueda mantener un registro completo sobre su perfil farmacológico y, de este modo, el farmacéutico puede controlar las posibles interacciones.

Los ganglios: preguntas y respuestas

Los ganglios se encuentran en todo el cuerpo y cumplen una función muy importante al remover bacterias y virus del organismo. El doctor Roberto Fayanás Jefe del Programa de Medicina Interna del Hospital de Clínicas José de San Martín, nos explica su funcionamiento y el tratamiento indicado ante una inflamación.

-¿Qué son los ganglios y cuáles son sus características principales?

Los ganglios linfáticos son órganos del sistema inmunitario, una serie de glándulas unidas entre sí por medio de una espesa red de vasos que corre paralela a las venas de la sangre y que se llama sistema linfático.

-¿Cuántos ganglios hay y en que parte del cuerpo se ubican?

En el organismo hay alrededor de 100 ganglios linfáticos que se encuentran a lo largo del cuerpo y son una parte importante del sistema inmunitario. Las principales zonas en las que se ubican son las axilas, el cuello, detrás de los oídos, en la ingle y en la nuca.

-¿Cuál es la función de los ganglios?

Los ganglios actúan como filtros del sistema linfático. Limpian el fluido linfático y los linfocitos, removiendo las bacterias, virus y otras sustancias extrañas. Además, son responsables de la fabricación y almacenamiento de las células llamadas linfocitos, que protegen de las infecciones.

-¿Por qué se inflaman los ganglios?

Cuando se presenta una infección, los ganglios pueden aumentar de tamaño y doler, como sucede con los del cuello cuando hay una inflamación de los oídos o de la garganta. La congestión de los ganglios indica que están trabajando al máximo. Si la inflamación persiste más de dos semanas sin que exista una causa aparente, es necesario que lo investigue un médico.

-¿Qué diferencia hay entre una inflamación normal de los ganglios a una preocupante?

La clave para distinguirlas es la combinación de varios factores: hay que visitar al médico si el bulto se mantiene durante más de una semana, si la zona está roja y caliente, si el ganglio está duro, es irregular y no se mueve, si se acompaña de fiebre, sudoración, pérdida de peso o dolor en las articulaciones, o si el ganglio mide más de un centímetro de diámetro.

-¿Cómo se diagnostica la presencia de un ganglio inflamado?

Para determinar la causa exacta de su aparición, el médico debe hacer un examen exhaustivo que puede ir acompañado de un análisis de sangre. En el caso de que esto no arroje resultados concluyentes y el ganglio permanezca inflamado durante mucho tiempo, se puede recomendar hacer una ecografía para determinar su estructura o incluso una biopsia, para descartar así que se trate de un tumor.

-¿Qué factores hay que tener en cuenta al momento del diagnóstico?

Algunos medicamentos pueden provocar reacciones de hipersensibilidad por lo que hay que considerar si se tomó alguno. Además, hay que tener en cuenta si se ha padecido la picadura de un insecto o hay alguna herida en el cuerpo. Viajes a otros países son otro elemento a tener en cuenta por el riesgo de haber adquirido alguna infección específica de la zona.

-¿Cuál es el tratamiento indicado para los ganglios inflamados?

El tratamiento de los ganglios linfáticos inflamados se centra en tratar la causa. Por ejemplo, una infección bacteriana puede tratarse con antibióticos, mientras que una infección viral por lo general desaparece por sí misma. Si se sospecha que hay cáncer, podría hacerse una biopsia para confirmar el diagnóstico.

-¿Por qué los ganglios se inflaman más en los niños?

El aumento de tamaño de los ganglios linfáticos es más evidente en los niños que en los adultos ya que su sistema inmunitario no ha desarrollado las defensas especificas para cada posible tipo de agente patógeno presente en el ambiente. Al todavía no haber alcanzado su madurez, el sistema inmunitario de los chicos trabaja al máximo y por eso los ganglios se hinchan con mayor frecuencia.

-¿Se puede prevenir la inflamación de un ganglio?

Prevenir la aparición de un ganglio inflamado es cuestión de evitar que aparezca la enfermedad que lo produce. No existe prueba de algún elemento que permita prevenir la inflamación. Por ejemplo, un ganglio inflamado en la axila por cáncer de mama sólo puede evitarse si se realizan controles periódicos y se diagnostica de manera precoz.

Las causas, según la ubicación

Los ganglios linfáticos de una determinada región del cuerpo suelen inflamarse cuando surge un problema en o cerca del ganglio. Entre ellos, se destacan:

-En la nuca: Se debe casi siempre a infecciones del cuero cabelludo, traumatismos en la cabeza o a la rubéola.

-Debajo de las orejas: Puede indicar una infección en el oído o en las amígdalas, que aumentan de tamaño y pueden estar recubiertas por placas de pus.

-Debajo de las axilas: La inflamación pueden deberse a una herida en el brazo, la mano o el pecho.

-Debajo de la mandíbula: El causante es una inflamación en la boca o caries en los dientes.

-En la ingle: La hinchazón suele indicar una inflamación de los genitales o una infección causada por una herida en la pierna o en el pie.

Terapias alternativas para el dolor de espalda

Opciones para aliviarlo en casa y de forma natural.

Los nervios y el estrés suelen refugiarse en la espalda provocando dolor. Todas las personas han convivido alguna vez con este malestar, o lo hacen de forma habitual. Pero resignarse no es la solución: muchas terapias naturales pueden ayudarnos a calmarlo y a sentirnos livianos y felices.

Respiración:

En su casa, en la oficina e incluso en un embotellamiento, esta técnica puede ponerse en práctica fácilmente y revitaliza la espalda liberando el estrés y la tensión:

  • Siéntese con la espalda derecha, en una postura correcta en la que se sienta cómodo.
  • Coloque las manos sobre su abdomen y la caja torácica para sentir sus movimientos al respirar.
  • Inspire profundamente, retenga el aire por unos segundos y suéltelo lentamente.
  • Hágalo varias veces, concentrándose en la respiración y en cómo suben y bajan el abdomen y el diafragma.

Visualización:

  • Relajarse es fundamental si de combatir el dolor de espalda se trata, y las visualizaciones son muy efectivas para tal fin, en especial cuando el malestar no lo deja dormir o lo despierta por la noche.
  • Cierre los ojos e imagínese en un ambiente apacible y relajante, preferentemente natural, realizando alguna actividad que el dolor no le permitiría hacer. Por ejemplo, cortando flores o trepando a un árbol si está en un bosque, esquiando si está en la nieve, etc. Lo importante es que se vea a usted mismo desarrollando una tarea sin sentir dolor. Intente vivir esa imagen al punto de poder incluir a sus cinco sentidos: disfrute del olor de las plantas o del sonido del mar.
  • Otra visualización efectiva es aquella en la que se detecta el dolor, y se imagina cómo se lo guarda en un cofre y se lo arroja al mar, deshaciéndose de él.
  • También puede combinarse esta técnica con la respiración: al inspirar, imagine cómo el aire se dirige hacia la zona afectada, encapsula el dolor relajando los músculos, y se lo lleva con él al espirar.

Tai chi:

  • Esta disciplina puede realizarse a cualquier edad y es especialmente efectiva para aliviar los dolores de espalda, relajarse y armonizar mente y cuerpo.
  • Su práctica consiste en la realización de movimientos lentos y fluidos, combinados con ejercicios de respiración y estiramiento.
  • Sus posiciones ayudan a fortalecer los músculos y mejorar la postura. Además, no requieren movimientos bruscos o forzados.
  • Dado que con esta técnica se aprende a tomar conciencia del propio cuerpo y a relajar los músculos y los pensamientos, es ideal para quienes sufren dolores de espalda por motivos tales como estrés o mala postura.

Aromaterapia:

  • Los aceites esenciales tienen propiedades que colaboran en el alivio del dolor de espalda ya sea por sí solos, o reforzando otras técnicas: puede perfumar una habitación mientras realiza ejercicios de relajación o meditación, o incorporarlos a un baño reparador o a un masaje.
  • Algunos de los aceites más efectivos son:
  • Canela: es vigorizante y mitiga el dolor muscular.
  • Romero: activa la circulación y es indicado para calmar dolores agudos.
  • Naranja: elimina el estrés y los dolores musculares dado que es reconfortante y estimulante.
  • Manzanilla: ideal para tratar los dolores de la parte baja de la espalda, ya que posee propiedades analgésicas y antiinflamatorias.
  • Lavanda: es antiestrés, por lo que reduce las tensiones del cuerpo y la mente. Además, gracias a sus propiedades analgésicas, es eficaz para aplicar sobre la zona dolorida.

Hidroterapia:

  • Los baños de agua caliente distienden los músculos de la espalda aliviando así el dolor.
  • Las duchas alternas frías y calientes reducen el malestar y activan la circulación: permanezca un minuto bajo el agua caliente, y luego aplique un chorro de agua fría por treinta segundos. Repita la secuencia tres veces.
  • También puede aplicar compresas sobre la zona afectada:
  • Las frías bajan la inflamación y calman los dolores causados por lesiones: envuelva hielo picado en tela de algodón y aplique.
  • Las calientes no deben usarse si hay inflamación, y son ideales en caso de rigidez localizada: moje la tela en agua bien caliente y aplique.

Reflexología:

  • Los pies son un mapa del cuerpo, y a través de ellos podemos tratar los dolores de espalda.
  • Presionando con el dedo pulgar, recorra el borde interno del pie desde el talón hasta los dedos, y desde el dedo gordo hasta la mitad del empeine, pasando por la almohadilla.
  • Con el pulgar presione un punto en la planta del talón, y arrástrelo hacia la punta del pie. Regrese al talón y repita hasta cubrir toda la planta.

Realizar actividad física y mantener una buena postura es fundamental para prevenir y atenuar el dolor de espalda. Al caminar, al sentarse, al manejar o al estar parado, preste atención a la posición de su cuerpo y corríjala si no es la adecuada. Otros métodos beneficiosos para este malestar son terapias tales como la osteopatía, la quiropraxia, la acupuntura y la homeopatía.

Automasajes con pelotitas de tenis

Los masajes son los mejores amigos de la espalda, y gracias a las pelotitas de tenis es posible que cada uno sea su propio masajista en la tranquilidad de su hogar. Siga estos pasos y deshágase de esa pesada mochila de malestar.

Masaje 1:

  • Acuéstese en el suelo con las piernas flexionadas y los pies apoyados en el piso.
  • Coloque la pelota de tenis debajo de la zona dolorida.
  • Concentre todo el peso del cuerpo en la pelota y muévase lentamente hacia atrás y hacia delante.
  • Este masaje es ideal para las lumbares.

Masaje 2:

  • Tome dos pelotas de tenis, colóquelas en una media y átela.
  • Acuéstese en el suelo y ubíquelas debajo de la espalda, a la altura media del tórax.
  • Sin arquear la espalda y manteniendo los músculos abdominales firmes, muévase lentamente sobre las pelotitas, masajeando desde la parte media del tórax, hasta la región lumbar.
  • Este masaje es ideal para las dorsales, y puede también realizarse con un rodillo de aproximadamente 15 cm de diámetro y 90 cm de largo.

Masaje 3:

  • Coloque una pelotita de tenis entre su espalda y la pared, y apóyese sobre ella con las rodillas flexionadas.
  • Comience a moverse de modo que la pelotita se deslice por toda la espalda.
  • Si la pelotita pasa por una zona muy dolorida, deténgase y mantenga la pelota sobre el área afectada.
  • Si bien al principio sentirá dolor, poco a poco éste irá desapareciendo, y usted podrá continuar con el masaje.

Masaje 4:

  • Parado, coloque una pelotita de tenis debajo de la almohadilla del pie (la zona más carnosa ubicada en la parte anterior del pie).
  • Apóyese sobre ella y mueva el pie suavemente de un lado al otro por tres minutos.
  • Repita la acción con la pelota en la parte media del pie, y finalmente con la pelota bajo el talón.
  • Este masaje se combina con la reflexología, y a través del pie relaja el sistema nervioso, el cuello y los hombros.

Cefaleas: Mitos y verdades

La cefalea es una sensación subjetiva de percibir dolor de cabeza. En torno a este problema, surgen varias creencias falsas y otras verdaderas, relacionadas con los alimentos, el ejercicio físico y el uso de píldoras anticonceptivas, entre otras. La consulta a especialistas es fundamental para prevenir los dolores.

La cefalea aparece mencionada en la antigüedad, en manuscritos de varios años antes de Cristo. Ya desde la época de Hipócrates, el padre de la medicina, describió la migraña clásica y fueron numerosos personajes relevantes de la historia los que han sufrido de jaquecas: Julio César, Miguel de Cervantes Saavedra, León Tolstoi, Charles Darwin y el hasta el mismo Sigmund Freud.

La cefalea es una sensación subjetiva de percibir dolor de cabeza, experiencia que si bien para algunas personas es un síntoma episódico, para otras es una manifestación de una enfermedad crónica e invalidante. La padece entre el 20 y el 30% de la población adulta.

Tipos de cefaleas

Aunque de manera informal uno dice que tiene dolor de cabeza, se distinguen tres tipos:

  • Migraña: es una cefalea crónica recurrente que aparece antes de los 30 años y que afecta más a las mujeres que a los hombres. Tiene una fuerte asociación familiar que sugiere un importante componente genético. En el 70% de los casos, hay factores desencadenantes que pueden ser psicológicos, biológicos o ambientales. Las causas más frecuentes son los trastornos del sueño, factores dietéticos y el esfuerzo físicos.
  • Cefalea tensional: es la más común y no incapacita al paciente en sus actividades cotidianas. Tiene entre sus factores desencadenantes el estrés, la falta de actividad física y las posturas anormales.
  • Cefalea en racimos o de Horton: generalmente, aparece en varones de 20 a 50 años por ciclos llamados períodos racimos. Aparece en horario nocturno despertando al paciente entre 1 y 2 horas después de haberse dormido.

¿Cómo es el tratamiento?

Existen dos tipos de tratamiento:

1) Farmacológico

Se vale de medicamentos para ser administrados en dos formas:

  • Para abortar el dolor en el momento de la crisis, se alivia al paciente durante el ataque doloroso, llegándose a indicar internación en aquellos que no respondan a la medicación y en aquellos que tengan cefaleas muy intensas e incapacitantes.
  • Se utilizan drogas que, administrándose en forma prolongada, permanente y diaria, evitarían la aparición de esas crisis (es el llamado tratamiento profiláctico o preventivo de las cefaleas).

2) No farmacológico

Se emplea en los pacientes que no pueden recibir drogas por sus efectos tóxicos o en los casos en los cuales las mismas han fracasado. Se basan en numerosas y variadas medidas de terapia física, acupuntura y psicoterapia. Estos son tratamientos prolongados, que duran meses y requieren de mucha paciencia y constancia.

Fuente:

  • Doctora Isabel Villamayor, de la Dirección de Salud y Asistencia Social de la UBA.

CEFALEAS: MITOS Y VERDADES

1- “El dolor de cabeza es síntoma de otras enfermedades”

De acuerdo a Bibiana Saravia, Jefa de Gabinete de Cefaleas del Hospital Ramos Mejía, el dolor de cabeza puede ser secundario a otras enfermedades, tales como fiebre, artrosis de cuello, sinusitis, infecciones y tumores, entre otras, o puede ser primario y ser él mismo la enfermedad. Las más frecuentes, sin embargo, son las cefaleas primarias.

2- “Los ataques de hígado es una señal de la cefalea”

Es un mito. Los ataques de hígado, náuseas, vómitos son la manifestación de un cerebro alterado por sustancias o alimentos que después de haber pasado por el hígado producen dolor de cabeza.

3- “A veces, luego de la relación sexual, me duele la cabeza”

Es cierto que en algunos casos, las relaciones sexuales son un desencadenante del dolor de cabeza. Ciertas personas pueden presentar malformaciones a nivel cerebral, y por lo tanto pueden tener síntomas durante la actividad sexual. Sin embargo, son muy pocos los que lo sufren.

4- “Tomar anticonceptivos orales puede provocarme dolores de cabeza”

De acuerdo a León Fisch, director del Centro del Dolor de Cabeza de Buenos Aires, “en las mujeres que padecen dolor de cabeza aumentado en el ciclo menstrual, los anticonceptivos son desencadenantes del dolor. En las otras mujeres que no padecen dolor antes, durante y después de la menstruación, el anticonceptivo no provoca dolor.

5- “La cefalea, sobre todo, es un problema de mujeres”

Las cefaleas ocurren en ambos sexos, con mayor frecuencia en las mujeres por los factores hormonales como menstruación, ovulación y menopausia. Lo que ocurre es que los ciclos menstruales tienen una incidencia en las migrañas: hay una baja en sangre de estrógeno, y eso llega al cerebro y provoca dolor, porque hay un cambio de concentración de hormonas en la sangre. De acuerdo a estudios locales realizados en el Hospital Ramos Mejía, cada un hombre que sufre migraña, son cuatro mujeres las que la padecen.

6- “Algunos alimentos pueden provocarme dolores de cabeza”

Algunos alimentos como chocolate en exceso, edulcorantes, conservantes y quesos añejados pueden dar dolor de cabeza ya que actúan como irritantes de las zonas que desencadena la migraña. Si usted cree que, por ejemplo, la banana o el alcohol son desencadenantes del dolor, debe repetir su consumo a los 10 días, la misma marca y cantidad que la primera vez. Cuando se produce el dolor en el segundo período, se confirma que ese alimento o bebida es desencadenante del dolor. Esa respuesta del cerebro es genética y por ahora no tiene explicación.

7- “Hacer mucho ejercicio físico ayuda a reducir la frecuencia y la intensidad de las cefaleas”

No es una regla general. En algunos pacientes, hacer mucho ejercicio físico mejora el dolor de cabeza, en otros empeora. Un esfuerzo físico de cualquier índole, en general a los pacientes los empeoran, pero los que están deprimidos se mejoran. Un ejercicio físico moderado puede ayudar, como por ejemplo caminar en horas de que no haya mucha luz y natación con agua que no sea muy caliente. Lo ideal es hacer cualquier actividad que no produzca dolor de cabeza y que sea siempre con una limitación.

8- “El dolor de cabeza no se puede prevenir”

Es una falsa creencia. Existen tratamientos preventivos para las cefaleas primarias. La migraña se produce por una híper excitabilidad de grupos neuronales cerebrales, por lo tanto lo que hace la medicación es disminuir esta sensibilidad y hacer que el cerebro reaccione menos a los estímulos. Además, a veces los dolores de cabeza presentan un aviso que se llama aura, que puede aparecer media o veinte minutos antes del dolor. El aviso puede ser por estrellitas, por visión nublada, zigzagueos o porque media visión no la tienen, pero es pasajero. Ese tipo de dolor de cabeza es más severo que el dolor de cabeza común sin aura.

9- “Los calmantes me ayudan a palear el dolor de cabeza”

Los calmantes ayudan al dolor, pero producen acostumbramiento cuando se consumen dos o más veces por semana. En el cerebro, hay millones de receptores, y el calmante ocupa un lugar prioritario. “Se aconseja sacar lentamente el calmante, y a medida que el cerebro lo deja, permite la entrada de los remedios preventivos. El calmante solo lo utilizará esporádicamente una o dos veces al mes, por lo tanto no generará adicción”, dice Fisch.

10- “El masaje, yoga, relajación, acupuntura son beneficiosos”

Las terapias alternativas son beneficiosas para el dolor de cabeza como complemento, porque ayudan a tratar el estrés que actúa como desencadenante de la cefalea. Sin embargo, no soluciona el problema.

11- “La cefalea tiene cura”

La cefalea es una enfermedad genética, y no tiene cura. Sin embargo, se puede vivir bien con el tratamiento preventivo actual, no se habla de curación pero sí de prevenir el dolor.

Causas del dolor

Las cefaleas primarias son producidas por múltiples factores, entre las que se encuentran la genética, una mayor sensibilidad, o alteraciones de la regulación del dolor a nivel del sistema nervioso central.

Para tener en cuenta

  • Lleve un “diario de cefaleas”, una constancia diaria por escrito de la aparición de los dolores. Esto permite determinar su relación con otros acontecimientos como la menstruación.
  • Es fundamental realizar actividad física aeróbica e hidratarse bien. Haga una actividad que disfrute, como caminar, nadar, bailar, andar en bicicleta. Evite actividades competitivas y estresantes.
  • Tenga hábitos de sueño regular.
  • Entre los fármacos disponibles actualmente se encuentran numerosas drogas eficaces, seguras y accesibles.